ENCOSTA DA CAPELA

COMPARTIR

Facebook
Twitter

Encosta da Capela

 

Una hermosa tarde del mes de abril nos dirigimos en automóvil de Oporto (en portugués Porto) hacia Matosinhos, el productor José Manuel Fernandes y Josefina Fernández, una servidora. Matosinhos es una importante ciudad pesquera y portuaria famosa por sus restaurantes de pescado y su encantadora playa. Matosinhos es un destino genuinamente portugués, y a la hora de comer, el aroma del pescado a la parrilla procedente de los restaurantes, llena la ciudad.

 

Encosta da Capela

 

Llegamos a Ramada Do Mar a una comida de negocios. El lugar es hermoso, cuya especialidad es la comida portuguesa, y en concreto productos del mar. Nos llevaron a la mesa unas deliciosas almejas, gambas salteadas al ajillo, un pescado a las brasas acompañado con patatas, una guarnición de verduras, todas estas delicias del mar fueron acompañadas por dos Vinhos Verdes espectaculares de uva Alvarinho, uno espumoso y un blanco de la región de Monção y Melgaço, de la bodega “Encosta da Capela”.

Encosta da Capela

Encosta da Capela

 

Para postre nos trajeron el Pudim ovos, un flan de huevo cremoso suave y rico cubierto de salsa de caramelo espesa, y un exquisito Leite creme, la crema de leche es la prima portuguesa de la “créme brulée”, preparada en el fuego en lugar del horno y decorada con azúcar quemada, y un delicioso café tipo expreso, que en Lisboa llaman bica y en Oporto cimbalino, que es un café intenso.

Después de comer nos dirigimos a S. Paio- Melgaço. Melgazo (en portugués, Melgaço). Melgaço es una villa portuguesa situada en el distrito de Viana do Castelo, que se ubica al norte de Portugal, y hace frontera con Galicia, España. Región Norte y comunidad intermunicipal de Alto Minho, con alrededor de 1,300 habitantes en su centro histórico y unos 9,213 dentro de su término municipal.

 

Encosta da Capela

 

En nuestro camino disfruté de los hermosos paisajes que brinda la naturaleza y en especial de su vegetación. En Melgaço se cultiva la tierra, donde crece la uva de la variedad Alvarinho. Tierra de excepcionales vinos albariños que da la mano a las provincias de Ourense y Pontevedra. En el municipio de Melgaço hay 26 productores que cuidan y tratan con mucho amor una uva que plantea posibilidades extraordinarias. Hay vinos albariños jóvenes, otros por paso en barrica de roble o castaño y hasta espumosos.

 

Encosta da Capela

 

Después de dos horas de camino llegamos a Encosta da Capela, una hermosa finca de viñas viejas cultivadas en pequeños bancales en laderas orientadas al oeste. De terreno arenoso con presencia de granito en el subsuelo. La altitud varía entre 150 y 300 metros en S. Paio Melgaço. La variedad es 100% Alvarinho y es recolectada manualmente.

En compañía de José Fernándes visitamos la bodega que está ubicada junto al viñedo, me sorprendí ver sobre la mesa una pierna de jamón serrano ibérico y muchos panecillos para acompañarlo. Muy linda la madre de José, la señora Deolinda Fernándes nos la había dejado para acompañar con los vinos. José sirvió vino directamente del tanque de fermentación, el cual tuve el placer de probar. Disfrutamos también del espumoso, que me pareció una verdadera joya, con burbujas de pequeño tamaño y de ascenso lento, la superficie cubierta por la espuma también me indicó la calidad del vino: ¡Un excelente espumoso! Las uvas Encosta da Capela para vino espumoso se recolectan antes, tienen menos concentración de azúcar y más acidez. La variedad es 100% Alvarinho, recolectada manualmente, lo que hace que cada racimo sea tratado con delicadeza.

 

Encosta da Capela

 

Nuestro segundo vino fue un Reserva Blanco, Encosta da Capela Alvarinho. Un vino aromático. En boca es con cuerpo, envolvente y muy suave. Un vino fresco con un final largo y generoso al sabor característico de la variedad. Uvas seleccionadas manualmente para prensado ligero de uvas enteras. Después de 48 horas de decantación, el proceso de fermentación comienza a temperaturas controladas. Permanece en acero inoxidable hasta su embotellado. Luego envejece en la botella. Excelente como aperitivo, además de acompañar platos de pescado y marisco. Este vino fue distinguido en la categoría “Vinos Blancos sin Crianza” logrando 91 puntos sobre 100 posibles y obteniendo así un “Arribe de Oro” en los premios VINDOURO 2020 (los mejores vinos de Portugal y España).

José Manuel rebanó el jamón ibérico y lo acompañamos con pan, disfrutando de sus excelentes vinos y de una buena charla, en la que me compartió que estuvo 12 años trabajando en el área de capacitación (gerencia y gestión financiera). Me comenta que por el camino pasaron dos empresas de distribución de alimentos, que le ayudaron a entender el mercado. Interviniendo y conociendo la materia prima que José tenía en sus manos, decide crear su propia empresa y continuar el negocio familiar. Su empresa familiar produce uva Alvarinho desde hace 40 años. Comenzó la vinificación en el 2015 en sus propias instalaciones con la marca Encosta da Capela y cultiva 5 Ha de vid. Produce alrededor de 14,000 litros al año de su vino Encosta da Capela Alvarinho Reserva blanco, y de su vino espumante Extra Bruto alrededor de 4,000 litros al año. El enólogo Abel Confesso, es el responsable de dirigir todo el proceso de la elaboración del vino, desde el cultivo de las uvas, hasta la supervisión del embotellamiento, conservación y comercialización de los vinos. Estos excelentes Alvarinhos José lo exporta a países como Francia, Bélgica, Holanda y el norte de España.

 

Encosta da Capela

 

La marca “Encosta da Capela” aparece en Homenaje porque hay una Capilla al lado de su bodega, construida por un gran maestro y vecino, que contribuyó en la construcción del Santuario de Peneda, entre otras obras. Los terrenos circundantes son sus viñedos y naturalmente en laderas con el nombre de “Campos da Capela”.

En la Casa del Vinho Verde, el día previo de conocer a José Manuel Fernándes, me pidieron catar 70 vinos y elegir 8 bodegas, cuando probé Encosta da Capela Alvarinho quedé encantada con el final largo y generoso que me dejó en boca este excelente vino, lo que motivó visitar Encosta da Capela.

 

Encosta da Capela

 

Fue un verdadero placer conocer al productor José Manuel Fernándes, pasar todo un día con él y que me haya trasmitido su pasión y amor por sus vinos, además de visitar Encosta da Capela, conocer sus hermosos viñedos y probar sus encantadores vinos.

 

Sommelier Especialista en Vinos

Josefina Fernández Cueto

CULTURA

Núm. 277 – Diciembre 2022

Enrique Wong Pujada

¿Por qué la Alianza del Pacífico vela por la unidad y el progreso social?