KAIRA COBOS

Conquistando sus sueños

COMPARTIR

Facebook
Twitter

Arranca suspiros informando sobre lo más popular de la música tropical en el canal Bandamax, donde tiene tres programas, ella es Kaira Cobos, quien nos narra cómo su pasión por la conducción la llevó y retornó a las pantallas televisivas, ya sea en la conducción o en el grupo musical Aroma. Incluso confiesa que celos y acoso le hicieron hacer una pausa en el camino.

Al salir de la secundaria, a punto de entrar a la prepa, la invitaron a amenizar los eventos de su escuela: “Esa fue la primera entradita de lo que es amenizar y poder llevar un evento, y yo encantada de la vida”.

Ya había superado un casting a los cuatro años: “Mi mamá, como es de Veracruz, ya no supo regresar a Televisa San Ángel y se perdió la oportunidad. Desde chiquita veía a tele y decía ¡yo quiero salir ahí!”.

 

Kaira Cobos

 

Por fin, con tan solo 17 años entra al programa de “Nuestra casa” con el ‘Coque’ Muñiz y Raquel Bigorra: “Saliendo de la prepa me iba a Televisa Chapultepec, y como yo siempre he sido muy preguntoncilla, yo preguntaba todo. Entonces, me llamaron y me dijeron: ‘vemos que te interesa mucho la producción, ¿te gustaría pertenecer?’ Entonces entré a ‘Nuestra casa’ actuando, y me uno a la producción calificando material de la primera temporada de Big Brother”.

Logró ingresar a la radio con el programa ‘Colorín Colorradio’ en Radiorama: “Ahí hice mis primeros pininos, hacia la voz con personaje y todo, después, me hablaron del programa ‘Punto de encuentro’ y ahí va la Kairita a un programa de giro político, pues me encantó”.

Posteriormente se incorporó a ‘Música para tus sentidos’ donde el productor la cuestionó, “¿Cuál es tu aspiración?”, conducía  Martha Debayle: “Yo la vi conduciendo y dije ‘¡Guau! ¡Quiero ser como ella!’, él agregó: ‘Entonces vas a tener que empezar reporteando’ y ahí me manda a todos los eventos de la K Buena y Los 40 principales y yo cubría las notitas de color y fascinada de la vida”.

Entre los invitados al programa de ‘Nuestra casa’ fue el grupo Aroma. Kaira también bailaba, tiene estudios de jazz y ballet, y la invitaron al casting. Entró un martes y a marchas forzadas se aprendió las coreografías y el sábado estaba debutando. Debo confesar que, de entrada, no ubiqué al grupo hasta que nuestra entrevistada al percatarse, empezó a cantar “Amor de tres es una mala relación, ni ella ni yo…” e inmediatamente ubiqué la emblemática melodía. “Fue una experiencia muy bonita, porque al momento de subirme al escenario solo podía pensar: me encanta bailar, el maquillaje y el vestuario, ¡todo! Entonces era la parte de la radio, la actuación, la conducción y se presentó la oportunidad de pertenecer a una agrupación que en ese momento era un boom”, narra emocionada.

 

Kaira Cobos

 

Abandonó al grupo Aroma tras seis meses por un importante consejo: “Mi papá me hacía con mis zapatitos de danza y todo, cuando se percata del vestuario que utilizábamos, faldita cortita, el bustier sacando casi casi la pechuguita, muy coqueto el vestuario. Me dice ‘¿es en serio que estás ahí?’, pues sí, yo bien contenta, y es un grupo bien famoso. No me jalo las orejas, pero me dio las palabras más sabias, ‘mira estas ahí porque bailas bien, porque estás bonita, estás joven; pero, te voy a preguntar algo, ¿piensas seguir bailado todo el tiempo en ese tipo de agrupaciones?, porque la juventud se va, el cuerpo bonito también se va a ir, sobre todo si piensas tener familia, tus hijos ¿cómo te van a ver? ¿Has pensado en el futuro? Cuando mencionó eso, me bajo del cielo donde yo estaba. Decidí salirme de la agrupación con todo el dolor de mi vida porque adoro el baile”.

Retomó la conducción pero ahora en Televisa Metepec en un programa de revista donde tenía la sección de moda, la de decoración y espectáculos, duró año y medio hasta que se acabó la producción. “Regreso a la ciudad de México, y por cuestiones sentimentales me alejó del medio unos seis-siete años para no tener problemas de celos; sin embargo, el hecho de la experiencia, tenía ya amigos, me mandaban mensajes y un amigo me invitó a ‘Reventón Musical’ en el Forum”. Ahí la reconoció Víctor Guzmán del Sindicato de Músicos, que es quien producía el programa, la invitó a integrarse, hasta que, siendo una emisión grabada con público, cesó grabaciones por la pandemia.

Hace año y medio le informaron del casting en Bandamax e ingreso al canal donde se ha abierto pasó y hoy es una importante pieza: “Estoy en el Buenas, banda, que va completamente en vivo, de lunes a viernes, pero yo sólo voy tres veces a la semana donde comparto notas del género tropical para todos mis corazones cumbieros, apoyando al género. Tengo, junto con Arturo Trujillo ‘El Mapache’, el programa de ‘Las diez más picudas de la cumbia’ (ranking) y también o el programa de ‘Al son de la calle’ que es totalmente cultura sonidera. Vamos a diferentes explanadas donde llevamos un sonido y nuestros jueces son integrantes de alguna agrupación, parejitas a bailar y hay una eliminación, mostrar lo bonito que es el baile”.

“Siempre he dicho que Dios te pone en los momentos, en los lugares y con las personas adecuadas. Creo que lo que viví con el grupo Aroma, lo que viví en su momento en el programa de ‘Nuestra casa’, en ‘Música para tus sentidos’ y los otros programas me fueron formando para llegar hasta donde estoy ahorita y más en ‘Reventón musical’”, afirma sonriente.

Prosigue: “Mi papi, tiene tres años que falleció (su voz jovial se torna melancólica), y siempre sabía que me iba a dedicar a esto. Me pasaba horas frente al espejo, en la escuela yo ponía las coreografías, a mis ocho años puse mi primera coreografía, ya estaba muy definida”.

 

Kaira Cobos

 

Pasamos al tema de la pausa y confiesa: “Te voy a ser sincera, hubo varias ocasiones, dos principalmente, donde pensé ya voy a renunciar, ya no quiero saber nada. La primera fue con este chiquillo con el que anduve y dije ‘ya no quiero tener problemas’, yo vivía muy bien en el sentido de que me brindaba todo, él me decía ‘¿qué necesitas? ¡No tienes que trabajar!’ Esa fue la primera vez que me alejé”.

Continúa: “La segunda fue cuando definitivamente viví un acoso sexual dentro de Televisa San Ángel, no lo he platicado abiertamente, lo voy a dejar nada más así sobre la mesa, después ya podré profundizar. Te juro que salí llorando de la oficina de esta persona, me metí al baño y dije ‘ya no quiero, si para poder realizar mis sueños, tengo que pasar por esto, no quiero, no quiero’ y decidí que no. Sin embargo, reflexiono en que Dios nos manda con talentos, con dones y nos vuelve a redireccionar donde es. Porque yo en algún momento pude decir ya no me voy a dedicar a otra cosa, pero nuevamente me regresaban al ambiente musical a la pantalla y yo decía, no hay de otra”.

Denuncia: “Eso fue un impedimento muy grande y me dejó una enseñanza enorme. Ahora esas cuestiones del acoso en pleno 2022 se han reducido un poco porque ya las mujeres tenemos mucho más valor para alzar la voz. Antes te quedabas callada, decías, ‘que pena, qué dirán, te van señalar’. Hay una frase que se la escuché a una activista y fue: ‘no es que no queramos (las mujeres) decir las cosas en el momento que nos pasan, simplemente decidimos cuando podemos, no cuando queremos’ porque nosotros quisiéramos decirlo en el momento en que sucedió, pero son tantas cosas que llegan, dices a lo mejor aquí se acaba todo, son mil cosas que te pasan en la cabeza que no lo dices. O sea, las mujeres hablamos cuando realmente podemos, porque hay muchas mujeres que les han pasado cosas como a mí, o cosas peores, quieres salir y decir, te lo guardas. Creo que cuando sale es cuando realmente lo liberas”.

“En pleno 2022, es muy minimizado porque ya en cualquier momento puedes estar grabando con tu celular la conversación, puedes mostrar todo, ahora ya es menos, las personas que acostumbraban hacer esas cosas ya se la piensan doble; más sigue existiendo”, expone.

 

Kaira Cobos

 

Para concluir nos habla de su proyecto en redes sociales: “Cuando estuve en el grupo Aroma, con la canción de Amor de tres, veía que muchas mujeres se desbordaban cantándola, yo me pregunté qué estaba pasando con nosotras porqué tanto de infidelidad, tanto duro contra ellos… Ahí nace la idea de crear un programa de revista enfocado hacia las mujeres, pero también pensado en ustedes los varones; porque una mujer está pasando por un cáncer y escuchas la parte doliente, pero, aguas, el esposo, el hijo, las personas que están alrededor, lo sufren también y no nos detenemos a ver cómo el hombre vive ciertas situaciones. Me propuse crear esto que se llama ‘Frecuencia femenina’ y así cada año le fui metiendo a esta estructura de programa, hasta que en plena pandemia hacemos la primera temporada junto con Ivonne Montero y Claudia Vega, a través de las plataformas digitales. Lo paramos porque Ivonne tuvo que irse a Cancún, de repente empezamos a retomar actividades y lo hemos dejado con Stand by preparando el regreso de ‘Frecuencia femenina’ y espero que sea pronto”.

POLÍTICA

Núm. 277 – Diciembre 2022

Enrique Wong Pujada

¿Por qué la Alianza del Pacífico vela por la unidad y el progreso social?