JORGE ERNESTO INZUNZA ARMAS

Presidente de la Comisión de Economía, Comercio y Competitividad de la Cámara de Diputados

COMPARTIR

Facebook
Twitter

Un obrero con poder adquisitivo, aumenta su rendimiento

Si bien, no sólo de pan vive el hombre, el desarrollo económico es imprescindible en toda nación, por ello, charlamos con Jorge Ernesto Inzunza Armas, presidente de la Comisión de Economía, Comercio y Competitividad de la Cámara de Diputados, sobre las perspectivas de este naciente 2023.

De entrada, se manifiesta pesimista: “La economía no es uno de los aspectos a los cuales el gobierno mexicano actual le esté dando la debida importancia. Cuando vemos el presupuesto que se aprobó para el 2023, si yo te sumo el presupuesto de la Defensa Nacional, la Secretaría de Seguridad y la Marina Nacional en su conjunto, tendrán alrededor de 250 mil millones de pesos; mientras que para la Secretaría de Economía es de tres mil 700, eso refleja claramente, cuál es la tendencia del gobierno actual”.

“Somos el único país de la OCDE que no destina un peso en apoyo de su sector productivo o de la protección al empleo; el sector productivo, en general, navega, como puede, en un mar de difícil acceso para todo aquel que quiera invertir en nuestro país”, añade.

 

Jorge Ernesto Inzunza Armas

 

Afirma que se está desaprovechando una oportunidad histórica frente a la reubicación de cadenas productivas: “Tenemos un escenario de oportunidad como pocas veces hemos tenido. México es un país que por su situación geográfica es muy atractivo para inversión extranjera al ser parte del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, y tener tres mil doscientos kilómetros de frontera con la economía más poderosa del mundo. Si a esto le agregas que estamos en un mundo donde hay una guerra comercial entre Estados Unidos y China que está retirando las inversiones del continente asiático para buscar e instalarse cerca del mercado de Norteamérica, pues es una gran oportunidad para México, así como el conflicto bélico Rusia y Ucrania ha afectado mucho las condiciones de trabajo para las empresas en el continente europeo, lo cual hace que México sea un territorio idóneo para la inversión. Desgraciadamente, nuestro gobierno está desaprovechando una oportunidad única para atraer miles de millones de dólares en inversión a nuestro país”.

Propone: “¡Mandar los mensajes correctos! Es decir, aplicar políticas que inviten a que esa inversión se instale en nuestro país, generando las condiciones que permitan a las empresas invertir en México. Estas condiciones se generan desde las leyes que permitan la inversión, la infraestructura y el clima de apoyo al sector empresarial. Desgraciadamente, en México una de las primeras acciones que tomó la actual administración fue cerrar el proyecto del nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México. Ese fue el primer gran mensaje que dio este gobierno para decir «No vengan a México porque aquí les vamos a cerrar las puertas». A eso, se suma otro tipo de decisiones que se han tomado como el famoso cierre de la cervecería en la zona de Mexicali, con una consulta patito, donde ya se habían invertido novecientos millones de dólares. Probablemente, haya motivos reales que ponían en duda la sustentabilidad de ese proyecto, yo no conozco algunos de los elementos para tomar esa decisión, lo que conozco es que no pueden permitir las leyes mexicanas que se inviertan novecientos millones de dólares en un proyecto, para luego, bajo una consulta “patito” decir que no, porque lo que hacen es correr la inversión de México”.

 

Jorge Ernesto Inzunza Armas

 

Le comento que en las decenas de entrevistas a embajadores que Personae ha realizado, hemos constatado que los países que más crecen, rechazan a los inversionistas que no generan buenas condiciones laborales. El legislador coincide: “México tiene que generar políticas públicas que permitan la protección de los trabajadores mexicanos y al mismo tiempo, permitan que venga una inversión que realmente cause una derrama económica favorable, que sean actividades productivas que detonen crecimiento económico para las regiones en donde se establezcan y, por supuesto, evitar la corrupción, que es un tema que sabemos es un mal endémico en nuestro territorio. En ocasiones, las autoridades municipales permiten cierto tipo de prácticas que son aprovechadas, no solo por inversiones extranjeros, sino por los mismos mexicanos”.

Prosigue: “No es un tema de los extranjeros, es un tema de nosotros los mexicanos que debemos de construir condiciones favorables, porque también a veces hay mitos, ayer escuchaba a la secretaria (Raquel Buenrostro) decir que los mineros es el sector que menos impuestos paga, casi les dijo es el sector más ‘tramposo’ de este país. Yo creo que hay que revisar, por qué no podemos meter en el mismo saco a todas las personas que trabajan en la industria minera, es un sector que genera mucho empleo y muchas divisas. En la industria minera mexicana estamos entre los diez primeros países del mundo en muchos de los productos mineros. En plata somos el primer lugar”.

Añade: “Ahora, hay nuevas tecnologías, hay una nueva política, en muchas de las minas a favor de los trabajadores. Es una de las industrias que en promedio, genera un ingreso mayor al ingreso promedio, esa es una parte del sector. La parte que realmente no está dando garantías a los obreros, donde arriesgan la vida, donde trabajan bajo condiciones infrahumanas, donde se aprovechan de ellos, es donde tenemos que meter mano, pero no podemos meter a todos en el mismo saco. Hay una parte que debemos impulsar y otra donde tenemos que meter mano y decir ‘señores se acabó la explotación y se trabaja bajo estas condiciones’. Pero somos nosotros, las autoridades, quienes debemos de meter mano ahí para evitar ese tipo de prácticas. A veces, es difícil porque son miles de familias en esas zonas que viven de eso, que no tienen otro medio de subsistencia, pero creo que sí hemos fallado como autoridades porque esto que acaba de pasar, ya lo habíamos visto hace algunos años con Pasta de Conchos y seguimos. Desgraciadamente es un modus vivendi de muchas familias que deciden seguir en la misma actividad, a pesar de las condiciones, porque es su única posibilidad de desarrollo, por eso es importante que seamos un país que pueda traer y aprovechar esa inversión”.

 

Jorge Ernesto Inzunza Armas

 

Reconoce la importancia del incremento al salario mínimo: “Yo, como diputado de la oposición, apoyo y reconozco que hay una deuda histórica con los obreros mexicanos y que son salarios que realmente lastiman la dignidad de los trabajadores, celebro que haya aumentos como este, del veinte por ciento, y que el gobierno siga una política de aumento al salario mínimo. Son de los elementos o de las decisiones que debemos apoyar, porque tenemos que buscar que el obrero mexicano viva dignamente y trabaje bajo condiciones laborales, de acuerdo con los estándares internacionales”.

“Nuestros salarios son de los más bajos de la OCDE y el problema es que el bajo salario redunda en baja productividad. Un obrero que no tiene el descanso adecuado, que no está bien alimentado, obviamente, no te va a rendir en el trabajo. Entonces, a los propios empresarios les conviene un obrero tenga mejor poder adquisitivo, tenga más descanso, porque va a aumentar su rendimiento y la productividad. Si tú ves en los países con las economías más ricas del mundo, esos obreros están mejor pagados y se fortalece el consumo interno”, expone.

En contraparte difiere con otras políticas económicas: “Esta visión ideológica está generando más pobres. Cuando tú estás viendo que el resultado de tu política económica y en general, ya sea laboral o social, está generando más pobres, pues no vamos en la ruta correcta”.

Para concluir, desde su tribuna propone: “Lo que hay hacer es generar leyes o productos legislativos muy claros y no solamente eso, es necesario que se respete la ley en México, que no haya impunidad y ese es el gran problema este país”.

 

Jorge Ernesto Inzunza Armas

POLÍTICA

Núm. 278 – Enero 2023

envío de sustancias ilegales

Ante el crecimiento del envío de sustancias ilegales por correo, senadoras y senadores legislaron en la materia.