EL AMOR ES UNA ELECCIÓN

COMPARTIR

Facebook
Twitter

EL AMOR ES UNA ELECCIÓN

Cuántas veces nos hemos preguntado cómo sería amar conscientemente, suena raro por supuesto, más si reflexionamos el concepto del enamoramiento en su más pura expresión, andar en las nubes, idealizar a tu pareja, querer estar cerca y todo lo que implica estar enamorado, sonaría a lo que para muchos es el “Amor”. Sin embargo, el periodo de enamoramiento como muchos sabemos dura aproximadamente entre 2 y 3 años siendo una de las etapas más hermosas de una relación. 

 

Zuleyka Franco EL AMOR ES UNA ELECCIÓN

 

¿CÓMO NOS ENAMORAMOS?

Somos conscientes de que el amor no es algo meramente romántico cuando afirmamos que una pareja tiene “química”, que otra no pega ni con Kola loca o que se nos ha acabado el amor…  Estas afirmaciones muestran que sí  hay cierto componente biológico o fisiológico, pero también esconden  nociones de cómo nuestra cultura o influencia social media en nuestra manera de querer.

 

Desde el punto de vista puramente psicológico, el amor surge de una necesidad afectiva y sexual. Aunque es el plano social, es la cultura y el momento histórico en el que vivimos, los que juegan un papel fundamental en cómo y de quién nos enamoramos. Sí, efectivamente, si hubieras nacido o crecido en otro lugar con mucha probabilidad tu “prototipo de pareja” sería otro.

 

La forma en la que la sociedad modula y define qué es el amor, cuáles son los diferentes roles a desempeñar en una relación amorosa por cada una de las partes, y cuál es el mejor partido para “procrear y perpetuar tu código genético” hace que las ideas que tienes relacionadas con el amor cambien.

 

Aparentemente la naturaleza nos ha programado para sentir más atracción por aquellos que son diferentes a nosotros… Según algunos estudios, uno de los factores que influye en la selección de pareja es el concepto que tenemos de nuestra “pareja ideal” la cual creamos entre los 5 y los 10 años de edad. Todos los rasgos físicos y de personalidad que encontramos atractivos en una persona son el resultado de experiencias de la infancia. Las personas significativas de esos años crean un impacto en nosotros que se codifica en el cerebro como ideal. A esto los psicólogos lo llaman “mapa del amor”. Este mapa es el que nos guía para sentir atracción por personas altas, morenas y atractivas o rubias y exuberantes, dependiendo del mapa de cada quien. También se señala que cada persona difiere en lo que busca como su pareja ideal, puede ser que un hombre se sienta atraído por mujeres pelirrojas, por lo que una mujer rubia o morena, no llamarían tanto su atención.

 

Zuleyka Franco EL AMOR ES UNA ELECCIÓN

 

Si te interesa saber a dónde te está guiando tu mapa del amor, podrías entrar a una habitación llena de gente atractiva, siempre habrá una o dos personas que llamen más tu atención. Las características de esas personas son lo que más se acercan a tu mapa del amor. 

 

Las feromonas, juegan un papel muy importante en la primera atracción. Si comprendemos que la palabra “Feromona” viene del griego “llevar a la excitación” nos es más fácil comprender que esta hormona provoca el deseo sexual de forma inconsciente. Por cierto, las mujeres somos más sensibles a percibir las feromonas que los hombres, y esto se lleva a cabo a través del olfato.

 

Una parte del mapa del amor tiene influencia “cultural”, por decir, a la mayoría de los hombres de Estados Unidos de América les podría resultar más atractiva una mujer con pechos grandes, mientras que, un hombre latinoamericano podría sentir mayor atracción por una mujer de cadera ancha.  Sin embargo, la otra parte del mapa del amor es “biológica”. Los hombres son más visuales que las mujeres, nosotras utilizamos otro tipo de información además de lo que vemos para determinar si un hombre nos es atractivo o no.

 

Puede ser que en el mapa del amor de una mujer esté idealizado por un hombre alto y fuerte como la pareja perfecta, sin embargo, también se sentirá atraída por símbolos de poder mucho más allá del tamaño físico, puede ser la manera en la que viste, las propiedades o el automóvil que tiene. No se trata de interés económico, sino de determinar si cuenta con recursos para proveer a una familia y seguridad. Los hombres buscan en una mujer señales de salud y fertilidad. Una de ellas es que les atraen mujeres cuya cintura mide cerca del 70% del tamaño de su cadera. Esto se considera un rasgo universal de atracción. Un dato interesante es que las mujeres que tienen estas medidas son más propensas a tener bebés, tienen mayor nivel de estrógeno en comparación con la testosterona (considerada la hormona masculina). También, se embarazan con mayor facilidad, tienen menos abortos naturales, enfermedades crónicas y desordenes de la personalidad.

 

Zuleyka Franco EL AMOR ES UNA ELECCIÓN

 

Pero ¿qué pasa cuando dentro de ese mapa la persona que te llama la atención es una persona que cubre tus expectativas físicas, más no emocionales? ¿Cuántas veces estamos con una persona sólo por no sentirnos solos o porque las amigas ya no te pregunten por qué no tienes pareja?  O por la etiqueta social que dice que a determinada edad debes estar casada/casado y tener hijos o por lo menos, tener un compromiso… ¿Cuánto pesa la sociedad para tomar la decisión de estar con una persona incorrecta?

 

No permitas que ese deseo de amar y ser amado te determine a estar con una persona que te maltrata, física, psicológica, emocional, cultural, económicamente o de la manera que sea… No te permitas estar con una persona que te humilla, con una persona a la que le eres indiferente porque no le interesa en lo absoluto lo que hagas o dejes de hacer, con una persona que te cele pensando que te cela porque te quiere… ¡Eso no es amor!

 

Cuando amamos de una forma sana, nos vinculamos a la otra persona sin sufrimiento, sin miedos que nos impidan perder nuestra libertad individual, sin necesidad de estar con alguien para no sentirnos solos. Es saludable vincularse desde lo que somos, compartiendo nuestra felicidad con la otra persona y no desde lo que necesitamos, ¡ojo!

 

Zuleyka Franco EL AMOR ES UNA ELECCIÓN

 

El amor supone una gran entrega, pero sin perder la identidad. El amor es compartir, aprender, descubrir… Se suele decir a alguien que ha terminado una relación de pareja, que hay muchos peces en el mar, pero ¿te digo algo más? ¡Hay muchos mares con peces! El amor no entiende de idiomas, colores, ideologías, edades o sexos; no seas tú el que lo aleje por prejuicios o miedos. Trabajemos en construir relaciones sanas desde un principio, para que nuestros cimientos sean sólidos y con un buen comienzo y para que ellos mismos nos lleven por un sendero feliz y duradero y vive el Amor. El Amor es una elección, elige ser feliz.

MISCELÁNEO

Núm. 277 – Diciembre 2022

Enrique Wong Pujada

¿Por qué la Alianza del Pacífico vela por la unidad y el progreso social?