DANIELLE DITHURBIDE

Titular de Despierta

COMPARTIR

Facebook
Twitter

En esta ocasión charlamos con la titular del noticiero matutino de canal Las estrellas (Televisa), Danielle Dithurbide periodista cuyas coberturas poco a poco le fueron abriendo camino y hoy también comanda el área de noticias internacionales de la empresa.

 

Danielle Dithurbide

 

Egresada de la carrera de Historia nos narra cómo encontró su vocación: “Cuando yo iba en segundo de preparatoria fueron los atentados de las Torres Gemelas de Nueva York y yo estaba en la dirección de la escuela, por bien portada. La secretaria tenía una televisión donde estaba viendo lo que había ocurrido, y no te puedo explicar la necesidad que tenía en ese momento y en los días posteriores de estar ahí; en Afganistán, una semana después empezó la guerra. Todo el mundo estaba muy interesado en el tema, pero lo mío era casi una obsesión; o sea, yo no podía vivir un segundo más sin estar ahí y tomé la decisión”.

 

Su elección de carrera no fue fortuita: “Cuando visité la Ibero, mi alma mater, y después de hablar con un par de personas que se dedicaban al periodismo, me di cuenta de que era muy buena carrera como para tener todo el contexto, todo el background de lo que sucedía. Un atentado como el de las Torres Gemelas es mucho más fácil de entender si conoces la historia del mundo árabe, del mundo musulmán, de los Estados Unidos y así muchísimos hechos que conocemos hoy como noticia, se entienden y se explican mucho mejor cuando tienes el contexto histórico. Bien dicen que el periodista es el historiador del presente, entonces, creo que va muy de la mano y van muy ligadas ambas cosas, y así fue como decidí dedicarme al periodismo y estudiar Historia”.

 

Danielle Dithurbide

 

“He sido extraordinariamente afortunada de estar en el lugar correcto siempre, de tener todas las oportunidades, todas las facilidades que me han dado en las empresas en las que he trabajado y hasta ahora las he aprovechado de la forma correcta. Vaya que he trabajado muchísimo, igual que muchos colegas y que muchos compañeros”, nos narra.

 

Le pregunto a qué atribuye haber logrado un espacio que muchos de sus colegas pelearían con uñas y dientes, expone: “Merecerían igual o más que yo, siempre lo digo, pero, en realidad, creo que ha sido porque trabajo y he trabajado durante muchísimos años de sol a sol para conseguirlo. En verdad, era la primera en llegar a la oficina, la última en irme, nunca dije un no a una cobertura de madrugada, a un viaje, a trabajar un día festivo, a trabajar todos los fines de semana, durante muchísimos años, a no tener nada de descanso, como lo han hecho también muchísimos colegas; pero creo que cuando trabajas con tanta pasión, se oye a cliché, pero cuando dejas el alma en algo, los resultados tarde o temprano se dan; en mi caso se dieron temprano si lo comparas con otras historias. Creo que ha sido como una materialización de trabajar con tanta pasión, con mucho esfuerzo y con muchísima dedicación”.

 

Cuando le solicito que se describa como mujer y como periodista, expresa: “Sabes más que nunca hay una diferencia entre eso, hasta hace un año yo te hubiera dicho que mi vida entera estaba enfocada en el trabajo, literalmente. No me gusta usar la palabra sacrificio, pero sí había dejado a un lado todas las otras facetas de mi vida por dedicarme al trabajo. En el trabajo, me describiría como alguien muy apasionada, muy tenaz, muy necia, muy aferrada a cumplir lo que quiero y ahora, hace, tres meses, me convertí en mamá, entonces ahora estoy, efectivamente, en el mayor reto de mi vida, poder compaginar ambas facetas. El poder encontrar un equilibrio y formar parte de esa estadística de mamás y mujeres trabajadoras que más que nunca admiro y respeto. Si hay una palabra que me describe a mí en todas las facetas es apasionada. Soy apasionada hasta en la forma negativa si me enojo, me enojo en serio, si me peleo con alguien, me peleo en serio”.

 

Danielle Dithurbide

 

Nos habla de las coberturas más difíciles de su carrera:

“La primera muy importante para mí y muy difícil, es el terremoto de Haití por las condiciones en las que estaban, es un país que tiene una realidad muy desafortunada. El terremoto vino a cimbrar lo que ya estaba removido, hubo miles y miles de muertos. Uno tenía, literalmente, que caminar por los cadáveres, estaba yo muy chavita, todavía fue en el 2010, muy complicado, me dejó marcada para siempre esa cobertura”.

“Desde luego, por las condiciones en las que se dio, por lo que significa en mi vida y por todo lo desafortunado, el terremoto aquí en México, el del 19 de septiembre de 2017”.

“Dos reportajes, uno sobre las niñas y los niños involucrados en el crimen organizado, en específico en el narcotráfico, y otro sobre las redes de trata de personas para explotación sexual, mismos en los que vi mi vida en riesgo. En uno, incluso en Tlaxcala nos amenazaron con pistola en mano, a mí y a mi equipo. En el otro, en Sinaloa, encontramos un balazo en la ventana del coche que habíamos rentado del cual nos habíamos bajado para hacer una entrevista”.

 

El 2017 viene a la mente porque se hablaba de una pequeña sobreviviente atrapada en los escombros, Frida. Reporteros de los más importantes medios se apostaron para cubrir la nota en un colegio en ruinas. La pequeña resultó inexistente y muchos ocuparon a Danielle Dithurbide como chivo expiatorio, como si hubiese sido la única reportera en la escena. Ella comenta: “Fue un momento, muchos días, semanas y meses, muy duros para mí. Mucha gente se quedó con esa idea, por muchas cosas, pero lo más duro fue eso, ver cómo todos los colegas que se aventaron la piedra y escondieron la mano, literalmente, y fue como, Hijo a quién metemos. Pues a ésta”.

“Hace poco, todavía vi que un reportero que ni siquiera se merece que diga yo su nombre, que está escribiendo un libro, puso algo así como ‘yo sé a quién la Marina le pasaba la información’, porque redactó un tweet que me llegó ahí de rebote, pero que claramente se refería a mí. Un colega al que conozco, al que, si veo saludo, pero me dieron ganas de decirle, ‘hiciste un libro que habla meramente de mí y no te tomase el mínimo del rigor periodístico de hacerme una llamada para hacer una entrevista. Está grueso’. Creo que escribir un libro en el que embarre a una colega, sabiendo cómo fueron las cosas, porque, efectivamente estuvo ahí algunas horas, se me hace terrible y sí fue muy duro y me cambió la percepción por completo de muchos colegas, de muchos medios, e hizo darme cuenta que no puedes esperar nunca nada de nadie. Yo tengo muchos defectos, pero tengo una cosa y es que siempre me da gusto que a la gente le vaya bien. Si yo puedo apoyar a alguien, lo voy a apoyar siempre. Creo que hay oportunidades, espacio y medios para todos”, añade en un tono que nos hace saber que el tema no le es inocuo.

 

Danielle Dithurbide

 

Le preguntamos cómo prepara el primer noticiero de Televisa y refiere: “En el día, lo menos importante de mi trabajo, es la mañana, es el noticiero (la transmisión). Justo ayer hablaba con mi jefe y le decía que para mí el noticiero es una chamba de veinticuatro horas, literalmente, porque yo salgo a las ocho de la mañana y empiezo a planear el noticiero del día siguiente a lo largo del día, tengo tres juntas con equipo de información y con mi coordinador de invitados, monitoreando las noticias del día, viendo qué entrevistas pueden ser útiles. Después, en la noche, pues ya tenemos la famosa junta de formación en la que decidimos y se jerarquiza la información, a reserva de que suceda algo en la madrugada o en la noche. Entonces, todo, todo y todo el día, estoy planeando mi noticiero. En los ratos libres, hago mi otra chamba que ser directora de información internacional de Noticieros Televisa. Ya en la mañana, me despierto, cuatro y media, me meto a bañar, me voy a la oficina y, en lo que me arreglan, leo los periódicos, la orden de edición para ajustar que todo esté bien, la redacción de los textos y ya, a las seis y media, entramos al aire. Es la parte más glamurosa, pero es el porcentaje menor de mi chamba, la amo, por supuesto, pero a mí me encanta todo el proceso. Hay muchas personas, ahora, qué se dedican a leer noticias, es la realidad; a mí me gusta de principio a fin ponerles el toque a mí noticieros”.

POLÍTICA

Núm. 277 – Diciembre 2022

Enrique Wong Pujada

¿Por qué la Alianza del Pacífico vela por la unidad y el progreso social?