SUBLIMACIÓN O TRANSFORMACIÓN

De la perspectiva Sexual y su energía Vital

COMPARTIR

Facebook
Twitter

La sublimación del sexo

La energía sexual es una manifestación de la energía vital de ti como hombre y de ti como mujer. Entonces, cuando la energía vital se manifiesta biológicamente se transforma en energía sexual, pero esto no es sublimación sexual, es transformación porque si la energía vital se dirige en otra dirección, sublimación no tiene razón de ser: no aplica. La sublimación muchas veces se malinterpreta como el ascenso de la energía sexual de sacro a coronilla.

 

La sublimación del sexo

 

El sexo es el flujo natural de la energía vital en su forma biológica y es la forma más básica porque es el fundamento y no la cima. Cuando el sexo es toda la vida entera, es un desperdicio; es como hacer un cimiento y quedarte ahí sin edificar la casa que va encima del propósito de ese cimiento.

El sexo está bien hasta donde llegue y en las formas en las que lo expreses, pero sí es la única puerta de salida o la única puerta de manifestación de la energía vital resulta destructivo.

 

El sexo es un medio para la transformación de la energía vital manifestada por la energía sexual cuyo fin es el éxtasis que te vincula al plano invisible de lo espiritual fusionando lo humano y lo divino como el ser multidimensional que eres. Si sólo te pierdes con el canto de las sirenas en el placer del deseo físico cargado de fantasías y emociones que son muy muy muy deliciosas, pero que no le dan la dirección correcta a la energía sexual, entonces el verdadero propósito de dicha manifestación se pierde y tú te pierdes con ello

 

La Sexualidad es Sagrada, en primer lugar, porque es la Vida y la Fuerza Vital del origen de todos. La práctica del sexo no es igual al desarrollo de la Fuerza Vital de la Energía Sexual, son cosas completamente diferentes. Desafortunadamente la fuerza vital del sexo es casi nula o desconocida casi siempre mal entendida por la humanidad y se confunde con aberraciones y perversiones sexuales. En todas las prácticas de alta espiritualidad se encuentra implicada siempre la fuerza vital sexual que es la fuerza natural del ser humano que se puede utilizar para ser un Ser Co-creador en todos los aspectos de la vida. Si eres honesto(a), ¿quién no anhela sentirse poderoso(a) creador(a) y siempre estar bien en todos los sentidos de la vida? Somos todos, absolutamente, seres sexuales, y el hecho de que las manifestaciones de la sexualidad sean infinitamente variables, cíclicas y con intensidades diferentes no quiere decir que no seas un ser sexual.

 

Para comprender esto un poco mejor te comento, tu sexualidad se manifiesta desde el momento en que naces por el simple hecho de venir de madre y padre. Todos llegamos a través de dos. Si te permites y te das la oportunidad de observar tu sexualidad desde una perspectiva expansiva, se te hará más fácil comprender lo que a continuación te menciono a través de una anécdota con la que te podrás identificar total o parcialmente y te darás cuenta cómo es que TU SEXUALIDAD nace y crece contigo conforme avanzas en tu camino de vida…

Todo comienza cuando eres un bebé que llega al mundo, no importan las circunstancias, llegas porque ya eres deseado(a) por el Universo y por ello naces con la magia de la vida misma. Empiezas a crecer y, dependiendo de tu propia historia personal, tu Sexualidad crece contigo, es aquí donde se empiezan a establecer las “diferencias entre unos y otros”. Luego, descubres, que si te acaricias en determinadas zonas de tu cuerpo, las sensaciones que sientes son diferentes y te provocan diversas respuestas, todas naturales por supuesto. Tu piel entera, desde el cuero cabelludo hasta el dedo pequeño de tus pies, está plena y absolutamente viva, siente, vibra y desea, en forma natural, ser acariciada, cuidada, protegida. Al hablar, notas que los tonos más suaves en la voz te seducen y te alientan a entablar una conversación con las personas más cercanas a ti, pero sobretodo, al escuchar el sonido de tu propia voz surge una identificación de intimidad que empieza a formar tu identidad. Ésta, te permite expresarte y disfrutas el poder aprender a modular tus tonos de voz. 

 

En este punto, inevitablemente hemos de involucrar tu sentido del oído que es básicamente el que capta y te envía los mensajes que agradan a tu ser. Todo ello tiene implícita la connotación sexual, no estoy aún entrando en el erotismo que forma parte de la sexualidad. Bien, a medida que sigues creciendo y te sigues relacionando, primero contigo, te vas convirtiendo en un(a) precioso(a) niño(a); te gusta mirarte al espejo, te gusta verte bien, te gusta coquetear contigo, te agrada tu mirada, tu cabello, tus labios, tus manos, tus piernas. Todo sigue siendo natural y es maravilloso.

 

La sublimación del sexo

 

Porqué menciono tanto la palabra “natural”, pues porque se ha perdido la naturalidad en la sexualidad y es importante recuperarla. Cuando tienes alrededor de los 7 a 12 años empiezan a activarse en forma natural tus hormonas sexuales y empiezas a disfrutar de ti misma(o) en formas más variables; te empiezan a llamar la atención los seres humanos del sexo opuesto, el sentir de tu piel se empieza a activar en un plano digámoslo, suavemente erótico y sensual, tus emociones juegan aquí ya un papel trascendental…

 

Por lo tanto, para cambiar tu perspectiva sexual es importante que consideres si tu vida tiene una finalidad, un objetivo de para qué y hacia dónde te diriges. También es importante que te plantees cuestiones tales como ¿cuál es tu finalidad a lo largo de tu existencia respecto a tu vida sexual? Si lo pudieras definir en una frase, ¿cuál sería? Es importante porque en aquello que te enfoques, se desatará una serie de situaciones que “ayudarán” a que se desarrolle y se plasme ese objetivo. Incluso si, hasta ahora, no te has cuestionado nada respecto de tu vida sexual y, mucho menos, la has encaminado en ninguna dirección, todo lo que en la actualidad estés viviendo sexualmente, es el resultado de una serie de decisiones que has estado tomando a lo largo o corto de tu vida, ya sea de forma consciente o inconsciente. Así que, si quieres vivir una vida sexual placentera, orgásmica, irradiante y creativa, primero, analiza tu presente y, luego, de tu pasado, reflexiona qué te hizo tomar decisiones que hoy te sitúan en tu específico presente sexual.

 

Psic. Jaquelin Machado Garduño

Facebook: Sexualidad Mágica perfil Índigo y Desarrollo de Consciencia.

SALUD

Núm. 258 – Mayo 2021

mayo 11, 2021
Entre sus atrribucioones, la FGR podrá ejercer la facultad de atracción de casos del fuero común

Entre sus atribucioones, la FGR podrá ejercer la facultad de atracción de casos del fuero común