ANA KARINA SAENZ

Sumergida en la cultura coreana

COMPARTIR

Facebook
Twitter

La cultura pop coreana ha ganado terreno en los jóvenes, el K-pop hoy es un importante fenómeno cultural que la actriz y conductora Ana Karina Saenz explora al frente del programa de Telehit, Jellyfish.xth

 

Ana Karina Saenz

 

Narra que siendo pequeña decretó un futuro frente a las cámaras: “Igual y fue un cliché, pero sí lo supe desde pequeña. Lo tengo escrito en un cuaderno, a los siete años escribí: ‘cuando sea grande, voy a ser actriz y conductora’. Era tan pequeña cuando lo mencioné, que no sabía que había decretado mi futuro, es algo que desde siempre me ha gustado, desde siempre ha sido mi pasión bailar y cantar. Yo soy de Ciudad Juárez, allá yo estaba estudiando la universidad y ese año tocó que hicieran casting para el CEA (Centro de Educación Artística de Televisa), fui y pasé a la segunda ronda en Ciudad de México, me quedé y ya decidí venir acá. Creo en el momento en que me aceptaron en la carrera en el CEA, lo vi como algo posible”.

De no ser actriz, afirma que su rumbo sería: “Hubiera estudiado mercadotecnia y hecho comerciales, la parte creativa, yo creo que sí”.

 

Nos habla de su actual proyecto: “Jellyfish.xth es un programa que habla completamente de K-pop, últimamente la onda coreana que es el Hallyu que ha estado fuertísimo, es un programa donde tenemos música, hablamos de los ídolos (artista musical surcoreano), conversamos también de quién es tu favorito en un grupo, charlamos. Siempre tenemos una coreografía en el programa, se va enseñando la coreografía y al final la hacemos completa, también tenemos TikTok’s. Básicamente trata de la cultura coreana, de la comida, de las tradiciones que tienen, cómo celebran y así también de los grupos de K-pop que nos han compartido conocimiento de cómo se maneja la vida en Corea”.

 

“Además, es un programa muy divertido: tenemos la sección de TikTok donde puedes aprender la coreografía. Somos cuatro y nuestras personalidades están muy marcadas, a la mejor te puedes identificar con alguno de nosotros y tenemos un contacto cercano”, complementa.

 

Ana Karina Saenz

 

Su acercamiento al Hallyu es anterior a su participación en el programa de Telehit: “Fue con por casualidad con un grupo que vi, me gustó mucho la coreografía, porque los grupos de K-pop tienen algo que los caracteriza: “Tienen coreografías muy específicas. Me llamó mucho la atención y de ahí me puse a investigar, además los outfits (vestimenta) son como súper representativos”.

 

Definitivamente, la cultura pop de Corea del Sur tiene una creciente penetración, Ana Karina explica: “El gobierno coreano fue súper inteligente, porque ellos lo que hicieron fue tomar la industria de la música y del cine como patrimonio cultural y como medio para impartir la cultura y le dan fondo de parte del gobierno a la música y al turismo. Inició esto con PSY, que es un coreano, que le dio la vuelta al mundo con Gangnam Style (esa coreografía que se puso muy de moda hace unos años), y a partir de ahí empezaron a agarrar muchísimo punch y se empezó a dar a conocer la música. Ahorita, está fuertísima toda esa onda de las películas, “Parásitos”, por ejemplo, que marcó historia al ganar el Oscar a la mejor película, eso es apostarle a la cultura. También, obviamente, la Internet ha contribuido para tener acceso a la información, acceso que antes no era posible para una chavita o un chavito en México y que pudiera conocer grupos de otros continentes o países”.

 

Al preguntarle a la también presentadora de clima en Foro TV, si prefiere la actuación o la conducción, externa: “Son muy diferentes, he tenido la suerte de poder probar las dos; sin embargo, a pesar de que en la conducción sí soy yo misma, a la vez siento como que estoy actuando cuando conduzco. Entonces, siento que lo de ser actriz ya está intrínseco en mí. Tengo una parte que no puedo quitarme, pero me encanta, y el poder combinarlas es muy divertido. Hay parte que se mezcla, por ejemplo, la conducción a veces se presta mucho a la improvisación que es una cuestión que luego vemos en la actuación y eso está padre”.

 

Ana Karina Saenz

 

Reconoce que en la conducción también se echa mano de las dotes histriónicas montando personajes: “Hay veces en los que sale, dependen lo que estoy conduciendo. Hay algunos programas que te requieren más energía y pues en tu día a día, no es posible, como con en este programa. Lo padre es tener esa herramienta actoral y, a la hora que la necesito, usarla en la conducción”.

 

Pasando a su actividad como actriz, destaca: “Tuve la oportunidad de estar en una telenovela que se llamó Fuego ardiente, de Televisa, del productor Carlos Moreno, y me tocó interpretar a la mejor amiga de Mariana Torres y me dejó muchísimo conocimiento más allá de lo profesional, personalmente”.

 

Ana Karina Saenz

 

Por proyectos, no para: “Grabé una serie que todavía no sale y estoy muy presente en las redes sociales, sobre todo en TikTok donde me ha ido muy bien, ha crecido muchísimo mi cuenta”.

 

“En Archivo muerto (la telenovela que está por salir) interpretó a una chava lesbiana a la que sus papás mandan a una terapia de conversión, en el afán de curarla de lo que ellos dicen es una enfermedad, se habla justamente de todos los tabús y perjuicios”, añade.

 

Confiesa su personaje soñado: “Estaría padre Ana Karenina. De hecho, a mí me iban a poner así y es muy interesante porque es una mujer que fue muy rebelde para su tiempo, desafiaba todos los estigmas sociales. Tiene un final trágico, pero es parte de la historia y del contexto”.

 

Para concluir se describe: “Soy una mujer muy creativa, muy persistente o necia, cualquiera de las dos, y en general creo que soy una persona amistosa y amable. Me gusta hablar con la gente, conocer y aventurarme. Muy aventurera, eso sí. Como conductora me definiría como relajada, me gusta estar platicando como si fuera una plática con tu mejor amigo, muy casual. Como actriz muy intensa y apasionada”.

 

En Instagram y TikTok se le puede encontrar como @soyanasaenz

POLÍTICA

Núm. 277 – Diciembre 2022

Enrique Wong Pujada

¿Por qué la Alianza del Pacífico vela por la unidad y el progreso social?