Alejandro Armenta Mier
ALEJANDRO ARMENTA MIER
Presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado de la República

COMPARTIR

Facebook
Twitter

Entre la pandemia y una recesión económica mundial que se avecinaba con anterioridad, las finanzas públicas se complican, por ello buscamos a Alejandro Armenta Mier, presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado de la República.

 

Entrevistado en la tercera semana de marzo, el senador de Morena asegura que el presupuesto está blindado frente a la crisis: “Hay criterios de política económica que establecen situaciones de riesgo a y previsiones presupuestales, hay seguros para hacer compensaciones sobre los ajustes. Hoy las finanzas apenas dependen del 20% de los ingresos petroleros, en las otras crisis, el petróleo representaba el 60% los ingresos del país. No obstante, no nos confiamos por ningún motivo”.

 

“También hay que decirlo claro, hay negocios detrás la guerras bacteriológicas, los que siempre ganan son las farmacéuticas. Si buscas el hilo de las farmacéuticas del mundo, te vas a encontrar con el negocio de las enfermedades”, advierte el legislado poblano.

 

Sobre cómo se enfrentará la crisis, responde: “Yo te diría que con prudencia, debemos esperar estas semanas, este mes, las bolsas del mundo han caído mucho más que la de México, el desliz del peso con respecto al dólar ha sido el menor con respecto a otras monedas; es decir, México está enfrentando con acierto lo que se está viviendo en el mundo”.

 

Al mencionar situaciones como la de Italia, inmediatamente acota: “Europa tiene características distintas a las que tenemos en América, no nos confiamos, estamos atentos. En el grupo parlamentario de Morena, bajo la coordinación de Ricardo Monreal, somos críticos feroces, te aseguro que cuando hablamos con los secretarios del gobierno la República no los invitamos a una charla de cuates, ¡no! Son reuniones de debate profundo serio. Estamos a favor de la política económica del presidente porque es contra la corrupción: México es el país que registró, entre diciembre-enero, el mejor el nivel crediticio para la inversión extranjera. Es decir, es un país seguro para la inversión extranjera porque se ha detenido la corrupción; eso es fundamental, porque antes, durante una crisis, el propio gobierno es el que daba el pitazo a sus socios financieros para que compraran dólares y vendieran acciones en la Bolsa ¿sí me explico? Ese es el terrorismo de Estado que ha dañado durante muchos años en México. Hoy, esta crisis la estamos soportando porque no hay corrupción y ello implica desde la Presidencia la República. No te puedo decir que no haya corrupción en oficinas públicas, porque ahí están todavía los tentáculos de ese monstruo que se desarrolló durante 30 años o más”.

 

Asegura que estamos preparados: “México tiene una economía fuerte, sustentada en disciplina fiscal, tenemos un déficit presupuestal adecuado, no tenemos una sobre-deuda, estamos teniendo un programa de austeridad y disciplina en el gasto, tenemos muy claro que la corrupción le ha generado el país un boquete anual de un billón de pesos y todos esos factores coadyuvan y claro el problema económico es externo y lo estamos soportando porque hay condiciones de disciplina”.

 

Fotografía: Cortesía del senador

 

Sobre los desafíos de la Comisión de Hacienda y Crédito Público que preside, destaca tres:

  • El combate a la corrupción para evitar el saqueo fiscal presupuestal y energético, ya lo logramos, ya tenemos una ley contra la delincuencia organizada que sanciona y ha detenido la creación de más de seis mil empresas factureras, que emitieron nueve millones de facturas.El primer tema fue romper el círculo de corrupción institucional, ir contra los delincuentes más peligrosos del país: los políticos que se hicieron delincuentes o los delincuentes que se hicieron políticos.
  • Lograr justicia tributaria, justicia distributiva, el que gana más paga más y el que gana menos paga menos.También ya lo logramos, porque eliminamos la facultad de privilegio que tenía ese presidencialismo tóxico del pasado, el artículo 28 constitucional le otorgaba licencia de impunidad y de privilegio el presidente en turno para que le pudiera condonar impuestos a unos cuantos, principalmente empresas trasnacionales,mientras a la mayoría de los ciudadanos se les perseguía con el SAT. Así es que se acabó el privilegio de las condonaciones que llegaron a ser de más de 500 mil millones de pesos, un equivalente a casi el 200% de los programas sociales para todos los sectores más vulnerables.
  • El rescate de la soberanía energética y la alimentaria que tenemos que consolidar a través una política económica que nos dé estabilidad en las finanzas, que nos ayude a una mayor recaudación, con justicia tributaria y eficiente para tener justicia distributiva que es diferente al crecimiento. El crecimiento puede estar asociado al crecimiento de la corrupción, al crecimiento de la impunidad, al crecimiento de la disparidad social, al crecimiento de la desigualdad, al crecimiento de la deuda, queremos desarrollo, desarrollo humano y calidad de vida, distribución de la riqueza.

 

A pesar de que muchos empresarios se han quejado de la política fiscal, asegura: “Estamos a favor de los empresarios, el presupuesto 2020, se lo dedicamos a ellos.Hicimos diez reservas a la ley de ingresos que nos envió la Cámara Diputados, protegiendo la industria turística, a la industria automotriz desde las cadenas más básicas de micro, pequeños y medianos empresarios que le proveen insumos. Apoyamos al sector agropecuario, colaboramos con el sector de las plataformas digitales, apoyamos al sector agrícola,con el tema del agua.Apoyamos al sector empresarial eliminando ese sentido de persecución para que, en el caso de que exista algún tipo de responsabilidad, sea corresponsabilidad solidaria y no sea un tema de persecución global a quien no tiene ningún vínculo con respecto al crimen organizado”.

 

No obstante, se habla de un terrorismo fiscal, el legislador difiere: “El terrorismo que vivimos durante los últimos 30 años fue el terrorismo de Estado que se construyó en PEMEX con el huachicoleo desde la presidencia; el terrorismo de Estado que vivimos con Genaro García Luna, cómplice de los cárteles de la droga y secretario de seguridad del presidente Felipe Calderón, y el saqueo energético a través de Lozoya y sus cómplices. Ese es el terrorismo más peligroso, como los delincuentes más peligrosos que estuvieron en los Pinos, en Hacienda y en el SAT, y que no dudo que existan tentáculos de ese Leviatán toxico en las oficinas de las dependencias y todavía existen en las fiscalías de los estados, en los municipios; en la Secretaría de Hacienda, en la Secretaría de Energía existen terroristas de Estado que están allí camaleónicamente disfrazados. Fueron ellos los que le dieron al capital extranjero 36 mil concesiones para saquear la minería de nuestro país, mismas que amparan una extensión territorial para la explotación minera de 70 millones de hectáreas que sólo puede ser dimensionado si entendemos que el país tiene 190 millones de hectáreas”.

Expone: “El terrorismo no es una acción que tú ves como una bomba que estalla en un Subway, el terrorismo al que yo me refiero es él que hace quién está en el poder. Son actos de lesa humanidad porque dañan la posibilidad de la vida y la posibilidad de acción de los propios fines del Estado. Otro ejemplo es el que el propio gobierno entregó seis mil 700 concesiones de agua. El agua que tú y yo tomamos y todos los que están leyendo Personae, ya no le pertenece a los mexicanos, le pertenece a las farmacéuticas, que por cierto, son las que desarrollaron la vacuna contra la influenza, porque siempre que hay una crisis de salud los que ganan son las farmacéuticas. El agua mexicana le pertenece a las farmacéuticas extranjeras y a las supuestas empresas alimenticias extranjeras”.

 

Ante dichos datos, surge la pregunta si se pueden revocar las concesiones y Alejandro Armenta, enfático, responde: “Tenemos que hacerlo, pero es un tema que tiene que ver con el derecho internacional, estas concesiones las entregaron por 100 años. Debemos revertirlas, pero hay que preguntarle al PAN y al PRI si podemos hacer una modificación constitucional”.

 

Si bien, sabemos que se abusó de la condonación de impuestos a grandes empresas, también sabemos que hay pequeños contribuyentes sin capacidad de pago, que la necesitan y su prohibición los pone en jaque, el legislador declara: “Con ellos lo que tenemos que trabajar son estímulos fiscales. La palabra condonación fue utilizada en el sentido terrorista más grave del presidencialismo tóxico para saquear al país, estamos hablando de 1.6 billones de pesos, eso es una tercera parte del presupuesto de este año, es criminal, cuántos hospitales se pudieron haber construido con 1.6 billones de pesos, cuántos elementos de la policía, del ejército, operativos en sistemas de vigilancia se pudieron haber adquirido. Para tener un cálculo, 70 millones de quimioterapias se pudieron haber aplicado, ahora el PAN dice ‘es que hoy no se da atención a los enfermos con cáncer’, durante 30 años no se les dio atención, si en lugar de haberse saqueado el dinero se hubieran aplicado por ejemplo setenta millones de quimioterapias, no tendríamos ese problema”.

 

Otro tema es la elusión fiscal, es decir la empresa encuentra los boquetes legales que le permiten no pagar impuestos, misma que está fuera del alcance de los pequeños contribuyentes que no pueden pagar a los especialistas que encuentren esas lagunas legales, el senador lo reconoce: “Claro, las grandes empresas tienen consorcios, despachos. Esa parte tiene que ver con otro tema que se llama impunidad y complicidad del poder judicial, porque hicieron contratos y leyes con la complicidad de este saqueo que no solamente tiene que ver con la evasión fiscal o la elusión fiscal, sino el cómo crearon leyes, cómo generaron representantes del poder judicial, magistrados y ministros que le otorgaron el perdón a las empresas. El empresario tenía su magistrado o su juez y hacían el contrato a modo para que ante alguna demanda o algún procedimiento de incumplimiento de contrato, pues ya sabían que el paso y el empresario les iban a poder cobrar al país cantidades impresionantes. En el saqueo de este país, el presidencialismo tóxico tuvo socios en el poder judicial, en el poder legislativo y el poder ejecutivo”.
“Hay que desenmarañar el conjunto de leyes con las que se protege el saqueo y la impunidad en este país. Estamos destruyendo el sistema de corrupción con el que ellos se han enriquecido, desmantelado el sistema de saqueo institucional que ellos crearon desde la Presidencia de la República”, concluye.

POLÍTICA

Núm. 250 – Septiembre 2020

septiembre 22, 2020
Asuntos destacados de 14 al 18 de septiembre 2020

Asuntos destacados de 14 al 18 de septiembre 2020