GINA CRUZ BLACKLEDGE

Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, América del Norte

COMPARTIR

Facebook
Twitter

Nuestra relación con el vecino del norte resulta de suma importancia, por ello charlamos con la senadora Gina Cruz Blackledge, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, América del Norte.

Sobre los desafíos de la comisión que preside destaca: “Tener la posibilidad de tener el intercambio en cuanto a los temas y legislativos con América del Norte, es decir, con Estados Unidos y Canadá. Hemos logrado tener dos interparlamentarias con legisladores de Canadá y ahorita estamos trabajando para poder tener una agenda legislativa de intercambio con legisladores de los Estados Unidos, que ha sido un poco complejo en virtud de que sabemos precisamente que si desde el ejecutivo federal de México no hay una extraordinaria relación con los Estados Unidos, pues de alguna manera esta falta de interacción o de comunicación entre los ejecutivos, obviamente repercute a los órganos legislativos, sobre todo porque creemos que de alguna manera los legisladores estadounidenses no ven que la agenda de México sea la agenda que Estados Unidos trae en muchos temas. Ha influido que México ha incumplido en algunos de los compromisos que hiciera en el Tratado de Comercio y también creemos que ha sido parte de cómo inició la relación con la administración del Presidente Joe Biden”.

 

Gina Cruz Blackledge

 

Al hablar de incumplir acuerdos, le recuerdo que con frecuencia el gigante comercial no cumple con su parte y bloquea constantemente los productos mexicanos, la legisladora panista reconoce: “Bueno, sí, digo como en todas las relaciones comerciales siempre va a haber temas, pero específicamente en los compromisos que ha hecho México en algunos rubros dentro del Tratado de Comercio, hemos sido nosotros quienes no hemos cumplido y esto hay que decirlo. Nosotros, aquí en el Senado de la República, si bien se creó una comisión especial para el seguimiento, también hemos visto cómo día con día se empiezan a dar demandas ante los paneles que se establecieron en el Tratado, precisamente por el incumplimiento en materia laboral, por ejemplo. Se vio muy mermada la relación, cuando se intentaba la aprobación de la reforma eléctrica por parte del presidente de México, sobre todo porque Estados Unidos está migrando a energía renovable. En ese sentido, ha habido hoy un choque como nunca hemos visto, mucha gestión por parte del gobierno de los Estados Unidos, se estuvo trabajando mucho en ese tema. Creo que el Gobierno de Estados Unidos está poniendo mucho más interés en la relación con México porque entienden la importancia que tenemos como país vecino y principal socio comercial, pero creo que México todavía no está entendiendo cuál es la importancia de nuestro país vecino”.

Una crítica constante de organizaciones no gubernamentales es que México le hace el trabajo sucio a Estados Unidos en temas como la migración, la senadora comenta: “Mira, me voy a remontar hace cuatro años, después de la elección, el presidente López Obrador en la conferencia de prensa que dio en Tamaulipas, donde él mismo hace una invitación a los centroamericanos o a los sudamericanos que vinieran a México. Se les ofreció empleo, viviendas, educación, servicios médicos y a raíz de esa invitación que hace el mismo presidente de la República, se desbordan precisamente estas caravanas de migrantes viniendo a México. No sé si el presidente verdaderamente pensaba que podía cumplir con esa oferta que se estaba dando o que los migrantes iban a querer quedarse aquí en México, obviamente, la intención es cruzar hacia los Estados Unidos y más cuando hemos visto que en los países autoritarios del Sur, las condiciones de inseguridad se están dando cada vez peor ¿Qué es lo que pasó? Ante aquella amenaza que hizo el presidente Donald Trump de empatar asuntos migratorios con asuntos económicos, el presidente López Obrador optó por crear ese muro humano a través de la Guardia Nacional en el sur del país. Hemos visto cómo, a través de ese operativo, ha habido muchas violaciones de los derechos humanos de los migrantes, que son finalmente nuestros hermanos, y también hay que entenderlo, ellos buscan una mejor calidad de vida”.

“México se convirtió además en un tercer país seguro, con una decisión unilateral del gobierno de los Estados Unidos y estamos viendo la crisis migratoria. Siempre ha existido la migración, siempre ha habido deportaciones, etcétera, pero anteriormente las deportaciones de personas que no son mexicanas se daban hacia sus países de origen, ahora México, prácticamente ha accedido a que estas personas, que están en espera de un juicio migratorio, puedan quedarse en México con el famoso programa de Remain in México, que complica mucho la situación de las fronteras, pero lo más lamentable es que ni siquiera los gobiernos estatales y municipales fronterizos están recibiendo el apoyo necesario por parte del gobierno federal para atender esta crisis migratoria”, complementa.

¿Realmente cree que un discurso del presidente fue lo que movió a esas masas migrantes?, cuestiono a la senadora que responde: “Fue la apertura de la puerta a México para que vinieran, obviamente, hay muchos factores, el clima de inseguridad que se viven en estos países autoritarios es uno de ellos, es la falta de empleo, etcétera. Sin embargo, fue una oferta que el presidente dio, yo creo que sí trascendió, porque a partir de ahí, se empezó a detonar, precisamente esas masas para llegar a México”.

Critica la política exterior del ejecutivo: “El Presidente ha salido en un par de ocasiones del país en casi cuatro años, cuando en la historia hemos tenido presidentes activos en materia de política exterior. No ha entendido que es importante que él participe en los foros donde se toman decisiones a nivel internacional. Hay y un canciller que ha hecho las veces de representante de México, que ha hecho el trabajo que le corresponde, pero hay foros en los que debe estar el jefe de estado. Simplemente, en la Cumbre de las Américas, el espacio de México quedó vacío, y había reuniones donde las decisiones que tenía que tomar el jefe de Estado y no el representante. Sabemos que no es del interés del presidente la política exterior, salvo para asignar como embajadores a amigos, aliados políticos, sin tener siquiera el currículo o la capacidad para asumir esta responsabilidad de ser un verdadero representante para nuestro país”.

 

Gina Cruz Blackledge

 

Siendo un presidente cuyo discurso resulta opuesto al panismo, pregunto a la legisladora si realmente querían oír un discurso de Andrés Manuel López Obrador en la Cumbre de las Américas, expone: “A mí me hubiera gustado. En lo personal creo que hubiera sido muy loable que hubiera asistido y propuesto  soluciones de los temas que se trataron ahí. Yo creo que sí, se dieron temas importantísimos en la cumbre y uno de ellos es el tema migratorio, también que desaprovechó esa gran oportunidad de ir a hablar con nuestros connacionales que viven de aquel lado de la frontera que están de alguna manera no atendidos. Los 50 consulados que tenemos en Estados Unidos están rebasados, no tienen recursos para apoyar a nuestros connacionales. Me hubiera gustado mucho que el presidente hubiera ido a hablar por esos millones de mexicanos que viven en los Estados Unidos y lamentablemente él prefirió aliarse a los países autoritarios que no fueron invitados que ir a defender los intereses de los mexicanos”.

Como senadora de oposición, le pregunto sobre la postura de simplemente no discutir ninguna propuesta de reforma constitucional del presidente, acota: “Fue una decisión que tomaron, ahora sí que desde las dirigencias de los partidos políticos. Yo siempre he creído que debemos ser siempre una oposición responsable. Hay muchos temas en los que creo que si son buenas propuestas, debemos de acompañarlas como lo hemos hecho en otras ocasiones; sin embargo, ahorita las iniciativas que se están presentando en materia de reformas constitucionales aquí en la Cámara de senadores, son iniciativas a las que no vamos a acompañar, ya se han anunciado cuáles son, precisamente está la reforma al INE, por ejemplo, jamás la vamos a acompañar. Otra habla de una reforma a la Guardia Nacional, esa no la conozco todavía, pero quienes la han analizado dicen que no es posible porque se estaría llevando a la militarización del país. Yo en lo personal apoyé la creación de la Guardia Nacional como venía la iniciativa original que quien la condujera iba a ser civil; han hecho modificaciones que no requieren de las dos terceras partes, en donde nosotros no estamos de acuerdo”.

“No se trata de dar la contra por dar la contra, simplemente creemos que los legisladores del partido en el gobierno deberían también tener la responsabilidad de, en cosas que saben que no son buenas para México, votarlas en contra, como lo hicimos quienes ya hemos sido legisladores, incluso en tiempos, cuando gobernaba nuestro partido, también hay que decirlo”, concluye.

POLÍTICA

Núm. 273 – Agosto 2022

Morena debe modificar sus mecanismos de selección de candidatos, asegura Ricardo Monreal

Morena debe modificar sus mecanismos de selección de candidatos, asegura Ricardo Monreal