DON PEDRO PONCELIS, EL GRAN MAESTRO DEL VINO

COMPARTIR

Facebook
Twitter

Don Pedro Poncelis Brambila

 

Es un placer entrevistar al maestro del vino Don Pedro Poncelis Brambila. Con más de 50 años en el mundo vinícola, Pedro Poncelis es considerado de los mejores sommeliers. Su pasión por el vino despertó a mediados de los años 90 después de recorrer los clásicos viñedos franceses, cuando probó por primera vez el gran vino que lo cautivo. Querido Pedro me gustaría que compartiera con los lectores de Personae sobre sus inicios, trayectoria profesional y su pasión por el vino.

¿De dónde es originario? Nací en la ciudad de México, el 29 de abril de 1943. De padres y abuelos mexicanos, pero mis bisabuelos paternos y maternos que no conocí fueron inmigrantes italianos.

¿Cuándo fue la primera vez que tomó vino? y ¿Qué vino bebió? No lo recuerdo con precisión, pero fue ya trabajando en la Seagram´s de México en 1966, ya que antes fui abstemio. Al parecer fue un francés, Barton & Guestier tinto de Bordeaux, lo importábamos en la Seagram’s y a los empleados nos lo vendían al 50% y también lo servían en las celebraciones navideñas.

¿Qué vino prefiere? ¿Tinto, blanco, rosado o espumoso? El tinto por ser el vino más completo, complejo y varonil, pero aprecio ocasionalmente todos los buenos vinos dependiendo de la comida y la ocasión.

 

Don Pedro Poncelis Brambila

 

¿Qué o quién le inspiro para ser sommelier? Primero el Barón Philippe de Rothschild a quien representábamos en la compañía Productos Internacionales, y tuve la oportunidad de conocerle personalmente en 1981 en la primera Vinexpo de Bordeaux, y compartir la sal, el pan y su vino con él, en la mesa del Chateau Mouton Rothschild.

En segundo término, mi maestro Don Juan Muñoz Ramos, reconocido como el quinto mejor sommelier del mundo, quien vino a México a impartir diplomados de Sommeleria a nivel europeo en los años 1993 y 1994 en las universidades del Tepeyac y Claustro de Sor Juana sembrando las bases de la Sommeleria en México.

 

Don Pedro Poncelis Brambila

 

Don Pedro platíqueme un poco de su trayectoria en el mundo del vino.- Aunque primero soy Ingeniero Químico de formación universitaria, trabajé inicialmente en la Seagram’s de México como ingeniero de producción de todo tipo de bebidas alcohólicas; mi formación de sommelier -ya referida-, la que me abrió las puertas del maravilloso mundo del vino al ganar en 1996 “El Gran Prix Sopexa de Sommelier”, como el mejor sommelier mexicano en vinos y espirituosos franceses, lo que me llevó a competir a París, Francia, con los 25 mejores sommeliers del mundo en el año de 1997. Simultáneamente me contrató el Hotel Presidente Intercontinental como Maître Sommelier y en 1998 volví a ganar otro concurso nacional de sommeliers, en esta ocasión fui a competir por La Association de la Sommellerie Internationale (ASI), a Viena, Austria, haciendo una digna representación. La Association de la Sommellerie Internationale es una organización sin fines de lucro fundada en Reims, Francia, en 1969 para desarrollar y promover la profesión de sommelier en todo el mundo. Cada tres años, realiza un concurso en una ciudad diferente y nombra a una persona como el mejor sommelier del mundo.

 

Don Pedro Poncelis Brambila

 

Después, con el apoyo de los directores y socios accionistas del hotel me dediqué a crear lo que es hoy la cava de vinos más grande y mejor surtida de América Latina, reconocida nacional e internacionalmente por la revista Wine Spectator con el gran Award of Excelence, conformada por más de 50 mil botellas, 2 mil 500 etiquetas en carta de vinos de más de 20 países y sus mejores regiones, y representaciones del Mundo.

Adicionalmente me di tiempo para –de forma sabatina con el apoyo de La Universidad del Tepeyac, mi alma máter–, formar XXIII generaciones de jóvenes sommeliers que hoy en día forman la base de la Sommeleria en México.

 

Don Pedro Poncelis Brambila

 

¿Qué le motivó a fundar la primera Asociación de Sommeliers? Nuestro maestro Don Juan Muñoz Ramos ayudó a asociarnos y afiliarnos a la ASI, con voz y voto, y con derechos y obligaciones como hasta la fecha. Pagar cuotas de afiliación, asistir a las asambleas y organizar concursos nacionales de sommeliers para la representación internacional, e impartir cursos de formación de sommeliers.

¿Qué opina de las nuevas generaciones de sommeliers? Hay de todo, alumnos que han superado al maestro Don Pedro, y alumnos que solo van en busca del diploma sin comprometerse.

¿Qué consejo da a las nuevas generaciones para lograr el éxito que usted tiene? Mucho estudio, lectura, catas, viajes, compromiso, honestidad, pasión por la profesión.

¿Cuál es su opinión con la incursión de las mujeres en el mundo del vino? Son bienvenidas a nivel mundial, muchas han sido representantes nacionales de sus países en los concursos internacionales haciendo una digna representación.

¿En qué momento decide crear su vino y por qué? En el 2009 por motivación, invitación e iniciativa de mi hijo -también sommelier-, alumno destacado mío, ganador del concurso nacional de sommelier en 1999 y representante mexicano por la ASI en Montreal Canadá en el año 2000.

 

Don Pedro Poncelis Brambila

 

¿Qué opina de los vinos mexicanos? Como en todo el mundo hay de todo, buenos y malos y aunque no hay ley mexicana de vinos que los regule, van en ascenso en términos de calidad.

¿Cuál considera la mejor zona para producir los mejores vinos del mundo? Hay varios países, pero por su historia, tradición y regulaciones locales creo que Francia y sus regiones vinícolas dominan al mundo.

¿Qué piensa de los críticos como Robert Parker o la Guía Peñín? Son líderes mundiales que catan mucho y han logrado un merecido reconocimiento de los productores en el mundo y su opinión es muy influyente.

¿Considera que el vino puede armonizar con el arte? Definitivamente si, desde siempre.

¿Sería bueno que en México hubiese un Consejo Regulador como lo hay en España? Sí sería bueno y ya hay algo similar y se llama “El Consejo Mexicano Vitivinícola” con participación múltiple: Secretaria de Agricultura, Secretaria de Economía, Secretaria de Hacienda, Múltiple Representación del Sector Productivo etc.

¿Qué opina de los vinos naturales? Es una moda que va en ascenso.

¿Cuál es el vino más caro que ha bebido y cuál es el vino más barato que le ha gustado? Son muchos, pero refiriéndome a uno, como el más caro, Romanée – Conti de la Bourgogne francesa. Y de los más económicos también son varios, uno de ellos es L.A. Cetto, Petite Syrah.

¿Cuál es el vino que le gustaría probar y que por alguna razón no ha probado, qué marca, qué cosecha? Chateau Mouton Rothschild 2000. Está en mi cava esperando la mejor ocasión.

 

Don Pedro Poncelis Brambila

 

¿Qué es lo que sigue para usted? Ya estoy retirado, disfrutar la vida, disfrutar mis vinos, seguir viajando por el maravilloso mundo del vino y traigo el gusanito de consolidar el museo del vino de Don Pedro Poncelis; también escribir mis memorias y por qué no, consolidar una fundación de cultura, estudio, historia, cata y más del vino que lleve mi nombre “Don Pedro Poncelis Brambila”.

Y por último ¿Qué le ha faltado a Don Pedro Poncelis Brambila por hacer en su vida? La verdad ¡Nada!

  

Muchas gracias, Don Pedro, por su tiempo y permitirme compartir con los lectores de Personae sus vivencias del maravilloso mundo del vino.    

 

Sommelier Especialista en Vinos

Josefina Fernández Cueto

CULTURA

Núm. 273 – Agosto 2022

Morena debe modificar sus mecanismos de selección de candidatos, asegura Ricardo Monreal

Morena debe modificar sus mecanismos de selección de candidatos, asegura Ricardo Monreal