Gustavo Madero, analiza a su partido

Por: Patricio Cortés / Fotografías: Grupo Parlamentario PAN.

politico_junio_01Hoy por hoy el Partido Acción Nacional, PAN, constituye la principal oposición legislativa del gobierno federal, por ello nos pareció importante platicar con el senador Gustavo Enrique Madero Muñoz, quien ha comandado al blanquiazul a nivel nacional e incluso a presidido la cámara alta.

De entrada nos habla del principal desafío de su partido: “El PAN, lo que tiene que encontrar es el posicionamiento adecuado en esta nueva realidad política de México, es una re-búsqueda, una reingeniería, una reformulación para poderse acercar a toda la gente que no se siente cómoda con la propuesta de MORENA y hacerla nuestra. Más del 60% no votó por los diputados y senadores de MORENA, es decir, la mayoría”.

“Si bien empiezo a ver cierto desencanto, lo que no se garantiza es que lo capitalice Acción Nacional de manera directa, a menos que logre encontrar este nuevo posicionamiento, esta nueva narrativa. La gente del PAN siempre dice que hay que regresar a la doctrina, a los ideales; estoy de acuerdo con eso, pero es más importante expresarlos de manera actualizada y contemporánea, ya que no es la misma tecnología, no es la misma narrativa que cuando se fundó nuestro partido hace 80 años. Tenemos que entender el lenguaje, las preocupaciones y los intereses de los ciudadanos contemporáneos y en eso creo que el PAN se ha quedado rezagado, en la capacidad de renovarse, de actualizarse, de proyectarse como una opción de futuro, no una del pasado”, explica.

Aclara que la cohesión no será una tarea sencilla: “Ese reto es muy grande, se necesita hacer una introspección y un trabajo de generar consensos al interior del partido. Ahorita el PAN son muchos PAN, no es el mismo él de Chihuahua que el de Baja California o Quintana Roo. Tenemos que lograr una identidad que nos abrace y nos incluya a todos los panistas a nivel nacional; mas insisto, en este nuevo entorno de una nueva hegemonía, MORENA. Antes el PAN significó mucho como la opción contra el PRI, ahora tiene que hacerlo con la hegemonía de un reflujo histórico y político que está viviendo nuestro país hacía vientos populistas, nacionalistas, estatistas y en eso el PAN como que se quedó descolocado. Está siendo necesaria una proyección de futuro de lo que el PAN propone como alternativa ante este gobierno y esa narrativa que tiene muy cautivada a la población, la tiene muy enamorada, es muy antisistema de los últimos gobiernos y encajona en una categoría amplia a estas tres administraciones de manera eficaz, nos pone como el PRIAN. Entonces el PAN tiene que hacer su propio planteamiento de que es lo que defendemos, lo que ofrecemos a los ciudadanos”.

Nos refiere como fue perdiendo cohesión su partido: “El PAN, para conservar el poder, se quiso parecer a lo que combatía y en eso se desdibujó. El partido de las afiliaciones libres, independientes y ciudadanas, se volvió un afiliador de clientelas al más puro estilo priista y esto lo fue erosionando desde dentro. Cuando cierran el padrón, los últimos cuatro años y medio, se empieza a ver una especie de separación del partido con la sociedad y se vuelve endogámico, pierdes la capacidad social de tener los puntos de contacto con los problemas de la gente, porque se vuelve más bien una lucha intestina por conservar los espacios de poder, esto es muy lamentable. Me preocupa que ahorita que se está volviendo a abrir el padrón no se esté haciendo con esa lógica de afiliar a ciudadanos libres, sino volver a hacer adhesiones clientelares masivas y corporativas. Por ejemplo, un alcalde del PAN quiere que toda su nómina se afilie al partido; no tanto ir a buscar ciudadanos, sino afiliar a la gente que trabaja con él y que lo puede ayudar a ser candidato para otra posición, posteriormente. Esa lógica, a mi juicio, es lo que ha dañado estructuralmente el alma del partido, la legitimidad, así como la capacidad de representar de manera más directa y autentica los intereses y las necesidades de toda la población”.

Las dadivas del gobierno también implican un obstáculo: “Más de 20 millones de mexicanos y mexicanas van a recibir apoyos directos, pensiones no contributivas del gobierno federal que oscilaran entre 500 a 8 mil pesos al mes y esto volverá a generar un ejército de lealtades de MORENA, por estos programas muy vinculantes con la ideología de este gobierno”.

Le comento que el clientelismo no es nuevo e incluso recuerda al PRI de hace 30 años, el senador explica: “La diferencia de antes y ahora, es que la gente está más desencantada, menos crédula, más desmotivada y los partidos están más deslegitimados. Entonces es muy difícil porque el PAN  de hace 30 años tenía mucha legitimidad y ahora ha perdido parte de ella, mucho por la narrativa dominante, ahora tenemos que rescatarla”.

Los actuales números del Congreso son otro gran reto, Madero nos habla de lo que considera los peores momentos de la legislatura: “Yo tengo mucha preocupación por el mayoriteo que se cierra y solamente trabaja para el interés de una sola persona. En ese sentido lo de la Fiscalía General que hizo otra vez a un fiscal carnal, que no tuviera contrapesos, que no tuviera autonomía e independencia, para mí es una pérdida grave. Igualmente el tema de la pretendida revocación de mandato para mí va a ser una prueba de fuego que logremos, en el Senado, contener algo que ya fue aprobado en la Cámara de Diputados, porque es una trampa participar por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador para ver si la gente quiere que el continúe o suspenda su mandato. Pareciera ser una oferta generosa cuando en realidad es para hacer una transferencia de popularidad del presidente, que tiene un gran carisma y una gran presencia mediática, a los candidatos de MORENA en 2021”.

“Hay otros que me preocupan a mí, todos los que tienen que ver con el militarismo, el autoritarismo, el tema del artículo 19, por decirte algo, que amplía el catálogo de delitos sujetos a prisión preventiva oficiosa. A mí me parece que son muy peligrosos con un gobierno que es autoritario, es darle facultades para que te metan a la cárcel y después averigüen si eres sujeto a proceso. Eso en el mundo ya no existe y en México estamos retrocediendo”, añade.

politico_junio_02

Critica el populismo penal existente: “Hasta el Partido Verde anda queriendo proponer la pena de muerte, es populismo penal, es querer quedar bien con la gente utilizando estos argumentos, cuando sabemos que son retrocesos en los derechos humanos”.

Al cuestionarlo sobre la estrategia a seguir, comenta: “La película se llama 2021, Morena menos del 35% de diputados. El que Juntos Haremos Historia, que es la suma de MORENA, PT y Encuentro Social, no logre la mayoría que hoy tiene. Cuenta con una sobrerrepresentación en la Cámara de Diputados que logra a través de distintos mecanismos y habiendo obtenido sólo el 43% de los votos, hoy ostenta el 70% de todos los escaños”.

Sin embargo, los números son más complejos en la cámara alta: “En el Senado, los números no le alcanzan, le falta 15 senadores para poder obtener la mayoría calificada, pero normalmente los obtienen con el PRI y ocasionalmente con Movimiento Ciudadano. Esto es preocupante, sólo el PAN se mantiene como una oposición firme y a veces logramos contar con los senadores del PRI, Movimiento Ciudadano y el PRD para hacer una mayoría suficiente para impedir que se apruebe una reforma como es el caso de la Guardia Nacional, pero son escasísimos esos temas”.

Para concluir habla de las eventuales alianzas con el PRI: “Ahora son el PRIMOR. El PRI está también en un proceso de reinvención, hay un PRI en la Cámara de Diputados, otro en la Cámara de Senadores y otro en la calle, como que no se concilian; hay un PRI muy cercano a Morena y otro opositor. Esa indefinición los tiene atrapados en la renovación de su dirigencia y hace muy inestable la capacidad de sostener con el PRI, como tal, una visión de largo plazo”.