MAZAMITLA
“Lugar donde se cazan los venados con flechas”

COMPARTIR

Facebook
Twitter

Es un Pueblo Mágico enclavado en el corazón de la Sierra del Tigre, en Jalisco. Por carretera está a dos horas de Guadalajara. Es un lugar lleno de historia, tradición, magia y ensueño que te invita a vivir experiencias inolvidables, y podría decir que es una de las poblaciones más emblemáticas y tradicionales en el occidente del país: con gente amable, una arquitectura serrana, deliciosa gastronomía, fiestas tradicionales memorables, con festividades culturales, entre muchos otros atractivos que hacen de Mazamitla una vivencia mágica.

Mazamitla es un paraíso sumergido en la sierra rodeada por el lago de Chapala. El centro te invita a caminar por sus calles empedradas observando las blancas casas con portones de madera y techos de teja que te harán experimentar una incomparable  quietud y armonía con la naturaleza. En el impresionante bosque que lo rodea podrás disfrutar todo tipo de actividades que resulta increíble para los amantes del ecoturismo y los deportes de aventura.

El nombre de Mazamitla proviene del náhuatl y significa “Lugar donde se cazan los venados con flechas”, y su extensión territorial es de 177.18 km2. Por su belleza natural y folclor es considerado por la Secretaría de Turismo de México como un pueblo mágico, y por sus visitantes como la Suiza Mexicana. El centro histórico de Mazamitla parece salida de una postal.

 

Mazamitla está repleto de acogedoras cabañas para todo tipo de bolsillo. Es una delicia llegar a hospedarse y después recorrer sus seductores paisajes, y ya por la tarde, regresar y encender la chimenea para calentar un poco el aire alpino y sentarse en paz a observar la caída de la noche sobre los pinos y encinos, mientras disfrutas de una bebida que entibie el cuerpo. Tienes una gran cantidad de opciones para escoger entre los pintorescos y cómodos alojamientos de montaña disponibles.

 

Mazamitla es un pueblo para conocer sin prisas, deteniéndose para apreciar cada detalle de sus casas tradicionales, con techos a dos aguas de teja roja, con viejas puertas de madera y balcones volados. Déjate llevar por cualquiera de sus calles hasta la Plaza Municipal José Parres Arias, con sus espacios arbolados y su bello kiosco. Siéntate en un café de la plaza a paladear un antojito, también puedes recorrer las tiendas de productos artesanales que rodean el lugar y adquirir algún souvenir.

 

PARA  PALADEAR

Si Mazamitla te enamora  con sus paisajes también lo hará con su comida, cuenta con un amplio menú, puedes comer desde cocina exquisita de autor en donde cultivan la mayoría de lo que consumen, todo orquestado por un gran chef,  así como un «bote»,  que es un exquisito y suculento caldo de tres carnes (pollo, res y cerdo) con varias verduras. Los cocidos hechos en pulque también son típicos de Mazamitla, como los frijoles puercos que llevan cueritos de puerco y longaniza, cocinados con la ancestral bebida mexicana. La birria en el mercado es deliciosa y nada mejor para refrescarse y endulzarse que un ponche de frutas o con un atole o chocolate. Algo inesperado, fue encontrar un lugarcito con cierto encanto, donde te ofrecen café turco, preparado por un joven recién llegado a Mazamitla originario de Turquía, muy amable y con charla muy amena con su casi perfecto español te invita a comprar y llevar un souvenir de su tierra.

En Mazamitla no dejas de comer, simplemente no puedes, todo es delicioso y a precios muy razonables.

Sus productos regionales van desde frutas en almíbar, ponche de granada o frutos rojos hasta dulces de leche, natas, quesos frescos y maduros que acompañados con un tequila, te harán querer repetir el bocado.

 

LA IGLESIA DE SAN CRISTOBAL

El santo patrono de los viajeros lo es también del Pueblo Mágico de Mazamitla y sus fiestas se celebran con gran regocijo popular durante la segunda semana de julio, teniendo su fecha culminante el 10 de julio, Día de San Cristóbal. La iglesia parroquial de Mazamitla es de líneas eclécticas aunque son visibles las influencias de estilo arquitectónico chino. Sus torres de tres cuerpos están crónicamente rematadas y en el interior se distinguen sus vitrales.

 

FESTIVAL DE LAS FLORES

Esta fiesta cultural tiene lugar durante tres o cuatro fines de semana del mes de octubre y se celebra en honor de la amapola silvestre, símbolo de la flora de Mazamitla. Durante el evento, las calles de Mazamitla se visten con el colorido de la amapola y demás flores que crecen magníficamente en el clima de montaña del pueblo. Los pobladores preparan hermosos arreglos florales y es una excelente oportunidad para que adquieras alguna planta floral para tu jardín. El complemento ideal son los espectáculos musicales y folclóricos.

Así de abundante es la palabra que describe lo mucho que hay que hacer. Temperatura ideal, comida, fiesta, aventura, gente amable y mucha tranquilidad  te esperan en Mazamitla, placeres que habrás de disfrutar y cuando regreses en verdad vas a extrañar su aroma a bosque y su quietud mágica.

MISCELÁNEO

Núm. 248 – Julio 2020

julio 15, 2020
Asuntos destacados del 6 al 10 de julio 2020

Asuntos destacados del 6 al 10 de julio 2020