PAISAN RUPANICHKIJ

Embajador de Tailandia en México

COMPARTIR

Facebook
Twitter

Tailandia, además de ser una importante economía, es uno de los países que mejor ha lidiado con la pandemia, y respecto a nuestros lazos culturales y económicos, éstos son cada vez más cercanos, de ello charlamos con su embajador, Paisan Rupanichkij.

De entrada, nos comenta que Tailandia y México han fortalecido el vínculo de amistad que tienen desde 1975 con visitas mutuas a todos los niveles, así como importantes tratados que han firmado como el Acuerdo de Cooperación de Aviación y Transportes en 1992, el Acuerdo sobre Cultura y Educación en 2003 y, para conmemorar 30 años de amistad, se estableció una Asociación Estratégica sobre Comercio e Inversión, siendo México un socio estratégico en América Latina. En el ámbito multilateral, han intercambiado, regularmente, apoyo en sus candidaturas a diversas organizaciones internacionales.

 

Paisan Rupanichkij

 

Nos refiere que, de acuerdo con las estadísticas de Tailandia, en 2019, México fue el mayor socio comercial de Tailandia en América Latina y el Caribe con un volumen comercial de tres mil 700 millones de dólares, aunque por el impacto de la pandemia COVID-19, se redujo a 3 mil millones de dólares, 17.52% menos, pasando al segundo lugar. Gran parte del comercio se centra en los sectores automotriz y electrónico, donde ambos países son importantes productores regionales.

 

Un producto tailandés que se ha puesto de moda en diversas partes del mundo, son los grillos comestibles y nos informa, que en febrero pasado, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) aprobó la importación de este alimento, rico en proteínas. “Esperamos ver estos productos de Tailandia en el mercado mexicano. De hecho, el mercado mexicano podría servir como puerta de entrada a los mercados norteamericanos y latinoamericanos para los productores de grillos tailandeses”, comenta el diplomático.

 

No obstante, reconoce que ante la crisis se han detenido las visitas de empresarios de alto nivel, organizadas por la embajada, por lo que, ante la nueva normalidad, se ha optado por reuniones virtuales: “La pandemia COVID-19 ha planteado un importante desafío para mejorar la cooperación empresarial entre Tailandia y México. Su impacto no sólo ha llevado a la reducción de nuestro volumen comercial bilateral, sino también a la interrupción y aplazamiento de actividades comerciales como el intercambio de visitas al sector privado entre los dos países. El desconocimiento de las oportunidades existentes representa otro desafío, es importante trabajar juntos para superarlo”.

 

Paisan Rupanichkij

 

Habla de estrechar lazos: “Tailandia está lista para ser un socio estratégico para el comercio y la inversión con México. Destaca su ubicación estratégica y la política del gobierno de implementar la estrategia Tailandia 4.0 para transformar la economía impulsando la innovación tecnológica con industrias más basadas en el valor agregado, son bienvenidas las inversiones extranjeras, especialmente en industrias de alta tecnología. Gracias a la experiencia de México en estas áreas prioritarias, puede considerar invertir en el Corredor Económico Oriental (EEC), que es el proyecto estrella bajo la estrategia Tailandia 4.0”.

 

Refiere que el gobierno tailandés promueve la economía Bio, Circular and Green (BCG) como un nuevo modelo para impulsar la recuperación económica post-COVID-19. Esto toma en cuenta las fortalezas de esta nación en la agricultura, sus ricos y diversos recursos naturales, así como su geografía física.

 

La estrategia de BCG se centra en promover cuatro industrias con el potencial de promover un crecimiento inclusivo y sostenible, un valor económico combinado de 113 mil millones de dólares, pero el gobierno apunta a aumentar ese valor en un 30 por ciento, es decir, a 147 mil millones de dólares:

1) Agricultura y alimentos destinados a mejorar la productividad y aumentar el valor y estándar de los principales productos agrícolas;

2) Servicios y atención médicos destinados a disminuir el costo de importación de productos farmacéuticos y vacunas;

3) Energía y bioquímicos destinados a promover los estándares de producción de etanol para lograr grados industriales y farmacéuticos, así como producir combustible de etanol para vehículos eléctricos;

4) Turismo y economía recreativa con el objetivo de convertir a Tailandia en un destino turístico de excelencia.

“Las empresas mexicanas con experiencia en estas áreas son bienvenidas a invertir en estos sectores”, expone.

 

Acota que no hay un tratado de libre comercio entre México y Tailandia, pero la nación asiática está interesada en solicitar la adhesión al Acuerdo Global y Progresivo para la Asociación Transpacífica (CPTPP). “En este sentido, Tailandia agradecería, enormemente, el apoyo de México para que podamos facilitar y ampliar aún más el comercio bilateral y la inversión entre nuestros dos países”.

 

Paisan Rupanichkij

 

Culturalmente somos naciones cercanas, explica el embajador: “A pesar de la distancia, Tailandia y México comparten muchas similitudes, sobre todo, culturales. Ambos países son ricos en historia, con culturas únicas y festividades divertidas. También se enorgullecen de su patrimonio gastronómico y de su tolerancia al picante. Como lugar de nacimiento de muchos cultivos populares, tales como el cacao, el aguacate, el chile y la papaya. La influencia de México ha llegado a lo largo y ancho del orbe, su cocina es conocida en todo el mundo. En Tailandia, hay aproximadamente 15-20 restaurantes mexicanos bien reconocidos y su popularidad está aumentando. En el otro extremo, la comida tailandesa también está ganando popularidad en México, ya que hay más de 20 restaurantes tailandeses en todo México, entre ellos cinco en la Ciudad de México.”

 

Siendo Tailandia uno de los destinos más populares en el sudeste asiático, es otro punto de acercamiento, en 2018, alrededor de treinta dos mil mexicanos la visitaron con una estancia promedio de 14-15 días: “La Embajada Real Tailandesa está decidida a facilitar los viajes de los mexicanos de cualquier manera posible. Antes de la pandemia, los viajeros mexicanos eran elegibles para solicitar visa de llegada, lo que facilitaba sus viajes. Lamentablemente, estas medidas han sido suspendidas, temporalmente, debido al COVID-19; sin embargo, los turistas son bienvenidos y pueden solicitar visa para una estancia de 90 días en la Embajada de Tailandia. Esperamos dar la bienvenida a más viajeros mexicanos a Tailandia a medida que la situación mejore a finales de este año”.

 

Tema obligado es la pandemia, donde el manejo de Tailandia ha resultado envidiable, al ser uno de los países menos afectados, Paisan Rupanichkij comenta: “Actuamos muy temprano, ya que somos uno de los principales destinos para los viajeros chinos y registramos el primer caso de infección fuera de China. Desde enero del año pasado, habíamos establecido protocolos de detección exhaustivos para los pasajeros que entraban en Tailandia y una vigilancia comunitaria eficaz a través de redes de funcionarios de salud y voluntarios. La OMS ha identificado varios factores detrás de la exitosa respuesta de Tailandia COVID-19, a saber, un liderazgo sólido que responde a la mejor evidencia científica, un sistema de salud pública eficaz, experiencia previa con brotes pasados y una fuerte colaboración con el sector académico y privado”.

 

“Además, la ciudadanía ha sido consciente de la pandemia y sigue estrictamente las indicaciones como el uso de cubrebocas, medidas sanitarias y el mantenimiento del distanciamiento social. Las encuestas muestran que más del 91 por ciento de los tailandeses usan cubrebocas en público”.

 

Sobre las estrategias para paliar la crisis, destaca: “El gobierno tailandés ha previsto una serie de medidas de apoyo financiero y fiscal para aliviar las dificultades económicas de su población. Los paquetes de subvenciones del gobierno han alentado a la población a comprar más bienes a las pequeñas y medianas empresas para mantener sus negocios en funcionamiento. La industria del turismo, que se había visto terriblemente afectada, también recibió un impulso por la campaña de subvenciones para promover el turismo nacional, donde el gobierno apoya aproximadamente la mitad de los gastos de viaje para los ciudadanos tailandeses”.

 

Concluye con un agradecimiento a nuestros lectores y recomendando el artículo titulado “Taming the Black Swan: Multilateral diplomacy for sustainable growth in the era of disruption” de H.E. Don Pramudwinai, Viceprimer Ministro de Relaciones Exteriores de Tailandia, subrayando la importancia de que la comunidad internacional trabaje conjuntamente para crear un desarrollo sostenible que nos ayude a superar las incertidumbres, los desafíos de las “incógnitas desconocidas” o los “cisnes negros”.

https://image.mfa.go.th/mfa/0/3Vsp0C7LTs/Article_Multilateral_Diplomacy_for_Sustainable_Growth_FINAL_13_Feb_2021.pdf

POLÍTICA

Núm. 259 – Junio 2021

junio 19, 2021
Comisión permanente Integración de la Primera Comisión de Gobernación, Puntos Constitucionales y de Justicia

Comisión Permanente Integración de la Primera Comisión de Gobernación, Puntos Constitucionales y de Justicia