LA IMPORTANCIA DE UNA SEXUALIDAD CONSCIENTE

COMPARTIR

Facebook
Twitter

Sexualidad consciente Jaqueline Machado Garduño

 

Es de suma importancia que cambies tu forma de pensar y de sentir con respecto a la sexualidad para que vivas desde una conciencia totalmente diferente al común de la gente.

 

Vivir tu sexualidad en forma consciente implica un autoconocimiento de quién eres y de cuál es tu historia sexual para poder disolver bloqueos y engramas que impiden el flujo equilibrado de tu energía sexual.

 

Los seres humanos que están interesados por vivir su sexualidad desde lo sagrado y mágico, definitivamente tienen que cambiar la forma de pensar y de sentir. Con ello me refiero a pensar de forma creativa y a sentir el placer más allá de un simple desahogo.

Comprende que la sexualidad sagrada no está peleada con el placer, pero va mucho más allá del placer hacia el éxtasis.

 

Es necesario que te conozcas y te reconozcas para que puedas utilizar el proceso alquímico en el cual se transmuta tu energía sexual hacia altos niveles de conciencia.

La historia sexual de tu vida individual te ha colmado de experiencias agradables y placenteras, pero también desagradables, conflictivas y traumáticas. Esto va creando nudos y bloqueos en el ascenso de tu zona sacra hacia tu zona de la coronilla por la columna vertebral el famoso canal central de tu energía sexual. Si eres una persona que quiere vivir su sexualidad profunda y consciente, es necesario que cambies tu naturaleza sexual y entonces las respuestas se irán presentando en tu vida por sincronía, en pocas palabras, tienes que tener el profundo deseo de cambiar y transformarte porque ello va a implicar que trabajes con tus obsesiones, tus fantasías sexuales, tus propias experiencias de placer con ciertas mujeres y con ciertos hombres, y con tu sistema de creencias educativo, social y religioso principalmente.

 

Sucede que una de las principales claves para que comprendas lo profundo de tu sexualidad es individualizarse y dejar de actuar como manada, entonces, si eres hombre y eres heterosexual lo primero que tienes que cambiar en tu pensar y en tu sentir es que la mujer no es un objeto de placer sexual, porque ya de entrada vas en un fracaso; lo mismo sucede si eres hombre homosexual con el rol activo o masculino, tampoco puedes ver como objeto sexual y de placer al hombre que lleva el rol pasivo femenino y está demás decir, que lo mismo sucede en el caso de las mujeres que gustan de mujeres.

 

Por lo tanto, se sugiere un cambio gradual en el cual tienes que ir dejando el estado animal instintivo que todo ser humano lleva dentro para que vivas la sexualidad y su correspondiente alquimia hacia lo mágico y sagrado.

 

Sexualidad consciente Jaqueline Machado Garduño

 

Vivir tu sexualidad en forma consciente, mágica y sagrada requiere de un refinamiento desde tu forma de hablar, de mirar y de acariciar, hasta un refinamiento en la unión sexual genital.


Este refinamiento tiene como desafío el que gradualmente lo vayas logrando contigo y que no sea una técnica fría y estudiada por qué no conectas con el sentimiento. Debes estar realmente convencida y convencido de que quieres ascender hacia el éxtasis. Este es un proceso gradual que con disciplina y perseverancia te conducirá por el sendero de los dioses hacia la fusión de la danza amorosa en un estado de oración, es decir, de unión con el todo.


Si eres una mujer consciente, es necesario que comprendas de fondo que no debes comportarte como un objeto sexual, es decir, creciendo y confundiendo la libertad sexual con caer en comportamientos agresivos hacia ti misma. Esto no es moralidad, se trata de que profundices en el refinamiento que implica el que tú seas tierna, amorosa, cálida y respetuosa de ti misma. Desafortunadamente, muchas mujeres confunden su poder sexual con comportamientos excesivos en los que muchas ocasiones interfiere el alcohol, las drogas y otras sustancias que derivan en comportamientos obsesivos y alterados que muchas veces van más allá de lo animal. Es muy importante que como mujer reconozcas en qué punto te encuentras y cómo te tratas a ti misma y qué tan refinada eres contigo antes de exigir un trato que muchas veces no te das a ti misma por diferentes miedos, conflictos, complejos y traumas entre otras cosas.


Vivir tu sexualidad en forma sagrada y mágica implica un refinamiento en tus palabras, en tus besos, en tus caricias y en el mismo instante del coito en la danza de los amantes.

 

Como hombre sensible y consciente sabes o deberías saber que vivir la sexualidad desde la magia y lo sagrado implica elevar tu energía sexual desde el placer genital, la comunión entre dos seres a nivel del corazón y elevarse hacia el éxtasis de la espiritualidad en una danza entre cumbres y valles que requieren momentos de excitación y momentos de relajación sin que por ello el placer sea suprimido.

Un hombre consciente de su sexualidad sabe que la eyaculación no sirve para nada excepto para tener hijos y que desgasta su propia energía, ello requiere que tengas como hombre una comprensión profunda del tema para no caer en controversia.

Cuando vives desde una sexualidad mágica y sagrada vas más allá del placer hacia objetivos no placenteros como lo pueden ser objetivos materiales, decoración y objetivos espirituales también. Sin embargo, es necesario que la energía no se quede estancada en tu zona genital incluso que la pierdas por medio de la eyaculación. A través de la eyaculación pierdes lo que se conoce como tu cuerpo de luz, tu energía luminosa y además, sobre-excitas el cuerpo emocional de la mujer con quien te relacionas.


La sexualidad consciente en un hombre requiere disciplina y conciencia de alta frecuencia para que comprendas que si logras estar con una mujer durante largo tiempo sin eyacular te liberas de la energía cargada de agresividad, de impulsividad y de excesos de voluntad recibiendo al mismo tiempo el sentimiento activo proveniente del pecho de la mujer y luego de esto, podrás ascender al siguiente nivel que va del pecho a la garganta en un movimiento amoroso que te conduce al intercambio de miradas y a la disolución de tu ego (personalidad) por la fusión y el éxtasis con el todo acompañado del orgasmo que no es eyaculación.


Sin embargo, tendrás que atravesar uno de los más grandes desafíos en el sendero hacia la sexualidad mágica y sagrada. Qué es el que, al lograr durar un largo rato con erección sin eyacular, obviamente te vas a sentir muy bien con mayor energía y más fuerte y vas a querer repetir y repetir y repetir. Y esa es una trampa porque por muy bueno que esto sea, es equivalente a la ingesta de una droga y cualquier sustancia o actividad que te empuje a repetir como una necesidad, y aunque sea muy bonita y de placer, no te permite elevar la energía sexual hacia objetivos más elevados y de mayor calidad como lo es el éxtasis de la fusión amorosa y el logro de objetivos no placenteros.

 

Sexualidad consciente Jaqueline Machado Garduño

 


Recuerda que la energía sexual es la energía creadora más poderosa del universo.

¿Quieres seguir malgastando La chispa divina que te ha sido otorgada?

Si tu sentido de vida está ubicado en el tener y el acumular dinero, una posición económica, la conquista de objetivos y metas puramente materiales, la diversión por medio del sexo, el alcohol, drogas y sustancias, así como atiborrarse de comida chatarra, placeres exóticos y todo aquello que se te ocurre, entonces, en estos momentos puedes estar sintiendo y experimentando que todo tu mundo se vino abajo por la situación mundial que estamos viviendo. Puedes incluso, seguir evadiéndote con programas televisivos y saturándote de noticias que sólo alteran tu estado emocional y mental, pero, te has preguntado ¿cuál es la verdadera causa de tus problemas o de los problemas de los cuales te quejas del exterior? Si vives como un sonámbulo, queriendo pertenecer a la manada, en continuos estados de estrés y de ansiedad, utilizando tu sexualidad de forma inconsciente con tal de no mirar en tu interior y darte cuenta de quién crees que eres, y quién eres realmente, te mantendrás dependiente de situaciones externas que dirigen tu vida, incluso sin que tú te des cuenta porque te has acostumbrado a justificar, juzgar y quejarte, sin tomar las riendas de tu vida -posiblemente-, porque ello implica hacerte responsable de ti mismo y de ti misma.


El desequilibrio que estamos viviendo es muy posiblemente por esta sensación de carencia grabada en el inconsciente colectivo. El miedo te hace pensar y sentir que vas a perder y esto lo sientes porque dentro de ti, en el fondo te sientes caliente e insignificante y sientes que no mereces y si no mereces no tienes derecho a la abundancia. Al decirte abundancia estoy hablando de abundancia de amor, material, de amistades, de comida, diversión, abundancia de dinero y sexualmente consciente.


Esto es difícil de asimilar sí te cierras a una comprensión que va más allá de tu sistema de creencias limitativo, y de tus miedos si llevas tanto tiempo en estado de estrés y de miedos disfrazados te será difícil comprender que tienes una conciencia empobrecida que no te permite ver más allá de las barreras de percepción de tus modelos de pensamiento muchos de ellos heredados y muchos otros aprendidos.

Puedes desaprender todo aquello que te limita, pero es necesario que cambies desde tu interior y para ello primero tienes que ser sincero contigo y observar si eres una persona enfocada en lo negativo y en la carencia. Fíjate en qué te enfocas la mayor parte del tiempo y cuáles son los pensamientos que alimentan tus emociones de los cuales se deriva un comportamiento muchas veces alterado.

Psic. Jaqueline Machado Garduño.

SALUD

Núm. 248 – Julio 2020

julio 15, 2020
Asuntos destacados del 6 al 10 de julio 2020

Asuntos destacados del 6 al 10 de julio 2020