NO MÁS MATILDAS

COMPARTIR

Facebook
Twitter

Los machismos cotidianos (y sin intención de llamarlos “micros”, porque no resultan mínimos) son conductas, gestos, comentarios y acciones con las que convivimos, que estructuralmente son la normalidad en el día a día y que tienen como fin colocar a los hombres por encima de las mujeres.

 

Este tipo de comentarios y conductas, que aprendemos desde la infancia, los vamos reproduciendo en los diferentes ámbitos de nuestra vida. Y son pocas las veces en las que nos detenemos a pensar por qué los estamos repitiendo. Es quizás solo hasta la vida adulta donde haya un proceso (afortunado) de concientización donde nos cuestionemos muchas de las ideas que creemos son propias. En este caso, traigo a tema el concepto erróneo en el que las mujeres no son “buenas para las matemáticas”

Fer Zurita

 

¿Y si Einstein hubiese sido mujer?

Probablemente hoy no sabríamos quién es Einstein. Con esta pregunta comienza la campaña “No more Matildas” (No más Matildas), impulsada por la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT) de España. La iniciativa busca concientizar a la sociedad sobre la poca visibilidad que tienen las mujeres en el ámbito científico, así mismo difundir los nombres de las mujeres de la ciencia que fueron silenciados y olvidados, llevándolos a los libros escolares con la idea de despertar ejemplos y la vocación científica de las niñas. Es probable que si Einstein hubiese nacido mujer, hoy apenas nos sonaría ese apellido. Y es que los méritos de sus descubrimientos se los habría llevado algún compañero de investigación o incluso su marido.

El efecto Matilda ha evitado a muchas científicas aparecer en los libros de historia.

Para denunciar esto, se ha creado una particular colección de cuentos ilustrados gratuitos y en versión PDF, en la que se narra la vida de algunos de los científicos más reconocidos mundialmente con la variante de haber sido mujeres.

 

¿Quién empezó a llamarlas así?

Fue la historiadora de la ciencia, Margaret W. Rossiter quien puso nombre a esta injusticia en honor a Matilda Joslyn Gage, activista de los derechos de las mujeres. Matilda Joslyn Gage fue de las primeras que denunció públicamente la invisibilidad de las mujeres en la ciencia, fue una sufragista y abolicionista de finales del siglo XIX en Estados Unidos que luchó por los derechos de las mujeres y de las minorías.

 

¿Qué es el efecto Matilda y por qué les llaman así a las mujeres que han sido silenciadas?

El Efecto Matilda, señala el olvido de forma consciente y sistemático, los hallazgos de brillantes científicas como Hildegarda de Bingen, Nettie Stevens, Lise Meitner, Marietta Blau o Rosalind Franklin entre muchas otras.

Matilda escribió un ensayo publicado en 1883 con el nombre Woman as an inventor (“Mujeres inventoras”) en el que describe que este patrón de invisibilidad femenina se repetía una y otra vez en la ciencia. Desde el hecho de que los hombres toman el crédito del trabajo de las mujeres, que las mujeres no ganan tantos premios como ellos, que no consiguen empleo en campos científicos o que son recluidas.

Ella misma no pudo escapar del efecto que denunciaba. No porque fuera una inventora opacada por un hombre que le robara crédito, sino porque fue silenciada por sus colegas y no reconocida debidamente por la historia.

La acción de suprimir la contribución de las mujeres en el desarrollo de inventos o en la investigación no es nueva y desafortunadamente ha pasado durante siglos. A la fecha desconocemos mucha de la historia de las grandes mujeres no solo en la ciencia, sino en todos los ámbitos de desarrollo del ser humano. No es casualidad que solo se conozca en términos populares el nombre de Marie Curie (Curie, apellido que en realidad era de Pierre y que ella tomó al encontrar más conveniente utilizar el apellido de matrimonio)

 

Prejuicios y machismos en las aulas…

Es momento de replantear muchas de las profesiones y comentarios que hacemos. Todas las mujeres hemos sido víctimas alguna vez en nuestra vida del mal llamado “micromachismo”. Palabras, actitudes, frases y chistes que se han normalizado en la sociedad y ocultan una profunda violencia de género que obedece a estereotipos y roles que nos son impuestos simplemente por el hecho de ser mujeres.

Como lo es la percepción que tiene la sociedad de que las niñas “son peores en matemáticas, que no tienen visión espacial, que son incapaces, que son muy emocionales”. Si eso te lo están diciendo en tu casa o en el colegio continuamente, terminas creyéndolo, y eso puede llegar a determinar mucho de tu camino de vida.

NUNCA ES TARDE PARA INSPIRAR

La campaña #NoMoreMatildas no solo está respaldado por científicas, sino por escritoras, instituciones y medios de comunicación. La iniciativa incluye la publicación gratuita de cuentos sobre Einstein, Fleming y Schödinger, como si hubiesen sido mujeres, y biografías de científicas reales. Se busca recuperar estas figuras llevándolas a los libros de texto para que despierten con su ejemplo, sus hallazgos y sus aportaciones, la vocación científica de todas esas niñas a las que hasta hoy, se ha hecho pensar que la ciencia era cosa de hombres.

Aplaudo el que se recuperen tantas figuras perdidas, no solo porque es de justicia histórica, sino porque pueden ser modelos y construcciones arquetípicas que cambien para siempre la percepción que tienen las niñas acerca de la ciencia y como podría beneficiar al mundo una equidad y paridad en el mundo científico. 

 
Les comparto el sitio para su descarga, deleite y promuevan su difusión:
www.nomorematildas.com

 

Cuento: “La Hipotética vida de Matilda Einstein”

MISCELÁNEO

Núm. 259 – Junio 2021

junio 19, 2021
Comisión permanente Integración de la Primera Comisión de Gobernación, Puntos Constitucionales y de Justicia

Comisión Permanente Integración de la Primera Comisión de Gobernación, Puntos Constitucionales y de Justicia