QUINTA DE CURVOS

COMPARTIR

Facebook
Twitter

En Portugal hay lugares hermosos que cautivan, uno de ellos es la amurallada Quinta de Curvos considerada una de las quintas más fantásticas del Miño. Era una mañana muy fría del mes de abril. El Sr. Rui Silva, Director Comercial de Quinta de Curvos, pasó en su automóvil por nosotros al hotel para llevarnos rumbo a Forjães.

 

Quinta de Curvos

 

La Quinta de Curvos, está amurallada, tiene una historia que la ha marcado a lo largo de los últimos cuatro siglos, muchas son leyendas e “historias” sobre su origen. Ubicada en Cerqueiral, Parroquia de Forjães, municipio de Esposende, en el distrito de Braga ocupa una área de aproximadamente 27 hectáreas. Situada en un valle, influenciado por el río Nelva, en el corazón de la región demarcada de Vinos Verdes, entre Duero y Miño, así como del Atlántico, por lo que sus viñedos se benefician de suelos graníticos, así como de un generoso sol, lo que define el carácter único de los vinos que allí se producen.

Los viñedos se distribuyen en cuatro propiedades ubicadas en Forjães, Ponte de Lima y Barcelos con una extensión total de 47 hectáreas. La producción de Vino Verde es la principal actividad de Quinta de Curvos, y se han realizado inversiones a lo largo del tiempo para aprovechar todo el potencial de las diversas variedades que allí se producen y así aseguran la calidad de sus vinos.

 

 

La finca resurgió con un alma nueva, y hoy es una empresa 100% familiar que refleja la dedicación de la segunda generación para continuar con el proyecto. Dado el entorno competitivo del mercado del vino, Quinta de Curvos, como empresa familiar, apuesta por un código de valores de excelencia, tradición e innovación, sin olvidar nunca el respeto por el medio ambiente y una auténtica pasión por el vino.

 

Quinta de Curvos

 

Al llegar a Quinta de Curvos quedé maravillada con sus hermosos jardines que parecen inspirados en los existentes en el santuario de Bom Jesus en Braga. Entramos a la bodega donde se almacena el vino en tanques de acero inoxidable, Rui nos sirvió una copa de vino mientras nos proporcionaba toda la información. El empaquetado de las botellas se realiza de forma manual, a medida que las botellas van saliendo etiquetadas, dimos un recorrido de varias horas por la hermosa Quinta que parece sacada de un cuento de hadas; paseamos por sus encantadores jardines de una belleza indescriptible con una linda variedad ibérica de camelias, caminamos por sus cautivadores viñedos y por los alrededores del antiguo palacio, entramos a una cueva rodeada por un gran lago, es un maravilloso lugar que invita a visitar y descubrir sus rincones.

 

Quinta de Curvos

 

Cuidar sus 10 hectáreas de jardines permite, además de preservar este patrimonio natural, minimizar el impacto de cultivo del viñedo a través de la retención de CO2 por parte de sus árboles y vegetación. A la hora de la comida, nuestro amigo Rui nos llevó a la playa de Apúlia, una de las playas más bonitas de Portugal. Se trata de una playa de gran riqueza paisajística por sus dunas y roquedos en el arenal, así como patrimonial con los cinco antiguos molinos en los que se realizaba la molienda del maíz, hoy reconvertidos en alojamientos turísticos. Apulia es una población que vive de la pesca artesanal y de la agricultura en sus campos con algas.

 

Casal Novo

 

Llegamos a comer al restaurante Casal Novo situado a la espalda de la playa costera de Apulia, especializado en productos del mar.

 

Casal Novo

 

Rui ordenó un rodaballo, una especie de pez pleuronectiforme, de cuerpo romboidal, casi circular, ¡delicioso! ¡Me encantó!

 

Casal Novo

 

Además nos sirvieron un plato lleno de percebes, guiso de camarones, guarnición de verduras hervidas y como postre el pudim ovos, leite creme y clarinhas de fão que son muy buenas. Todas estas delicias las acompañamos con dos vinos verdes blancos, Quinta de Curvos Superior, con aroma a notas florales, frutas cítricas y tropicales. El siguiente vino fue un Quinta de Curvos Loureiro. Un monovarietal con aroma a notas tropicales. En boca es fresco, joven y rebelde. Después de disfrutar de estos excelentes vinos, de una gran plática y mucha risa, regresamos a Quinta de Curvos a la casa de la familia Fonseca que son los propietarios y segunda generación al frente del negocio, donde pudimos catar todos sus grandes vinos.

 

Quinta de Curvos

 

Todos los vinos de Quinta de Curvos son excepcionales y han sido galardonados internacionalmente con medallas, aquí menciono algunos:

Prova CegaTinto, con un color rojo intenso, aroma complejo con notas de frutas rojas y un toque de especias. En boca está estructurado con taninos largos y suaves.

 

Quinta de Curvos

Curvos Superior, una textura que esconde un vino vivo, fresco y lleno de juventud, proveniente de las castas Loureiro, Trajadura y Arinto. Perfecto para cualquier temporada.

Curvos Alvarinho, con tonos cítricos y matices castaños, con un aroma floral y delicado con notas de frutas maduras y tropicales. El vino perfecto para planes junto al mar.

Curvos Loureiro, con aromas de lima, flores blancas y melocotón maduro en nariz. En boca es joven, vivo, goloso e irreverente, un vino que perdura en el paladar.

Curvos Avesso, un vino con carácter, estructura y persistencia en la boca. Un vino de tono cítrico con tonos ligeros, compuesto por notas de granada, ciruela y pera.

 

Quinta de Curvos

Curvos Early Harvest, de la variedad de uva Loureiro. Es perfecto como aperitivo. Rui le añadió una rodaja de limón amarillo y fue sorprendente los sabores en boca, también es estupendo para degustar con frutas, postres y quesos.

Para estos días de tanto calor no hay nada mejor que un refrescante vino verde, único en el mundo, es fácil de beber y combina a la perfección con la comida mexicana.

Agradezco a Rui Silva, Director Comercial de Quinta de Curvos por todas las atenciones brindadas, por la oportunidad de catar toda la gama de vinos, y por la visita a una de las mayores regiones demarcadas de vino en Portugal y en Europa.

 

Sommelier Especialista en Vinos

Josefina Fernández Cueto

CULTURA

Núm. 277 – Diciembre 2022

Enrique Wong Pujada

¿Por qué la Alianza del Pacífico vela por la unidad y el progreso social?