LA MUJER, EL VINO, LA SALUD Y LA BELLEZA Sommelier Josefina Fernández Cueto

COMPARTIR

Facebook
Twitter

Sommelier Josefina Fernández Cueto

Todas las mujeres nos queremos sentir saludables y ver bellas. Lucir bien no tiene que significar gastar demasiado o sufrir mucho, se trata de saber elegir y aplicar algunos sencillos consejos que aquí te comparto. 

Si te gusta tomar vino tinto, pues alégrate, porque esto te va a traer muchos beneficios a tu organismo ¡Es fantástico! –  Varios estudios nos dicen que un consumo moderado de vino tinto tiene efectos positivos en el organismo femenino.

Primero les hablaré sobre los polifenoles, que consiste en un grupo de sustancias químicas encontradas en algunas plantas y frutas, caracterizadas por la presencia de más de un grupo fenol por molécula, tenemos como ejemplo la uva, que es la fruta de la planta llamada vid. Los polifenoles, generalmente dan cuenta de la mayor parte de la actividad antioxidante de las frutas y verduras, entre ellos tenemos a los antocianos y a los taninos.

Los polifenoles son los responsables de los beneficios del vino tinto, conocidos por sus propiedades antioxidantes, los encontramos en las pieles y en las semillas de las uvas, es decir, en los hollejos. Ahí están contenidos los secretos de la longevidad y de las bondades a la salud. Los polifenoles tienen una acción antioxidante y nos ofrecen una serie de propiedades para actuar sobre la piel y los radicales libres, frenando o retardando el envejecimiento normal por el paso del tiempo. Además, los polifenoles tienen otras propiedades porque son anti alergénicos, antiinflamatorios, protegen nuestro sistema inmunológico y regulan la digestión por su alto contenido en fibra.

 

Sommelier Josefina Fernández Cueto

Siguiendo con otro componente que se extrae de la piel de las uvas, es el resveratrol que nos ayuda contra el envejecimiento por ser antioxidante. Algunas investigaciones dicen que el resveratrol ayuda con algunas enfermedades degenerativas y a prevenir el cáncer de mama, esto es porque la piel y las semillas de las uvas rojas tiene productos químicos que contribuyen a bajar los niveles de estrógeno y a aumentar los niveles de testosterona en las mujeres en la etapa premenopáusica, esto hace que tengamos un menor riesgo de cáncer de mama.

Las virtudes cardiosaludables atribuidas al vino proceden de los taninos, que además, ayudan a reducir el colesterol “malo” al inhibir su absorción, y a prevenir enfermedades degenerativas. Su acción antiinflamatoria repercute en especial en los problemas vasculares como varices y hemorroides. Estos son los responsables de que se nos seque la boca y la lengua con una sensación astringente y nos ayudan a combatir las bacterias bucales, a limpiar nuestro paladar y evitar las caries.

También estos polifenoles del vino tinto tienen componentes que contribuyen para que la piel luzca más joven y tersa, son exfoliantes al desarrollar colágeno y elastina, además, por ser antioxidantes favorecen en algunas partes de nuestro organismo. Los polifenoles que se encuentran en las uvas y en el vino reducen los efectos dañinos de los rayos ultravioleta en la piel. También tiene propiedades antioxidantes y astringentes que evitan que las bacterias se adhieran a nuestra vejiga evitando las infecciones urinarias.

 

Sommelier Josefina Fernández Cueto

 

Un estudio de la universidad de Boston nos dice que hay menos posibilidades de perder masa ósea cuando las mujeres toman vino tinto regularmente y con moderación, ya que nos ayuda a fortalecer los huesos. Algunas investigaciones nos dicen que los fenoles en la dieta de las personas obesas son buenos para reducir el hambre, aunque es importante saber que no hay que beber más de una copa de vino tinto al día.

Ahora, si quieres rejuvenecer tu rostro, solo necesitas mezclar: cuatro cucharadas de vino tinto y tres cucharadas de miel de abeja, integra los ingredientes y colócalos en el rostro como mascarilla y espera 20 minutos antes de retirarla con agua tibia. La puedes usar 2 veces por semana.

Tomar una copa de vino tinto con una buena compañía nos ayuda a relajarnos y que disfrutemos más el momento, esto aumenta endorfinas y reduce el riesgo de depresión… Así que la mejor manera de comenzar a cuidar nuestra salud será con una copa de vino tinto.

CULTURA

Núm. 250 – Septiembre 2020

septiembre 22, 2020
Asuntos destacados de 14 al 18 de septiembre 2020

Asuntos destacados de 14 al 18 de septiembre 2020