ÁNGEL M. JUNQUERA

Presidente del Colegio de Abogados

COMPARTIR

Facebook
Twitter

El tema de la duración del mandato del gobernador Jaime Bonilla resultó en una controversia constitucional que acaparó reflectores, luego de una reforma legal que extendió su mandato de dos a cinco años. Sin embargo, en este controvertido asunto la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que sólo había sido electo para dos años el periodo que se debe cumplir.

 

El abogado del gobierno de Baja California fue nada menos que Ángel M. Junquera, Presidente del Ilustre y Nacional Colegio de Abogados de México, quien comenta: “la documentación que soporta el expediente, hablando de la figura del gobernador Jaime Bonilla, vas a encontrar que él se registra para cinco años y toma posesión por cinco años, en el inter hay algunas acciones judiciales que la Corte desestimó”.

 

“Es un tema verdaderamente interesante, considerando que nunca ha habido algo similar en el México moderno y lo que debe suceder es que se preserve el Estado de Derecho. Evidentemente, el gobernador tiene muy claro que debe respetar el mandato de la Corte y el camino que indique la misma”, aclara.

 

Respetuoso de la resolución, no deja de señalar ciertas irregularidades: “Ha habido allí muchas posiciones, después de la resolución, que hablan de que el Poder Judicial resolvió a favor de la democracia. Entonces resolvió que hay una libertad de jurisdicción y nosotros los ciudadanos tenemos que respetarla: a mí me llamó mucho la atención la forma en que el presidente de la Corte se fue en contra del gobernador y no se refiere al expediente que tenía la controversia constitucional. O sea, se le olvidó que era el presidente de la Corte, sin duda es un tema que tuvo mucho que ver y seguirá teniendo que ver con intereses políticos. Un Presidente de la Corte es el fiel de la balanza entre el Poder Legislativo y el Poder Judicial y entre los estados; pero, sobre todo, es quien debe preservar la legalidad y el Estado de Derecho. Como presidente de la Corte, tomar partido en contra de alguien o de un asunto antes de que se resuelva deja mucho que desear de ese juez o ministro, acota.

 

Al hablar de que la presión mediática no favorecía al gobernador, responde: “Sí, creo que la estrategia de comunicación que se implementó en torno del asunto fue muy deficiente”.

 

¿Considera que la resolución vulnera el Estado de Derecho?, lo cuestiono: “Sí, creo que un tema tan relevante no debió ser resuelto por esos medios. Además, fue el primer asunto relevante que se resolvió mediante una sesión de videoconferencia, ése es otro punto. Yo entiendo que debemos prepararnos para este ejercicio, sin duda, tenemos que trabajar para que estos medios tecnológicos puedan utilizarse con el propósito de que la justicia sea expedita. Pero si uno revisa los diferentes tribunales del país, incluso la misma Corte, caemos en la cuenta de que apenas se está revisando el cómo. Por eso resulta absurdo que un asunto tan relevante sea el estandarte de esta nueva etapa”.

 

Ya en su papel de Presidente del Colegio de Abogados, le pido su diagnóstico acerca del Estado de Derecho en México y opina: “A mí me preocupa muchísimo que vemos acciones tanto del Ejecutivo como del Legislativo, e incluso en el actuar del Poder Judicial, aunque con menos frecuencia, que violan el Estado de Derecho, que irrumpen en contra de él. Yo entiendo que debe haber cambios, estoy totalmente de acuerdo, es correcto, pero no se vale, no está bien, no es correcto, es contrario a la ley que no se respete la Constitución, que no se respete la norma jurídica a la que estamos sujetos”.

 

“Alguien me comentó: ‘Perdiste el caso de Jaime Bonilla. ¿Cómo es posible que te atrevas a defender un asunto como éste, si eres el Presidente del Congreso de la Unión Internacional de Abogados, si eres el Presidente para las Américas y el Caribe’. Todo sujeto tiene derecho a una defensa, la cual debe ser lo mejor proveída. Yo estoy convencido, como abogado, que desde el primer momento el gobernador debió haber tenido una buena defensa. Y concluimos el asunto, aun perdiendo, con una buena defensa. Tan es así que todo el país se enteró de lo que estábamos argumentando y de que fuimos respetuosos de lo que decidió la Corte y vamos a trabajar para que se respete lo que instruya. Entonces, ésa es la posición que asumió Jaime Bonilla y es la posición que asumimos nosotros como abogados del congreso, como abogados de Baja California”.

 

Ángel M. Junquera

 

El siguiente cuestionamiento tiene que ver con la poca confianza que tiene el mexicano promedio en el sistema judicial. El jurista explica: “Es porque hemos visto que hay actos de corrupción, porque constatamos que tenemos un Poder Judicial muy lento. Mientras la situación no favorezca al ciudadano para que obtenga resoluciones inmediatas, éste va a seguir sintiendo lo mismo”.

 

Se supone que se implementó un nuevo sistema penal que no ha funcionado como quisiéramos. Él reconoce: “No ha funcionado como uno quisiera; sin embargo —no estoy justificando al Poder Judicial— hoy ha mejorado muchísimo”.

 

Acerca de las leyes, afirma: “Te puedo decir que tenemos un marco jurídico muy completo, que evidentemente es perfectible, como cualquier cosa que hace el ser humano. Me preocupan los cambios que se llevan a cabo sin ninguna razón, que ha habido muchos, pero te puedo decir que contamos con un marco jurídico que se encuentra entre los primeros del mundo. No todas las leyes son malas y nos hacen falta recursos para aplicar muchos aspectos. Ojalá que el Poder Ejecutivo trabaje a favor de la justicia y le conceda libertad presupuestaria al Poder Judicial”.

 

Sobre los principales retos de los nuevos litigantes destaca: “El litigante tiene tres desafíos: primero, estar preparado; segundo mantenerse actualizado, y tercero, tener un respeto profundo por la ética profesional”.

“Te puedo asegurar que los jóvenes abogados a los que tengo acceso, la gran mayoría de los que se dedican al Derecho, son personas que saben que deben prepararse constantemente. Además, todos los miembros de mi colegio suscriben la aplicación de un código de ética y con orgullo te aseguro que se sujetan a él y lo cumplen. Hoy, con la pandemia tenemos una gran oportunidad de mejorar nuestra relación con la gente, con nuestros clientes y con todos aquellos individuos a los que apoyamos”, añade.

 

Se asevera que el mundo cambiará después de esta crisis sanitaria, Ángel M. Junquera coincide con esta afirmación: “Sí, estoy seguro de que va a cambiar absolutamente todo y de que ahora va a ser muchísimo más ágil la resolución de controversias. Casi todo el mundo se ha familiarizado con los medios electrónicos pues existen hay plataformas que resuelven las controversias de una manera más ágil y menos engorrosa”.

 

“Cuando trabajas en un marco de honestidad y preservas la legalidad, generas cada vez más adeptos y, como abogado, cada vez más clientela. Estoy convencido”, concluye.

POLÍTICA

Núm. 250 – Septiembre 2020

septiembre 22, 2020
Asuntos destacados de 14 al 18 de septiembre 2020

Asuntos destacados de 14 al 18 de septiembre 2020