NANCY GUADALUPE SÁNCHEZ ARREDONDO

Presidente de la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural del Senado

COMPARTIR

Facebook
Twitter

Nancy Guadalupe Sánchez Arredondo

 

Es difícil pensar en algo más importante que en la alimentación, cuyo costo se ha disparado por diversos factores, recordándonos la importancia del campo, ante esta circunstancia, charlamos con la senadora Nancy Guadalupe Sánchez Arredondo, quien preside la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural de la cámara alta.

Indica: “Ha habido un descuido: Antes se privilegiaba importar productos y no se volteaba a ver al campo. Ahora hay una visión distinta, hay una indicación del gobierno de la República de empezar a producir nuestros propios alimentos a partir del golpazo que nos dieron en la cara con el fenómeno que estamos viviendo, lo que está sucediendo en Ucrania y el fenómeno de la inflación que golpea a todas las economías del mundo. Son daños colaterales, provocados también por el COVID”.

“Hay países que tienen una inflación histórica por lo cielos, México no es la excepción; según datos del INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) durante la primera quincena de julio del 2022 la tasa de inflación se fue al 8.16%, por eso, es que el presidente de la Republica lanza el paquete contra la inflación y la carestía que pretende minimizar los daños. Yo tuve una plática con una persona a la que admiro mucho que es la responsable de SAT, y quien a principios del año me decía, «Nancy, este año va a ser peor que el año de la pandemia», y tuvo razón, pero tiene que ver con eso, necesitamos empezar a recuperarnos”, complementa.

Le recuerdo que con la apertura de las fronteras a productos agropecuarios, con el anterior Tratado de Libre Comercio de Norteamérica, los campesinos mexicanos se quejaron amargamente de la competencia desleal, ahora por la emergencia la apertura ha aumentado, la legisladora acota: “Se tomaron tres medidas que están relacionadas con producción, distribución y comercio exterior para algunos insumos básicos como el maíz, el frijol, el arroz, la leche, el aceite, el pan, la sardina, son temporales no van a ser para siempre, no se quedan, son para poder transitar esta etapa difícil. El gobierno está utilizando excedentes del petróleo para subsanar los costos de combustibles, esa es otra medida que ha servido para atenuar a la inflación, imagínate el traslado de los alimentos, las materias primas. Es la primera justificación para aumentar los precios de los productos, se está atenuando, usando los excedentes del petróleo que están atenuando una inflación que de lo contrario nos hubiera pegado durísimo como a otros países”.

Recalca la importancia de apuntalar al campo: “Tenemos que empezar a producir nuestros propios alimentos, aquí es donde se tiene que hacer una reflexión muy fuerte en el andamiaje institucional sobre todo en la parte presupuestal. ¿Qué vamos a hacer con el campo y con el mar? Estamos privilegiados, podemos producir muchos alimentos, pero creo que hay instituciones como la Financiera Nacional de Desarrollo que debe respaldar a los productores y ha venido mermando su presupuesto. En el pasado hubo terribles manejos en el financiera y creo que por eso está pasando por una precariedad de recursos para poder financiar proyectos agrícolas, pesqueros, avícolas, ganaderos”.

Aboga por mayores recursos para el sector: “Nosotros no aprobamos presupuesto, pero sí incidimos y tenemos que estar pendientes de que lejos de disminuir haya más recursos para esas áreas. ¿Qué país no quisiera tener 11 mil kilómetros de litorales? Tenemos todo, pero, no podemos negar que la corrupción dañó muchísimo, se puede hacer mucho más. Yo no concibo que haya lugares donde se están inundando de agua y haya pobreza: donde hay agua no debe haber pobreza. Pero no ha llegado el apoyo o está llegando a cuenta gotas porque no tenemos recursos suficientes. Estamos viviendo un momento muy complicado, porque teníamos que escoger entre vacunar a la población o distribuir el presupuesto; es como en casa, tienes una persona enferma, dejas de pintar la casa o no sales de vacaciones. No podemos quitar el dedo del renglón a la hora de asignar recursos presupuestales para el campo y para el mar, las condiciones de la postpandemia son muy diferentes a las que teníamos y es urgente replantear lo que requiere el sector para garantizar el cumplimiento de los objetivos del autoabasto”.

 

Nancy Guadalupe Sánchez Arredondo

 

Frente a la crisis, le pregunto si no hubiese sido mejor posponer las obras emblemáticas, difiere: “No puedes quitar todo porque esas mismas obras van a hacer que haya desarrollo en una parte del país, porque tiene muchas caras y una de ellas es la pobreza del sureste. La obra del tren Maya, el tren interoceánico, la obra de PEMEX, esas vienen al final a salvarnos, van a traernos también desarrollo”.

Ante ello, propone voltear a ver a los alimentos genéticamente modificados: “Yo no tengo ese terror a los transgénicos, creo que muchas de las semillas han sido mejoradas inoculadas, como nosotros mismos hemos sido inoculados, la vacuna es una manera de modificarnos genéticamente para ser mejores, muchas de las semillas transgénicas, además de generar más alimento, vienen blindadas contra plagas, adaptadas al medio ambiente. Lejos de satanizarlas, creo que es un momento muy difícil como para hacerlas a un lado porque la consigna es producir alimentos, obviamente tenemos que revisar que sean lo menos dañinas y creo que en la producción de granos sí las hay”.

Pone el dedo en otra llaga: “El cuidado del agua, tenemos que priorizar nuestros recursos hídricos para la agricultura y la ganadería, y de uso doméstico. Oye, no es posible que tengan excedentes de producción cervecera y refresquera, mientras hay escasez de agua para atender el campo. No han parado, a mí se me hace increíble, que, en estados de la República como Chihuahua con una sequía espantosa, la industria cervecera no se detenga”.

“Cada día, las áreas cultivables se van reduciendo y la necesidad de producir alimentos va creciendo igualmente es la expansión de las ciudades, la minería y otras actividades han ido desplazando al campo. Hay que hacer una evaluación de las políticas públicas de apoyo al campo, del sector primario y hacer un replanteamiento muy claro. Es el momento histórico preciso, debemos buscar nuestras fortalezas. Nuestra fortaleza siempre ha sido el campo, México nació del campo, el campo hizo las ciudades y no se puede descuidar en este momento”, expone.

Nos invita a voltear a ver el mar: “No podemos separar el campo del mar, tenemos que realizar acciones que nos permitan que la gente aproveche más los recursos pesqueros dentro de su alimentación, producir para nosotros, producir en las aguas interiores, hay mucho por hacer, no sé si nos alcance, pero sí vamos a sentar las bases generar una política diferente”.

Entre los desafíos ejemplifica: “Políticas equivocadas del pasado hicieron que la mayoría de las personas, que en mi estado (Baja California) saben hacer producir la tierra cayeran en cartera vencida, el alza a los precios, el abuso de intermediación, el cambio climático influyó mucho en que la producción fuera decayendo. Ahorita estamos demandando producción de alimentos, pero ellos están en un pozo, necesitamos ir al rescate de ellos y es parte de las tareas de la comisión. Como ellos, son muchos y es importante que se hagan visibles”.

Los intermediarios o coyotes son otro problema abordado: “Tiene que haber un control en la intermediación que no sea voraz, eso lo único que produjo fue pobreza en el campo, el que se curte con el sol, en surco, es el más pobre; mientras vemos intermediarios millonarios. Tiene que haber un control a la intermediación, un precio justo que en ocasiones ni siquiera sale con los costos de producción. Estamos diseñando algo entre varios senadores para ponerle un freno”.

 

Nancy Guadalupe Sánchez Arredondo

 

Aunque hoy forma parte de la bancada de Morena, Nancy Sánchez es de extracción priista, incluso comandó al partido en Baja California y ante sanciones impuestas por la autoridad electoral (por descontar cuotas partidistas de salarios) se ha hablado en el PRI local de denunciarla penalmente. Ella acota: “Yo dejé buenas cuentas, no tuve ningún problema, pero cuando yo salgo el consejo general del INE cambia la norma y ahora las cuotas tienen que hacerse por parte del militante directamente a una cuenta bancaria del partido (antes podían descontarse de su nómina). Yo salí en octubre, la norma cambia en diciembre, la persona que entró después de mí continuo igual, sin aplicar la norma nueva. Esa persona sí tiene un problema”.

Tras más de tres décadas en el PRI renunció a su partido, de hecho estuvo en la administración del gobernador Jaime Bonilla (de Morena), refiere: “No había priista más apasionada, no podía haber mejor priismo que el de un estado que había perdido durante 30 años, no habíamos visto ser gobierno, es muy fácil ser priista en un estado donde nunca has perdido. Siempre trabajábamos para que el PAN se fuera, porque ha sido terrible con mi estado, mucho de lo que estamos viviendo en el campo de Baja California se debe a los malos manejos de los gobierno panistas. En aquel tiempo, el PRI empieza a coquetear con el PAN eso era, para mí, un absurdo y un despropósito, si toda mi vida estuve trabajando y luchando para que se fuera el PAN y ahora resulta que vamos a ser novios, pues no va conmigo. Yo tengo muchas más coincidencias con la izquierda que con la derecha, mi postura siempre fue más de izquierda. No era lógico estar aliado con quien quise acabar desde joven, no podía vivir en una casa donde estaba aliada con el enemigo”.

Aclara: “Yo no estoy afiliada a Morena, soy aliada y creo que soy mucho más sólida que otros aliados tradicionales, yo estoy con el grupo parlamentario y sí colaboro con ellos (entró como suplente de una senadora priista). Creo que el presidente se está esforzando mucho por sacar a un país que le dejaron francamente muy mal. No creas que era una priista callada, siempre fui crítica en los temas que no me gustaban como la corrupción. Mi salida fue muy fuerte, fue un rompimiento. un divorcio, te vas de la casa donde estuviste muchos años. Fue un rompimiento muy doloroso, pero creo que fue lo mejor”.

POLÍTICA

Núm. 275 – Octubre 2022

Nueva Ley de Husos Horarios

Nueva Ley de Husos Horarios