¡NO GUARDES NADA, SOLO VIVE!

COMPARTIR

Facebook
Twitter

¡No guardes nada, solo vive!

Cada día es una nueva oportunidad de crecer interiormente, dejar ir lo que no es para ti, soltando lo que pesa y te impide avanzar. En tu viaje por la vida debes llevar una maleta ligera que tenga espacio para lo que vas a necesitar. No debes olvidar incluir: amor, agradecimiento, perdón, alegría, bondad y un poco de locura. Baila al ritmo de la música que te haga vibrar, gástate los zapatos en viajes, come sin remordimientos, canta en la ducha, vístete de fiesta, aunque no sea una ocasión especial, corre tras tus sueños, disfruta a tu familia y amigos, atrévete a sentirte libre y con las manos abiertas para recibir lo que el universo te tiene preparado. Conéctate en ese presente maravilloso que te está esperando, actúa con sabiduría desarrollando habilidades emocionales y no te tomes todo tan en serio, simplemente, aprovecha la posibilidad de disfrutar cada instante al máximo.

 

Raquel Estrada

 

No guardes selfies

Mariana se encuentra de viaje y decide tomarse selfies para subirlas al instante en sus redes sociales. El semáforo se pone en rojo. Se está perdiendo de conocer los lugares que visita y disfrutar de la compañía de quienes la acompañan. Su prioridad es salir bien en las fotos y recurre al Photoshop para disimular las imperfecciones en su rostro. Ha dejado de ser ella para mostrar solo su exterior. Tomarse selfies es un fenómeno que está de moda sobre todo entre los jóvenes, pero hay quienes se pierden en un comportamiento obsesivo. No es un problema mental, pero cuando es excesivo, se muestra un diálogo interno negativo con características de baja autoestima, que busca el reconocimiento y que reparen en su apariencia, mostrando un marcado narcisismo y una personalidad perfeccionista. 

 

No guardes amor

El amor es el sentimiento más grande que podemos dar, pero hay personas que les cuesta trabajo expresarlo abiertamente. Un “Te quiero” representa un reto y esto tiene que ver con el miedo al compromiso y quizás no quieren despojarse de su armadura de hierro y que los demás vean su alma desnuda, prefieren mostrar una personalidad dura y también, tiene que ver con su infancia, ya que no les enseñaron a demostrar cariño. Tienden a ser fríos y no saben cómo dejar que salgan los sentimientos atrapados y cuando se dan la oportunidad de manifestar una palabra de amor, pueden llenar un corazón de felicidad.  

 

Raquel Estrada

 

No guardes deudas

Los pasivos en las cuentas contables se ven reflejados en insomnio, en esas largas noches cuando se repara en las deudas. Es un dolor de cabeza cada que se recibe el estado de cuenta bancario y también, cuando se quiere hacer un pago con tarjeta y es declinada. El no llevar un control financiero es una pesadilla, es como caminar con una piedra en el zapato todo el tiempo y quienes más lo sufren, son los compradores compulsivos, cargan en su maleta de vida, deudas, que se convierten en una preocupación excesiva y experimentan trastornos psicológicos del control de impulsos. 

 

No guardes miedos

Los miedos se generan desde la infancia y se convierten en monstruos interiores devoradores, así que, cuando toquen a la puerta hay que enfrentarlos para que no se queden habitando en el interior. Sentir miedo es un sentimiento normal, el problema es cuando se potencializa y no se trabaja en él, hasta convertirse en un gran enemigo que provoca sensaciones desagradables. Mentalmente se crean situaciones que podrían representar peligro y también, existen los miedos irracionales como pueden ser las fobias o hablar en público. El mejor antídoto contra el temor es desafiarlo. 

 

Raquel Estrada

 

No guardes sentimientos negativos 

Es importante gestionar los sentimientos negativos para transformarlos en un beneficio para el estado emocional, por ejemplo: el miedo nos alerta de un peligro y asegura la supervivencia, pero no saberlo manejar, afecta. El odio se puede cambiar en amor, lo importante es reconocer lo que se siente para poder trabajar en ello. Existe también otro desafío cuando se decide perdonar, se libera el ser interior y el más beneficiado es quien otorga el perdón.

 

No guardes hojas en blanco

Hay que disfrutar cada instante y escribir la mejor historia de vida. No hay que guardar hojas en blanco que se transforman en monotonía, es un camino que no lleva a nada y provoca desmotivación. Se puede pintar un paraíso con frases motivacionales para recordarlas en momentos difíciles y un puente que ayude a cruzar cuando aparezcan problemas. También es importante escribir cartas de agradecimiento y enviarlas a quienes hacen de la existencia algo especial, no olvidar decir: “Te quiero, me importas”, será un regalo que llega directo al corazón. Ninguna hoja debe quedar en blanco porque cada una representa la oportunidad de establecer comunicación asertiva y de expresar sentimientos para entender los estados emocionales y poder gestionarlos de forma positiva.

 

“No guardes nada para una ocasión especial, cada día que vives es una ocasión especial”. 



Psicoterapeuta Raquel Estrada

Tanatología, Logoterapia y Prevención del Suicidio

racheles_03@outlook.com

55-55035476

SALUD

Núm. 264 – Noviembre 2021

noviembre 28, 2021
Protección del Patrimonio Cultural

Protección del Patrimonio Cultural