MOHAMMAD TAGHI HOSSEINI
Embajador de Irán en México

COMPARTIR

Facebook
Twitter

Si bien la actual pandemia ha puesto en pausa muchas cosas, infortunadamente, las hostilidades internacionales no ha sido una de ellas. Como ejemplo, están los históricos desencuentros entre Estados Unidos e Irán.

Por motivos geográficos y de hegemonía en medios de comunicación masiva, es la versión estadounidense la que solemos conocer. En Personae, con la pluralidad que nos caracteriza, buscamos la versión iraní, a través de su embajador en México Mohammad Taghi Hosseini. La entrevista se realiza vía remota, pues las medidas sanitarias así lo aconsejan todavía.

 

Mohammad Taghi Hosseini

 
Podría explicarnos su versión sobre el diferendo con los Estados Unidos de América.

“Antes que nada, debo hacer hincapié en que Irán no es el que comenzó la enemistad con los Estados Unidos de América, tampoco hay malas intenciones contra el pueblo estadounidense. Estados Unidos, después de la Revolución Islámica en Irán, tomó una política inamistosa contra mi país, en este camino cometió errores graves –estratégicos y políticos–, además de algunos actos criminales. Un ejemplo claro fue apoyar a Saddam Hussein en su invasión militar contra Irán y cometer crímenes de guerra como el uso de armas químicas contra soldados iraníes y civiles, sin importar si eran iraníes o iraquíes. El gobierno estadounidense manejó la misma política de apoyo a un dictador como Saddam Hussein, al derribar un vuelo de pasajeros iraníes en las aguas del Golfo Pérsico, provocando 290 víctimas, entre ellos, 66 niños. Pero, al final, vimos que los Estados Unidos confesaron que habían estado en el lado equivocado de la historia, y eso fue cuando Saddam Hussein invadió a Kuwait y ocupó de repente a un país completo. La política hostil de los Estados Unidos para cambiar el régimen en Irán es una de las más estúpidas e inútiles, misma que no sólo no ha servido para desarrollar la estrategia de dicho país, sino que ha traído un resultado contrario para ellos. Estados Unidos –para alcanzar su meta ilegítima– ayudó a empoderar a los dictadores y al desarrollo del terrorismo. Es un tema que no puede defenderse desde el punto de vista político ni moral y hace daño a todo el mundo. Las políticas inamistosas no han tenido ningún resultado. Ahora Irán está más fuerte que antes, tanto en la región como en todo el mundo, desempeña su papel para llevar adelante la paz, la seguridad y la lucha contra el terrorismo. Los Estados Unidos necesitan cambiar en su visión hacia Irán. Cuando este país ha negociado con Irán, que hay pocos ejemplos de ello, ha obtenido resultados más positivos”.

 
Hay quienes aseveran que están fabricando armas nucleares, sé que el gobierno iraní niega tal acusación. ¿Qué fundamento o motivo tienen los que aseguran que ustedes pretenden transformarse en una potencia nuclear?

Irán nunca ha tratado de adquirir un arma nuclear y no tiene esa intención, es parte del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) y sus plataformas están bajo los auspicios de la Agencia de Energía Atómica. Además, Irán aceptó e implementó el acuerdo nuclear (PAIC) de buena fe. Quince informes de la Agencia Internacional de Energía Atómica lo confirman. De hecho, fueron los Estados Unidos que por salirse del acuerdo llevaron hacia la destrucción el tratado. Señalo, Estados Unidos y algunas entidades políticas débiles que están trabajando con él en contra del programa nuclear de Irán, en realidad quieren evitar el desarrollo científico y tecnológico de Irán, que por supuesto es un esfuerzo inútil. Me enorgullece decir que Irán ha hecho un buen progreso en varios campos de la ciencia y la tecnología, incluida la energía nuclear pacífica. A pesar de las presiones externas, mi país se está desarrollando en el campo de la ciencia, la investigación y continuará su camino con confianza.

 

Mohammad Taghi Hosseini

 
¿Qué nos puede decir del accidente en la planta nuclear de Natanz?

Esto sucedió en uno de los sub-talleres de la instalación. La parte principal de la instalación no sufrió daños y no hubo interrupción en su trabajo. Sus dimensiones políticas y de seguridad han sido cuidadosamente examinadas.

 
He leído que las sanciones económicas les han afectado en la lucha contra el coronavirus, ¿podría ahondar al respecto?

Las sanciones opresivas y unilaterales de los Estados Unidos de América crearon problemas en una situación en la que nuestra gente estuvo involucrada en la crisis del COVID-19 como cualquier otro país. Incluso, intentaron bloquear o restringir el acceso de Irán a artículos médicos, farmacéuticos y de salud. Este fue un crimen contra nuestra gente y, ciertamente, no será olvidado. Las políticas miopes destinadas a poner de rodillas al gobierno iraní con la crisis generalizada de enfermedades, se concentraron en contra de la vida, de la salud de las personas y de nuestro personal médico. Me complace señalar que, con la creatividad y la capacidad de la sociedad iraní, estas sanciones se volvieron ineficaces y otro revés para las políticas estadounidenses. Mi país, ahora, además de satisfacer sus necesidades en el combate a la pandemia, exporta algunos artículos manufacturados a otros países para combatir esta enfermedad generalizada. En la actualidad, nuestros productos para diagnóstico, prevención y tratamiento, incluido el kit de serología de diagnóstico COVID-19, que es un producto basado en el conocimiento producido por científicos iraníes, se envían a otros países, incluso dentro de la Unión Europea y Oriente Medio. A diferencia del gobierno de los Estados Unidos, que nos boicoteó, hemos declarado que estamos listos para ayudar al pueblo estadounidense a combatir esta crisis. Desearía que se deshicieran de este problema, que está tan extendido.

 

Mohammad Taghi Hosseini

 
¿La crisis económica mundial, durante y después de la pandemia, tendrán impactos fuertes en la economía iraní?

Esta crisis ha afectado a todas las economías nacionales, ha interrumpido el crecimiento económico mundial y se han perdido muchas oportunidades. Irán también se ha visto afectado por los desafíos de esta crisis; pero estamos decididos a tomar las medidas necesarias para reducir sus efectos en la vida de las personas, tanto como podamos. Se deben tomar amplias medidas que requieran cooperación dentro de los países, así como la cooperación internacional.

 

¿Algo más que deseé agregar?

Espero que esta crisis generalizada del COVID-19 termine lo antes posible y que la gente otra vez pueda vivir sin temor a esta enfermedad. Les deseo lo mejor a usted y a su audiencia

POLÍTICA

Núm. 250 – Septiembre 2020

septiembre 20, 2020
Competencia del Comité contra la desaparición forzada de la ONU

México, Patrimonio de la Humanidad