Marco Antonio Baños, Consejero Electoral

Por: Patricio Cortés / Fotografía: Nelly Olivos

politico_junio_01

Todo proceso electoral en México genera temas controvertidos y suspicacias; se presume que desde el punto de vista de la organización, este es el proceso electoral más complejo de nuestra historia. Por ello buscamos al Consejero Marco Antonio Baños, uno de los hombres fuertes del Instituto Nacional Electoral (INE).

De entrada hablamos de la urgencia que el proceso electoral no sólo sea legal sino que muestre legitimidad: “Buscamos que el proceso electoral sea legal, sea reconocido por los ciudadanos y que la elección tenga el respaldo ciudadano para que los candidatos ganadores no sólo a la presidencia sino a todas las demás posiciones que están es disputa, dispongan del mayor apoyo ciudadano posible y eso les genere legitimidad en cuanto a la forma en que se hizo la elección y el respaldo que tengan de los electores”.

“Si usted se da cuenta, de manera completamente distinta a cómo se hizo en elecciones anteriores, el INE ha salido a explicar cómo desahoga cada una de las actividades del proceso electoral. Hay una campaña en medios de comunicación social y en redes sociales intensa. Los consejeros de manera particular hemos utilizado una mecánica de comunicación de cada una de las actividades que realizamos y de cómo se van tomando los principales de acuerdos; también hemos abierto varios espacios de difusión de información que nos están ayudando a que los ciudadanos tengan una percepción más cercana a las autoridades electorales y a la forma en que se organizan las elecciones. La discusión con los candidatos y los partidos ha sido intensa en la toma de varias decisiones, pero creo que el INE está saliendo avante”, complementa.

Un aspecto que, a juicio de más de uno, manchó el proceso fue la inclusión en las boletas de Jaime Rodríguez, El Bronco, ya que el INE consideró que no contaba con las suficientes firmas reales, pues entregó un alto porcentaje de firmas apócrifas, y el Tribunal Federal Electoral opinó que se “violó su derecho de audiencia”, aunque vimos a dicho personaje en el INE, los consejeros acataron. Nuestro entrevistado comenta:

El INE sostiene que se había desahogado ese derecho de audiencia. Creo que los ciudadanos en esa materia tienen la posibilidad de venir al Instituto, de abrir la página, de consultar los informes que hemos presentado con relación a estos temas y creo que un detalle que también es importante es que los ciudadanos puedan revisar la cantidad tan importante de opiniones que hubo respecto a la decisión del tribunal que de manera cuestionable incluyeron candidaturas independientes en la boleta electoral.

El INE está a salvo en mi opinión, en ese tema en lo particular, creo que aquí el cuestionamiento central es a la decisión del Tribunal Electoral”.

La entrevista se realiza con las finales del futbol mexicano en puerta y en las vísperas del mundial, por lo que viene a colación la analogía y cuestionamos de la legitimidad del ganador si se cuestiona al árbitro del encuentro, cosa que suelen hacer los jugadores, a lo que el consejero responde: “Todos los partidos, sobre todo cuando estamos en liguilla y hoy empieza, estamos en situaciones de mucha tensión, los jugadores estarán siempre en el ánimo de generar situaciones donde el árbitro les dé la razón en ciertas jugadas. Los contendientes en las elecciones hacen lo mismo, buscan lastimar a los adversarios y salir adelante haciendo prevalecer sus puntos de vista. La autoridad tiene que ser sobria en esos temas, revisar con claridad qué cuestiona cada uno de los contendientes, ver a quién le da la razón en términos de la ley y los criterios jurisdiccionales que hay sobre los temas. Si un spot en un momento dado tiene alguna situación prohibida por la ley, por ejemplo una imputación de delito, el INE tiene que bajar ese spot del aire; si un spot simplemente está ejerciendo una crítica fuerte con relación a alguno de los contendientes y a ese no le gusto, pues ni modo, los políticos, los servidores públicos, estamos expuestos a críticas más fuertes que un ciudadano normal y se vale en los spots de radio y televisión, salen en las declaraciones de los candidatos, se valen en los discursos de las contiendas electorales”.

Entre las precampañas y las campañas se prevén casi 60 millones de spots de radio y televisión, se percibe un hartazgo de la sociedad, sin embargo el consejero comenta: “Ese es un mito porque el modelo de radio y televisión, que funciona desde el 2007, obliga a que los partidos políticos no puedan contratar propaganda en la radio y la televisión y sólo van a utilizar los tiempos oficiales del Estado mexicano.El INE tiene a su disposición 48 minutos diarios en cada una de las señales, son 3 mil 811, y si un ciudadano estuviera las 24 horas pegado en la televisión o al menos las 18 horas de transmisión a las que están obligadas las radiodifusoras y los canales de televisión, vería 96 spots diarios.Entonces tampoco es que estén en la posibilidad de ver los 60 millones de spots”.

“Creo que más bien hay que revisar si la modalidad de mensajes 30 segundos le sirvan a los partidos para posicionar mensajes adecuados. Los partidos están cómodos con ese punto, porque antes teníamos programas de cinco minutos a los que tenían derecho y ellos decidieron desaparecer esas normas. Los spots son una modalidad de comunicación política, posicionan mensajes breves de los partidos. En general es un modelo que debe ser revisado, pero me da la impresión de que actualmente ha servido para que no sea el dinero el que sea elemento detonante que esté en las campañas. Recuerde que, en el 2006, la parte central fue quien podía comprar más espacios en radio y televisión, ahora no, todos entran con cierta equidad en las contiendas, salvo los independientes que sí tienen una desventaja en esa materia. En mi opinión, debe revisarse con cuidado la franja de tiempo que debe destinarse a los independientes”, expone.

Pasando a los desafíos de este proceso, destaca la participación:

En elecciones presidenciales hemos alcanzado hasta el 63% en las últimas tres, creo vale la pena reflexionar que en el año de 94 tuvimos una cifra electoral alta, 77.16%, y no hemos logrado volver a esos niveles de participación ciudadana. Esta elección tiene 3,406 cargos en disputa, más de 89 millones de electores en la lista nominal, más de 156 mil casillas que se van a abrir. Tiene un mosaico amplio de opciones para que el elector se vuelque y decida. Estamos en la búsqueda de una mayor participación, pero también de que este proceso logre recuperar a las autoridades electorales credibilidad en el contexto de los ciudadanos.

Pregunto si México tiene las campañas que merece y, siempre institucional, Marco Antonio Baños responde:

Bueno, México tiene las campañas que le dan sus candidatos y tiene la opción de decirles sí o no a través del voto de los electores. Creo que están hoy día en una condición de exigir más a los candidatos. Les hemos pedido a los candidatos que entreguen los currículums para colocarlos en la página, hasta el día de ayer (2 de mayo) teníamos el 3%, una situación que me parece indebida”.

Difiere con mi percepción de que la credibilidad del INE y la legitimidad  de los ganadores (consenso de que son los que deben gobernar) irá de la mano: “No, yo creo que son dos cosas separadas. La legitimidad del ganador deviene de qué tantos votos logra tener y el convencimiento que tenga frente al electorado y la opinión que genere frente a su campaña. Es un tema distinto, en una campaña la legitimidad deviene del voto ciudadano y de que se haya apegado a la legalidad en los procedimientos electorales y en el desahogo de las actividades político electorales; pero me da la impresión de que en el momento de que los candidatos entren a los cargos de elección popular, entramos a otro esquema donde la legitimidad dependerá del ejercicio específico que tengan con la gestión que ellos realicen”.

politico_junio_02

Sobre los mass media, reconoce: Los medios de comunicación, el círculo rojo, tienen sus posturas. Es tan sencillo ver qué opinan en sus noticieros o ver qué escriben en las editoriales para ver hacia dónde caminan; se vale, es una contienda electoral y todo mundo tiene derecho a opinar, a analizar. Me parece que lo que es indebido es que se metan entrevistas que sean pagadas para favorecer a candidatos y no aparecen en las cuentas de las televisoras o las radiodifusoras y no se vale que los medios de comunicación impresos hagan campañas veladas en favor de uno o en contra de otro, esa parte debe ser mucho más racional. A pesar de que se vale la libertad de expresión, los medios de comunicación tienen una ventaja importante, tienen secciones, una sección es de opinión y ahí tienen columnistas que opinan a título personal y que firman sus opiniones, lo cual es válido, pero otra cosa muy diferente es que un medio se vaya en contra de un candidato o a favor de un candidato y sesgue la información en favor o en contra”.

Toma con calma las intensas críticas que llegan al instituto: “El cuestionamiento a las autoridades electorales durante el proceso es generalmente omnipresente; nosotros cuando terminamos el proceso electoral generalmente tenemos aplausos y lo invito a que lo vea al finalizar la jornada electoral del primero de julio”.

Para concluir se describe: “Soy un hombre sencillo que viene de una comunidad ejidal en el estado de Hidalgo.Crecí en base a mi propio trabajo y me he esforzado en ir teniendo mayores responsabilidades en el sector público.Me encanta el futbol, el cine, la lectura, trato de atender en lo posible a mi familia”.