IGNACIO LOYOLA

No debemos permitir abrir la puerta a ninguna reforma constitucional

COMPARTIR

Facebook
Twitter

En esta ocasión conversamos con Ignacio Loyola Vera, hoy diputado federal, y quien fuera el primer gobernador del estado de Querétaro no emanado del PRI, procurador de medio ambiente con Vicente Fox y Felipe Calderón, además, hoy forma parte integral de la oposición panista en San Lázaro.

 

Uno de los temas más controversiales hoy en día, es la reforma energética, le preguntamos si ha cambiado la posición del PAN y, contundente, responde: “La posición de Acción Nacional sigue siendo la misma, no se puede autorizar esa reforma o contrareforma porque es nociva para el país, lo hemos anunciado y reiterado en todos los foros que se permitieron en el Congreso, que no vamos a estar de acuerdo y yo creo que no debemos permitir abrir la puerta a ninguna reforma constitucional en este momento, porque las experiencias pasadas nos dicen que no es conveniente”.

 

“El PAN apoyó la reforma para crear la Guardia Nacional y lo que hemos visto es totalmente distinto a lo que se puso en las Constitución; el PAN apoyó la revocación de mandato para incluir esta forma, y en los hechos hemos visto que hacen todo diferente a lo que está en la Constitución. Abrir la puerta a reformar lo que está en la Constitución para una reforma eléctrica, una reforma electoral o de cualquier tipo… La realidad nos muestra que hacen lo que sea, eso no es bueno para el país porque se están pisoteando las leyes. Si un país hace eso, desde la más alta tribuna y la más alta jerarquía que es la Presidencia, pues estamos mandando un mensaje muy malo al mundo y tendrá efectos nocivos y muy negativos a la inversión”, añade.

 

Ignacio Loyola

 

Reitera que no se debe apoyar ninguna iniciativa del gobierno porque le perdieron la confianza: “Ese es mi pensamiento y trato de que los que estamos en el Congreso lo hagamos. Se requieren 167 diputados para decir NO a una reforma constitucional, hasta el 6 de junio del año 2024, porque no hay confianza en volver a abrir la puerta a una modificación y que sea interpretada. Acabamos de ver cómo, en un decreto, el Congreso interpreta la Ley Electoral y permite lo prohibido que es la promoción de la revocación; afortunadamente ya un juez la echó para abajo, pero mientras tanto, ya estamos plagados de espectaculares, de promociones. Se violenta la Ley en una situación que ya no podemos dejar que siga avanzando y la mejor forma es cerrando la puerta”.

 

Explica el rechazo al ejercicio de revocación de mandato: “Desde el principio está amañada la revocación de mandato. La Constitución dice que deberá ser promovida por los ciudadanos, ésta es promovida por el poder y un partido; o sea, nadie la está pidiendo por un lado, y por otro, es de un costo excesivo, cuando en este momento no sobra el dinero. Si le pregunta a cualquier ciudadano en la calle, pues van a preferir que se invierta en medicamentos, en seguridad, en fomento a la economía, no en este despilfarro. Él (presidente) está electo por cinco años y diez meses, que termine y que se vaya. Vamos a suponer que ganara el que se fuera, la pregunta concreta sería ¿ustedes creen que se va a ir? Suponiendo que dijera ‘me voy’, con el Congreso a favor como lo tiene… Va a dejar una persona que sea un títere. Lo conveniente es esperar al 2024, donde sí haya competencia, hoy no la hay”.

 

Sobre la efectividad del PAN como oposición, advierte: “Nos ha faltado un poco más de caja de resonancia, el debate todo lo ha ganado Acción Nacional en el Congreso, las cosas no salen publicadas como realmente ocurren. Nos falta, de alguna manera, que también los medios de comunicación vean cómo se están dando las cosas, realmente”.

 

Expone la iniciativa que pretendía embargar salarios para pagar créditos: “Eso se aprobó, pero se rompe el dique de Morena, nueve diputados votaron en contra y una cantidad mayor votó en abstención y apenas salió algo que era verdaderamente aberrante, ya la paró el Senado, y el presidente dice ‘si se autoriza yo la voy a vetar’. Se me hace maquiavélico, fue como arreglado, yo no creo que el presidente no supiera lo que está ocurriendo en el Congreso. Puede ser un montaje, puede ser un distractor, porque yo le puedo asegurar que toda la sesión del jueves (17 de marzo) se dedicó a ese tema, luego salieron con que el presidente la va a vetar, pérdida de tiempo absolutamente”.

 

“En la plataforma electoral que presentó Morena en su candidatura del 2018 dice sacar del mercado de favores a la Cámara de Diputados y la convirtieron en una oficina de instrucciones. Qué bueno que se acabe el mercado de favores, que bueno que se está acabando el mercado de instrucciones y que la votación pase a ser de reflexión y de libertad de cada uno de los diputados que estamos en esa cámara”, comenta sobre el hecho de que hubo diputados de Morena y el PT que votaron contra embargar salarios, iniciativa de Morena.

 

Retomando el tema de la reforma energética, reconoce: “Si Morena se alía con el PRI, la reforma va a pasar, nada más que yo no veo, ni creo, que un PRI se entregue a una reforma nociva para México. Si esto pudiera darse desde las cúpulas de los partidos, posiblemente haya muchos diputados y diputadas que decidan no sumarse a eso, y en esa supuesta alianza se requiere que 16 diputados del PRI decidan ya no ir a la instructor y decidan votar en base a lo que es mejor para México. Son 167 diputados que necesitamos para frenar la reforma energética”.

 

Ignacio Loyola es un político experimentado, por lo que le preguntamos si Morena, no se ha dado cuenta que su reforma no pasa por números, advierte: “Yo pienso que ya se dieron cuenta que no va a pasar, pero hay que estar atentos. Cuando es una modificación constitucional tiene que ser presencial y se vota con las dos terceras partes de los presentes en el pleno, ahí es donde hay un riesgo porque pueden dar un albazo, como ya se ha hecho. Como tienen la presidencia de la mesa directiva, pueden citar a pleno en un momento complicado para poder asistir, no sé, siempre hay situaciones. Eso es lo que a mí en lo personal me preocupa, pero debemos estar todos muy atentos”.

 

Ignacio Loyola

 

“Esta reforma del salario pudo haberse detenido en el Congreso, pero no estuvieron todos los diputados o no votaron todos los que debieron haber votado. La clásica ausencia para no votar, ni a favor ni en contra, se ausentan del salón o simplemente no votan. Una abstención es un voto a favor, hay que decirlo. En la votación al salario, hubo ausencias importantes, eso es lo que no debe ser, estamos contratados para estar. Hoy se permite la semipresencial, pero hay que estar atentos y votar”, expone.

 

“Un presidente de mesa directiva representa a todos los diputados, no solo a su partido. Tristemente, Sergio González Luna se ve canteado a su partido, es un presidente que sólo está representando a su partido”, denuncia.

 

Una crítica contante al PAN es que sus conflictos internos parecen debilitarlo y por tanto no ha sido la oposición esperada, nuestro entrevistado reconoce: “Estamos trabajando en eso. En el PAN, siempre ha habido rebeldes, debate, y no es que vayamos al 100% en una misma idea, siempre ha habido divergencias, pero esa división que se percibe nos está haciendo un efecto no bueno dentro del PAN; pero, el presidente nacional, verdaderamente, está haciendo un esfuerzo excepcional para que podamos coordinar todas las reuniones en un sentido. Ya hemos tenido una reunión para dar el primer paso a este tema y esperemos que vayamos fortaleciendo la unidad de Acción Nacional”.

 

“Por otro lado, se ha visto la deserción de otros panistas distinguidos, obviamente, es una guerra de otros partidos que están pirateando personajes de Acción Nacional con promesas. Eso está más mal de quien se va que de quien lo propone; pero los que estamos en Acción Nacional debemos sostenernos, estar aquí y representar a quienes nos dieron su voto”.

 

Acota: “Hay una desunión que se percibe, afortunadamente, no es en todos lados y lo más importante es que el presidente nacional toma nota y está actuando. No hacemos un lado, sí existe, pero se está trabajando. Los diputados estamos unidos, tenemos un coordinador que nos lleva en el mismo sentido, discutimos y al final nos ponemos de acuerdo y apoyamos o no apoyamos una iniciativa”.

 

Para concluir, nos dice: “Yo si tuviera la posibilidad de hacerlo, reduciría la Constitución en lugar de irla engrosando como ha sido. Una constitución reducida, muy sencilla, donde se le dé prioridad a la libertad de emprender, a la libertad de invertir, de hacer y, obviamente, poner los marcos jurídicos donde estén los límites”.

POLÍTICA

Núm. 270 – Mayo 2022

mayo 26, 2022

Ley para la reglamentación del expediente judicial