NGUYEN HOANH NĂM

Embajador de la República Socialista de Vietnam

COMPARTIR

Facebook
Twitter

 

Nguyen Hoanh Năm

 

Vietnam es un país con una economía importante, y aunque se denomina socialista, es abierta y podemos encontrar sus productos en múltiples mercados; cuenta con la presencia de destacadas transnacionales, de ello y otra cosas charlamos con su representante, el embajador Nguyen Hoanh Năm.

La denominación socialista genera confusión, el diplomático explica cómo lo llevan a cabo: “Con el objetivo de construir el socialismo, Vietnam está desarrollando actualmente una economía de mercado de orientación socialista. Es una economía de mercado moderna, con integración internacional, que opera plena y sincrónicamente de acuerdo con las reglas de la economía de mercado, bajo la dirección del Estado y con el objetivo de ‘pueblo rico, país fuerte, democracia, soberana, justa y civilizada’ adecuando a cada etapa de desarrollo del país”.

“Características básicas de la orientación socialista en la economía de mercado en Vietnam son la vinculación de la economía con la sociedad, unificación de la política económica con la política social, el crecimiento económico va de la mano con el progreso y la justicia social en cada paso, cada política y durante todo el proceso de desarrollo. Así, mejorando constantemente la vida material y espiritual, junto con políticas humanistas, asegurando el progreso y la justicia social. El proceso de renovación, desde 1986, es la combinación entre la potencialidad nacional con las condiciones de la época y junto a otras medidas como el desarrollo de una economía de mercado de orientación socialista, la transformación de la estructura productiva orientando hacia  la industrialización, impulsando la modernización y creatividad, intensifica la cooperación y la integración internacional. Dichos factores nos han ayudado a traer grandes cambios y logros históricos en nuestro país durante muchos años”, refiere.

Destaca el avance económico de su nación: “Vietnam ha pasado de ser uno de los países más pobres del mundo a ser un país de renta media baja. Si en el primer período de renovación (1986 – 1990), el crecimiento promedio anual del PIB fue sólo del 4.4%, en el período 1991 – 1995, el crecimiento promedio del PIB fue del 8.2% por año. Todos los períodos posteriores tuvieron tasas de crecimiento bastante altas, especialmente en el período 2016 – 2019, la tasa de crecimiento promedio fue de 6.8%. Durante cuatro años consecutivos, de 2016 a 2019, Vietnam se encontró entre los 10 países de más rápido crecimiento en el mundo y una de las 16 economías emergentes más exitosas. En particular, en 2020, mientras que la mayoría de los países tuvieron un crecimiento negativo o entraron en recesión debido al impacto de la pandemia de COVID-19, la economía de Vietnam aún creció un 2.91 %, contribuyendo al PIB promedio en 5 años (2016 – 2020) de 5.9% y nos llevó al grupo de países con las tasas de crecimiento más altas de la región y del mundo. El tamaño de la economía ha aumentado, si en 1989 solo alcanzó los seis mil 300 millones de dólares, para 2020 alcanzamos los 343 mil millones de dólares. El nivel de vida de las personas ha mejorado notablemente, tanto en términos materiales como espirituales. En 2020, el ingreso per cápita superó los tres mil 500 dólares. El índice de renovación e innovación global de Vietnam en 2020 está clasificado en el lugar 42 de 131 países. La clasificación de desarrollo sostenible de Vietnam aumentó del puesto 88 en 2016 al 49 en 2020, mucho más alto que otros países con el mismo nivel de desarrollo económico. Al mismo tiempo, la amplia integración económica internacional de Vietnam en muchos niveles, de formas diversas traerá grandes oportunidades lo cual afectará positivamente al desarrollo económico del país”.

Sobre los desafíos de Vietnam al mediano plazo, comenta: “Estamos frente a muchos retos, por un lado, prevenir y controlar la epidemia, para proteger la salud de la población, por otro lado, recuperar y desarrollar el aspecto socioeconómico en un estado de normalidad nueva. La epidemia, así como los problemas actuales en las relaciones internacionales han frenado el crecimiento del mundo y provocado grandes cambios. La tendencia de recuperación en distintas industrias es diferente, algunas se verán afectadas a largo plazo y severamente. Han surgido muchas nuevas tendencias relacionadas con finanzas internacionales, el comercio y la inversión, especialmente el cambio de la cadena de suministro, etcétera, creando muchos desafíos y oportunidades para la recuperación económica a largo plazo. Como una economía altamente abierta, Vietnam se verá directamente afectado por los factores anteriores”.

 

Nguyen Hoanh Năm

 

Afirma que el Gobierno vietnamita está haciendo ajustes para crear un entorno favorable de negocios para que las empresas se desarrollen, creando un impulso para que la economía prospere y mantenga la estabilidad macroeconómica, frenando la inflación y manteniendo las bases macroeconómicas de la economía: “Con una economía de gran apertura, que se ve afectada rápidamente y sensible a las conmociones externas, con una capacidad limitada para absorber e internalizar las fuerzas externas, Vietnam continúa integrándose con confianza, al mismo tiempo de manejar los desafíos para un desarrollo sostenible, movilizar activamente los recursos de manera efectiva, diversificar las cadenas de suministro, especialmente en el contexto de un mundo volátil y difícil de pronosticar”.

“Continuamos haciendo renovaciones para lograr avances sustanciales; desarrollar la ciencia y tecnología, innovar y mejorar la productividad laboral; aprovechar al máximo los beneficios y las oportunidades de la integración internacional y la tendencia de la Industria 4.0. La transformación digital, la economía digital, la sociedad digital son los temas clave, los objetivos prioritarios y el promotor de primer nivel para desarollar la economia de Vietnam en las próximas décadas”, añade.

Infortunadamente, el Covid es todavía tema central: “En 2020, Vietnam tuvo bastante éxito en contener la pandemia y nuestra economía creció un 2.91%. Sin embargo, con la aparición de la variante Delta, la vida socioeconómica se vio gravemente afectada. El crecimiento económico en 2021 sólo alcanzó un 2.58%; no obstante, seguimos atrayendo muchas empresas para hacer negocios con 19 mil 750 millones de dólares de inversión extranjera directa y exportaciones por 336 mil 310 millones de dólares en 2021, un aumento de 19 % en comparación con el 2020; a su vez, las importaciones alcanzaron los 332 mil 230 millones de dólares, un aumento de 26.5 % en comparación con el 2020”.

“Desde principios de 2022, con la mejora de la situación epidemiológica, gracias a una campaña de vacunación rápida y medidas efectivas de prevención de epidemias, comenzamos a reabrir completamente la economía. Con 17 tratados de libre comercio que conectan a más de 60 países, un mercado dinámico de casi 100 millones de habitantes, donde convergen todos los factores como institucionales, infraestructura, ubicación geográfica, estabilidad política y social, continuamos siendo un destino atractivo con muchas oportunidades de inversión y negocios. Con una economía que ha crecido 1.4 veces en comparación con hace 5 años, Vietnam se ha convertido en la cuarta economía más grande de la Asociación de Naciones de Asia Sudoriental y la 37 a nivel mundial”.

Pasamos a las relaciones bilaterales, y nos comenta: “La amistad y la cooperación entre los dos países se ha consolidado y desarrollado continuamente en muchas áreas. Desde 1975 que establecimos relaciones diplomáticas y los encuentros bilaterales entre altos dirigentes de ambos países se mantienen de forma frecuente y efectiva. En 2020 ambos países han establecido el Mecanismo de Consulta Política entre ambos Ministerios de Relaciones Exteriores para intercambiar periódicamente puntos de vista sobre temas relacionados con situaciones regionales e internacionales de interés mutuo”.

“Los dos países han establecido la Comisión Mixta de Cooperación Económica, Comercial y de Inversión, en donde se intercambian, periódicamente, medidas para fortalecer las relaciones económicas, comerciales e inversión entre ambas partes y se trabaja para resolver diferencias entre las dos partes. En el 2018, los dos países se adhirieron y ratificaron el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP). En los últimos 15 años, el intercambio comercial entre los dos países se ha incrementado entre 10% y 15 %; en 2021 fue de aproximadamente 8 mil millones de dólares. México es actualmente el segundo mayor socio comercial de Vietnam en América Latina”, complementa desde el punto de vista económico.

 

Nguyen Hoanh Năm

 

Diagnostica: “Vietnam y México son economías muy dinámicas, populosas, diversas y culturalmente ricas. Los dos países comparten muchos puntos en común y al mismo tiempo tienen la misma esperanza de llevar al país a que se desarrolle cada vez con más fuerza. El potencial para desarrollar relaciones bilaterales en el futuro es grande, especialmente en área económica y cultural, las dos partes deben coordinarse de manera estrecha. Vietnam y México forman parte de muchos acuerdos de libre comercio en sus respectivas regiones, esta es una oportunidad para que los dos países se conviertan en una puerta de entrada para sus regiones. Las dos partes deben incentivar aún más las actividades de promoción comercial e inversión en los mercados de cada contraparte; acelerar la firma de documentos de cooperación en donde ambas partes están dialogando en materia aduanera, agrícola, evitar la doble tributación con el fin de crear un marco legal para las actividades económicas entre los dos países”.

“En cuanto a la cultura, se deben promover con fuerza las actividades para presentar y propagar el país y la gente de cada país, tanto en Vietnam como en México, lo que contribuirá a mejorar aún más el entendimiento entre ambos pueblos. Al mismo tiempo, los ministerios y dependencias de las dos partes también deben promover los intercambios y firmar documentos de cooperación en los campos de la cultura, el turismo, la educación y el deporte, creando una base para que los dos países fortalezcan la cooperación en esta área en el futuro cercano”, concluye.

POLÍTICA

Núm. 277 – Diciembre 2022

Enrique Wong Pujada

¿Por qué la Alianza del Pacífico vela por la unidad y el progreso social?