ALERTA SÍSMICA:

¿Corremos, nos replegamos, o nos espantamos?

COMPARTIR

Facebook
Twitter

Es un sonido, característico, penetrante, nos llena de adrenalina en un instante y nos trae muchos recuerdos, es el sonido de la Alerta Sísmica. Guao, guao guao, alerta sísmica, alerta sísmica. El pasado 3 de marzo a las 8:40 h, sonó la Alerta Sísmica en la Ciudad de México, por un sismo de M5.7, que fue sentido levemente en la ciudad y localizado cerca de la Isla en Veracruz, a unos 420 Km de distancia.

 

Pareciera extraño un sismo en ese lugar, pero no, el Sismológico Nacional (que depende de la UNAM), ha registrado 11 sismos con magnitudes de 6 a 7.3 (dos con la última magnitud, en 1937 y 1973) en el estado de Veracruz, desde 1900, casi uno cada 10 años, en promedio. El pasado 18 de marzo a las 13:54 hr, sonó la Alerta Sísmica en la CDMX, pero el sismo clasificado como de M4.8 cerca de Acapulco, fue apenas perceptible en la capital del país. ¿Falló la Alerta Sísmica en estos casos? ¡No!

 

Alerta Sísmica

 

Es el Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (CIRES), una asociación civil, que es la responsable del funcionamiento de la Alerta Sísmica desde 1987. Su propósito, alertar oportunamente a la población en caso de un sismo. No predice la ocurrencia de un sismo, sino que detecta que ya ha ocurrido y avisa de forma anticipada al arribo de las ondas sísmicas.

 

¿POR QUÉ Y CÓMO FUNCIONA?

La zona entre Acapulco y Petatlán, en la Costa Grande de Guerrero, se conoce como la Brecha Sísmica de Guerrero. En este lugar entre 1899 y 1911, ocurrieron cuatro sismos con magnitudes entre 7.5 y 7.7, desde entonces ya han pasado 111 años y no se ha presentado un sismo con esas características. Es la zona más cercana desde el Pacífico a la CDMX, con 300 Km. En esa región de la Costa Grande, CIRES instaló 12 sensores sísmicos, para detectar el inicio del sismo y avisar a la CDMX, que venía un temblor grande. Con los cálculos adecuados, en unos cuantos segundos del registro sísmico de un gran sismo, es posible estimar que su tamaño será suficientemente grande, para ser sentido o fuertemente sentido en la CDMX. Las ondas sísmicas son varias: la onda “P”, es la más rápida, en la zona entre la costa y la CDMX, su velocidad es en promedio un poco mas de 6 Km por segundo. A esta velocidad llegamos en 10 segundos de la CDMX a Cuernavaca, y tardaremos 50 segundos en llegar de la costa del Pacífico a la CDMX. La onda “S”, viaja a la mitad de la velocidad de la onda “P”, unos 3 Km por segundo, por lo que tarda 100 segundos de la Costa a la CDMX. Finalmente, las ondas superficiales, viajan a una velocidad más lenta que la onda “S” y son trenes de ondas responsables de los movimientos intensos y de los posibles daños. Hay muchas ondas más, pero estas, por lo pronto son las importantes para la Alerta Sísmica.

 

Alerta Sísmica

 

La velocidad de las ondas sísmicas y la distancia entre la costa del Pacífico y la CDMX, es lo que permitieron tener un sistema de Alertamiento Sísmico Temprano. Claro, a estos tiempos hay que restarle los segundos necesarios para: a) que el sismo sea captado por varias estaciones y se verifique que se trata de ese fenómeno, b) la estimación de la posible intensidad del sismo en la CDMX, y c) el tiempo de difusión de la señal de alertamiento. Por eso el SASMEX, (Sistema de Alertamiento Sísmico Mexicano), para sismos de la costa de Guerrero estima alrededor de 50 segundos de iniciado el alertamiento, para la llegada de las ondas sísmicas importantes, que son las superficiales.

 

El SAMEX ha instalado más estaciones de registro en la zona centro Sur de México y ha ampliado, además de la CDMX, su cobertura de alertamiento a ciudades, en orden de instalación: Oaxaca, Acapulco, Chilpancingo, Morelia, Puebla y Cuernavaca.

 

¿Funcionó el sistema en el S7 y S19 de 2017? ¡Sí! En el primer sismo de M8.2 con epicentro en el Itsmo de Tehuantepec, el alertamiento a la CDMX fue de más de 100 segundos. Para el del S19 de M7.1, sí funcionó, pero debido a que el sismo tuvo un epicentro a 108 Km del Centro de la CDMX y un hipocentro a 60 Km de profundidad, las ondas sísmicas aventajaron el funcionamiento de la Alerta por 8 segundos en la CDMX. ¿Por qué? El sismo a 60 Km de profundidad tardó 10 segundos en llegar a la superficie y comenzar a ser detectado por estaciones sísmicas, y como ya mencionamos, el tiempo de detección, de procesamiento y difusión de la señal, toman tiempo, y en 20 segundos las ondas sísmicas ya estaban llegando a Sur de la CDMX. Si el sismo hubiera ocurrido a 10 Km de profundidad, posiblemente el Alertamiento hubiera llegado antes. La distancia al hipocentro, será el factor determinante para anticipar el sismo.

 

¿Es todo responsabilidad del SASMEX? No lo creo. No hay un sistema perfecto, los sismos son fenómenos muy complejos, cuyo proceso de ruptura puede ser muy complicado y esto podría dificultar las condiciones para detonar una alerta. Más aún si esperamos que esta evaluación suceda entre 5 y 10 segundos. Imaginemos que estando en el inicio del andén del Metro, nos soliciten que al paso únicamente del primer vagón, digamos cuántos vagones contiene ese convoy, eso sería muy complicado. He conocido por propia experiencia, países que darían cualquier cosa por tener un Sistema de Alerta Sísmica. México lo tiene, lo ha venido mejorando, ampliando, perfeccionando, y nosotros como ciudadanos, nos hemos venido adaptando, ajustando, acomodando, conciliando, amoldando, y aceptando este particular sonido de la Alerta. Debemos saber y recordar, que México es un país sísmicamente activo, que nadie, ningún país tiene la capacidad de predecir sismos.

 

Alerta Sísmica

 

Sabemos que los sismos ocurrirán, pero no sabemos exactamente cuándo, ni en dónde, ni de qué magnitud. Es importante saber qué hacer cuando escuchamos la Alerta Sísmica, o si no hay alerta, y empezamos a sentir el movimiento, así estemos en nuestra casa, en la oficina o en un palacio, es nuestra responsabilidad saber qué hacer, ¡es tú vida! Yo recomiendo usar el sentido común, salir a una zona segura, si lo podemos hacer en un tiempo muy breve, o replegarnos a un sitio adecuado que hayamos identificado con anterioridad, para protegernos mientras pasa el sismo. Es importante tener un plan familiar de protección civil y uno para el trabajo. Necesitamos definir el sitio de reunión con la familia, en caso de que las y los hijos estén en la escuela, y los padres y madres de familia en el trabajo. Es importante tener una mochila de emergencia (alimentos enlatados, agua, linterna y baterías, velas y cerillos, botiquín pequeño, medicinas especiales, silbato, manta ligera o manta de emergencia, lista de teléfonos, batería para celular, fotografías de familiares y mascotas, un USB con todos los papeles importantes escaneados, juguetes si tenemos niños pequeños, etc.). Tenemos que hacer simulacros, en casa, en la oficina, en la escuela, en palacio. Hay que sentirnos orgullosos de nuestro Sistema de Alerta Sísmica, hay que saber qué hacer cuando ésta suena o cuando no suena y hay sismo. Alguien en una reunión comentó: “el sonido de la Alerta Sísmica es música para vivir”. Prevenir para vivir.

POLÍTICA

Núm. 271 – Junio 2022

junio 30, 2022
Día internacional en apoyo de las víctimas de la tortura

Día internacional en apoyo de las víctimas de la tortura