TODO CAMBIA EN UN INSTANTE

COMPARTIR

Facebook
Twitter

La vida es una gran maestra de enseñanza y todos los días surgen pequeños o grandes cambios que se generan en un instante. El mudarse de casa o un nuevo trabajo. Las diferentes etapas del ser humano transcurren “en un abrir y cerrar de ojos”. La llegada de un hijo. Un divorcio. Así mismo, el mundo está en constante movimiento y eso implica adaptarse a los cambios o hacer que estos sucedan. Lo único que puede frenar es no acoplarse a la transición y en ocasiones también, el dejar las cosas para mañana en puntos suspensivos. Por ejemplo, el no hacer ejercicio buscando una excusa. El postergar los estudios o cualquier objetivo que no se haya llevado a la práctica. Todo es cuestión de decisión para que el cambio suceda y se logren los beneficios esperados y la adaptación al mismo sea gratificante. Es importante recordar que hay cambios que dependen de lo que la persona decida y otros de las circunstancias. 

Sin embargo, el tiempo juega un papel importante, es parte inherente de los cambios y está presente en todos los ámbitos de la existencia. Hay que vivirlos en momento presente, desde el aquí y el ahora, sin preocuparse por el mañana. 

 

TODO CAMBIA EN UN INSTANTE

 

EL CAMBIO DEBE IR ACOMPAÑADO DE INSPIRACIÓN

Las personas que se sienten inspiradas producen cambios. Es la fuerza que impulsa, crea y transforma. El motor de la inspiración es la capacidad de encontrar cosas nuevas que despierten la creación y una realidad más acorde a las necesidades. Para que puedan realizar los planes deben estar motivados para obtener las recompensas, solo es cuestión de conectarse con pensamientos de transición y llevarlos a la acción para que sucedan y poder configurar la realidad que se acerque al ideal de cómo se quiere vivir. 

 

Sentirse ilusionado tiene que ver con un estado de tranquilidad, de paz interior alejado de pensamientos negativos que podrían afectar el cumplimiento de los objetivos. Es así, como todo fluye como agua fresca para sentir que se vive mejor, ya que la inspiración se acompaña del talento que el ser humano posee y es un estado determinante en los resultados creativos; para ello, se deben generar las condiciones para que los deseos se materialicen.

 

NO GUARDES UN “TE QUIERO”

 

Y si mañana no hubiera tiempo para expresar un bello sentimiento hacia los demás, hay que cambiar esa actitud y ser más expresivos. 

“No guardes nada para una ocasión especial, cada día que vives es una ocasión especial”. Todo momento es una oportunidad de cambios y más cuando se trata de expresar hacia los seres queridos los más nobles sentimientos. Si se quedan guardados se desvanecen, son estériles y mueren con el paso del tiempo. 

 

Cada día es una oportunidad de dejar salir las emociones que muchas veces se quedan guardadas porque no se ha aprendido abrir el corazón al pensar que es un acto de debilidad. El atreverse conlleva ganancias cuando se expresan los sentimientos, es un acto de liberación, de no reprimirlos. Así que no se debe guardar un “te quiero”, hay que dejar que fluya; arriesgarse al cambio demostrando lo importante que es expresarse. Es un acto de valentía que tiene que ver con un cambio positivo, con muestras de aprecio y cariño hacia los demás. 

 

TODO CAMBIA EN UN INSTANTE

 

PERMANECER O CAMBIAR

Permanecer es quedarse en la zona de confort donde todo sigue un mismo ritmo y nada se modifica. Es como escuchar una misma canción que nos gusta, al principio se disfruta, pero después, se vuelve monótona y va perdiendo su encanto. Cambiar tiene que ver con decisión, con darse la oportunidad de experimentar nuevas opciones y también, con movimiento, el no permanecer fijos, como estatuas ancladas en el mismo lugar. Es atreverse a descubrir algo nuevo y salir de la rutina. Es también encontrar nuevas opciones, porque siempre hay algo más de lo que se puede imaginar. 

 

El mundo es dinámico y demanda cambios, porque afuera nada es permanente. El ser humano se debe adaptar para sobrevivir en su entorno y poder mantener su estabilidad emocional, pero también, hay sucesos que ponen en riesgo su equilibrio psicológico, como la pérdida de un ser querido, la pérdida económica, la culminación de una relación laboral, un accidente de tránsito, la pérdida de salud, la pérdida de juventud, entre otros. Es parte de la vida experimentar diferentes duelos que afectan directamente los pensamientos y lo ponen en situación vulnerable. 

 

El proceso de adaptación ante cambios extremos permite pasar de un estado de desequilibrio psicológico y va a depender de las herramientas emocionales con las que se cuente para contrarrestar los efectos negativos que se presenten, provocados por los cambios como parte de la vida hasta llegar a un estado de tranquilidad y de plenitud, pero también, aceptar que toda situación por difícil que parezca se puede hacer más llevadera, viviendo los diferentes procesos de duelo. Es importante no perder la fe ante ninguna circunstancia.  

Algunos cambios son de oportunidades y es cuando no hay que demorarse demasiado y permitir que sucedan. Otros ponen a la persona al límite y va a depender de su grado de resiliencia. 

 

TODO CAMBIA EN UN INSTANTE

 

CAMBIAR, TRANSFORMARSE Y SALIR DE LA ZONA DE CONFORT

Quedarse en una vida marcada por la rutina y los miedos al cambio, no aporta nada bueno y satisfactorio en la existencia, hay que salirse de la zona de confort y reinventarse. Escuchar la vocecita interior para conocer qué mensajes se están emitiendo, si no son positivos, se debe modificar el chip mental enfocado a la transformación e imaginar cómo sería la vida que se quiere tener y trabajar con ahínco todos los días para que se realice. Hay que prepararse para vivir cada día de la mejor manera, disfrutar el proceso de cambio y que la transformación lleve al éxito. 

 

Psicoterapeuta Raquel Estrada

racheles_03@outlook.com

55-55035476

SALUD

Núm. 277 – Diciembre 2022

Enrique Wong Pujada

¿Por qué la Alianza del Pacífico vela por la unidad y el progreso social?