“LA CREATIVIDAD ES CONTAGIOSA, PÁSALA”

Shakespeare

COMPARTIR

Facebook
Twitter

Si en casa desde pequeño te dicen que eres un niño “muy creativo” y tu entorno te apoya ¿qué haces? Simplemente, te la crees, no tienes opción y como resultado, serás un adulto “muy creativo”.

Y, si además tienes carencias o algunas dificultades en la niñez, y no te dan el pescado en la boca, más bien, ¿te enseñan a pescar? ¿en quién te conviertes? en alguien capaz de resolver problemas en momentos de crisis, y a final de cuentas, esto es la creatividad.

 

Karla Aparicio

 

Muchas historias míticas y canciones de todas las épocas, han sido inspiradas por un drama o por un desamor, lo bueno de esto, es que al final han servido como catarsis para crear verdaderas joyas en el arte. La psicología, sostiene que mucha gente es capaz de emplear las dificultades y los traumas que sufrieron de pequeños para aumentar su creatividad. En concreto, se ha descubierto que los traumas pueden contribuir a que la gente desarrolle las áreas encargadas de las relaciones interpersonales, de la espiritualidad, el aprecio por la vida, la fuerza personal y lo que es más importante para la creatividad: la capacidad de exprimir al máximo las posibilidades que te ofrece la vida.

En estos tiempos de crisis mundial, de confusión y de dificultad en todos los aspectos, es aquí donde no podemos ocultar “de qué estamos hechos”, nos damos cuenta que hay dos tipos de personas: las que se paralizan, y otras, que son las que salen adelante, las que saben aprovechar los problemas que les plantea la vida, y hasta algunos convierten la crisis en una oportunidad. Esto, nos habla de los creativos y de los no tan creativos.

 

LA CREATIVIDAD ES CONTAGIOSA, PÁSALA (Shakespeare) 

Aunque existen seres altamente creativos y otros no tanto, todos nacemos con una capacidad creativa, que puede ser estimulada o no. Por lo tanto, la creatividad puede ser desarrollada y mejorada, como pueden serlo también todas las capacidades humanas.

Si bien, no somos Shakespeare, siempre podremos trabajar para aumentar nuestra capacidad creativa. Todo está al alcance de nuestra mano, solo tenemos que sacudirnos, armarnos de valor y buscar cosas nuevas. Porque una vida creativa, se construye a medida que avanzamos, así que nunca es tarde para salir de la cueva, que es donde quizá nos sentimos seguros, tal vez no felices, listos para dar los primeros saltos.

 

Karla Aparicio

 
ZONA DE CONFORT

Aparente estado de comodidad que te lleva a la muerte en vida.

¿Cada cuánto te inscribes a nuevos talleres, charlas, presentaciones o cursos?

¿Cada cuándo visitas lugares nuevos?

¿Cada cuándo te arriesgas a probar algo nuevo?

Si no gestionamos nuestra ignorancia, y nos capacitamos, hay que buscar ayuda, será más difícil salir del estancamiento y nos quedaremos haciendo lo mismo de siempre, y por tanto, obteniendo los mismos resultados. ¿Y eso es lo que queremos? Miremos a nuestro alrededor, todo se está moviendo, se está transformando, ¡no nos paralicemos!

Interactuemos con personas positivas y con buenas ideas, sigamos a artistas, diseñadores, pintores, ilusionistas, artesanos, magos, escritores, coachs, y acerquémonos a personas con ideas frescas, diferentes, arriesgadas y positivas. Convivamos más con niños, son maestros en creatividad y contagian su energía.

¿QUÉ NOS PASA CUANDO DESCONOCEMOS ALGO?

Hay que aprovechar la coyuntura de la crisis, para dejar el miedo a equivocarnos, o a hacer el ridículo. Hay que sacar tajada de esta oportunidad que la vida nos da, para reinventarnos, para arriesgarnos, para experimentar nuevas experiencias, en lugar de lamernos las heridas y quedarnos estancados.

Los niños también van a crecer con todo esto, van aprender a adaptarse a nuevas formas de educación; el argumento de “no les gusta la escuela virtual” y no hacerlo, es dejarlos fuera de este crecimiento, porque entonces nuestros hijos reciben un mensaje contrario: “si algo te incomoda, evádelo”, en lugar de convencerlos de que si algo te incomoda hay que enfrentarlo y sacar lo mejor.  Formemos hijos capaces de adaptarse, hijos creativos, resilientes. Hay que llenarles los bolsillos de herramientas para la vida.

Es precisamente el momento de crear, de movernos, de ser más conscientes, de preguntarnos si en verdad estamos donde queremos estar, es momento de no encogernos, es tiempo de enfrentar, de reaccionar, de abrirnos, ¡de vivir vivos!  y quizás tener la vida que siempre hemos deseado, hay que dar el primer paso.

¡Si se puede! La creatividad la tenemos todos.

 

Karla Aparicio

 
ACCIONES QUE LAS PERSONAS CREATIVAS HACEN:

Sueñan despiertos.

Lo observan todo.

Se reservan momentos de soledad.

Saben aprovechar los problemas que les plantea la vida.

Buscan nuevas experiencias.

Se caen y se levantan.

Se arriesgan.

La crisis la vuelven oportunidad.

Se rodean de belleza.

Les gustan los cambios radicales.

Pierden la noción del tiempo.

Meditan.

 

Karla Aparicio

 
¿CUÁNTAS DE ESTAS HACES TÚ?

Creatividad, se llama a la habilidad que permite generar asociaciones nuevas entre conceptos o ideas ya conocidas, para producir soluciones nuevas y originales (que no son necesariamente efectivas).

MISCELÁNEO

Núm. 250 – Septiembre 2020

septiembre 20, 2020
Competencia del Comité contra la desaparición forzada de la ONU

México, Patrimonio de la Humanidad