¿QUÉ SIGUE LUEGO DE LAS COINCIDENCIAS SÍSMICAS?

COMPARTIR

Facebook
Twitter

¿Qué sigue luego de las coincidencias sísmicas?

 

Con mucho gusto participamos en el simulacro sobre sismos, el pasado 19 de septiembre, a una hora un poco extraña, 12:19. Nos replegamos al escuchar la Alerta Sísmica, entreabrimos la puerta de salida del departamento en el piso 16, revisamos protocolos y todo muy bien. Después de participar en el simulacro, nos sentimos buenos ciudadanos, participativos y conscientes de que en nuestro país tiembla. Regresamos a nuestras labores cotidianas, para ser alertados de nuevo, a las 13:05, es decir, 45 minutos después del simulacro, por el Sistema de Alerta Sísmica. Por supuesto y al igual que muchos de ustedes, la primera pregunta era, si se trataba de un error. No era posible, que otra vez el 19 de septiembre temblara.  Nos replegamos al igual que con el simulacro, a la entrada del departamento y a esperar, en mi reloj, observé que habían pasado 50 segundos y empezó el movimiento. De nuevo ese terror cósmico, como describe a un sismo Pablo Neruda, en su libro “Confieso que he vivido”, el movimiento inició lento, pero fue apremiando en su intensidad hasta que claramente el edificio se movía; una de las vecinas, gritaba y otras personas bajaban las escaleras, aun cuando el sismo no había terminado. Me apresté a decirle a la vecina que mantuviera la calma y a detener a los que bajaban por las escaleras, ya que, con el movimiento, corrían el riesgo de caerse. El temblor se percibió en nuestro piso por cerca de un minuto y diez segundos. Cuando terminó el movimiento, salimos y bajamos por las escaleras, yo checando cada piso, para ver que estuviera todo en orden y observando que no hubiera humo, que pudiera ser indicio de un incendio. Ya afuera de los edificios, la gente concentrada, seguía con la sorpresa, 19 de septiembre, otra vez.

 

¿Qué sigue luego de las coincidencias sísmicas?

 

¿Es coincidencia? Decidimos analizar los datos del Servicio Sismológico Nacional, disponibles desde su página web (www.ssn.unam.mx ). Encontramos 315 sismos, con magnitud igual o mayor que 6, que han ocurrido en México desde el año 1900. ¿Por qué a partir de esa magnitud? Pues porque son sismos que serán sentidos y en ocasiones capaces de provocar daños. En la Figura que anexamos, se muestra que hay 29 fechas, en las que coinciden sismos. En 13 fechas, coinciden 3 sismos, en 4 fechas coinciden 4 sismos, en una fecha hay 5 sismos y finalmente en un día, el 7 de junio, han ocurrido 7 sismos, con las características ya mencionadas. En el caso del 19 de septiembre, resulta que han ocurrido 4, no 3 sismos en ese día: el de 1985 de M8.1, uno de 1993 de M6.3, el de 2017 de M7.1, y el reciente del 2022 de M7.7. El sismo de M6.3 de 1993, ocurre a 120 Km de Puerto Chiapas en la costa de Chiapas, razón por la cual no es percibido en la zona Centro del país. El mes en el que ocurren cinco fechas con 3 sismos coincidentes cada una, es en diciembre. Igual y como andamos de fiesta en ese mes, no nos damos cuenta, o están lejos los temblores, o repartidos en el tiempo. Pero entonces, es realmente común que coincidan las fechas de los sismos. No solo tiembla en septiembre, hay que estar preparados todo el año. Tuve que ir a consulta en la colonia Roma, el edificio en donde veo al doctor, es de los años 60s, aunque está más o menos remodelado, ahí le pregunté a la recepcionista del 3er piso, que cómo le había ido de simulacro y sismo, y me dijo que no supieron qué hacer ni en el uno ni en el otro, que se pusieron cerca del elevador y no bajaron después del movimiento telúrico. Que no nos suceda eso. Es importante hacer simulacros propios y discutir el lugar de repliegue y el protocolo de salida.

Los simulacros salvan vidas.

 

Prevenir para vivir

Carlos Miguel Valdés González

POLÍTICA

Núm. 277 – Diciembre 2022

Enrique Wong Pujada

¿Por qué la Alianza del Pacífico vela por la unidad y el progreso social?